Ir al contenido

La Sinfónica Multimedial de Peter

Anoche vi en A&E el recital de Peter Gabriel en Milan (2003). Que placer.

Acompañado una vez más por David Rodhes y el inoxidable Tony Levin (¿cuantos años tenía cuando tocó con Lennon? ¿Quince? ¡Parece que no envejeciera!), geniales como siempre.

Quizás haya extrañado un poco a Manu Katche, porque faltó algo de energía en la percusión, aunque me dió la impresión de que Peter estaba buscando algo diferente y más intimista, diferente al concierto en Módena de 1993 (origen del disco y video de Secret World). Faltó Paula, también.

Cantado cabeza abajo Growing Up o dentro de una bola saltarina, casi de cristal; reinventando el eterno Here Comes de Flood o deleitándonos una vez más con Salsbury Hills, el gran Maestre vuelve a mostrarse sin querer demostrar, emocionando hasta las lágrimas y diciendo una vez más que cierto cambio es posible. Lo dice desde sus letras, su música, y en el particular y brillante tratamiento visual de sus espectáculos.

Sonó ajustado, simple, dulce, intimista, de enorme calidad y calidez. Toda una Sinfónía multimedia para amar.

También podría interesarte...

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -