- Apuntes e ideas sueltas sobre tecnologías y otros asuntos - http://apunteseideas.com -

Serendipia

En el post anterior mencioné el artículo “¿Por qué las mejores ideas siempre se les ocurren a otros? Algunas reflexiones sobre la creatividad”, de Hugo Pardo Kuklinski para MateriaBiz.com, en donde también se lee este párrafo a modo de conclusión:

“(…) recomiendo el serendipity, para descubrir a nuevas personas y nuevos conocimientos, en una búsqueda persistente de experiencias y conversaciones enriquecedoras.”

“Serendipia” (“serendipity” en inglés), según lo que se lee en Wikipedia [1], es un descubrimiento científico afortunado e inesperado que se ha realizado accidentalmente.

El término “serendipia” deriva del anglosajón serendipity, neologismo acuñado por Horace Walpole en 1754 a partir de un cuento persa del siglo XVIII llamado «Los Tres Príncipes de Serendip», en el que los protagonistas, unos príncipes de la isla Serendip (que era el nombre árabe de la isla de Ceilán, la actual Sri Lanka), solucionaban sus problemas a través de increíbles casualidades.

La palabra “serendipia” se usó mucho en sus orígenes, pero fue cayendo en desuso. Ha sido rescatada recientemente gracias al renovado interés en este tipo de asuntos y a otros motivos culturales (hay una película reciente con este nombre).

Y una curiosidad: el término “chiripa”, mucho más utilizado en lenguaje coloquial, podría considerarse también como un sinónimo de serendipia.

También se habla a veces de las seudoserendipias, en las cuales el investigador, tras haber investigado mucho sobre algo sin obtener resultados, consigue finalmente su objetivo, pero a causa de un accidente fortuito o una revelación.

En la enciclopedia virtual [1] hay varios ejemplos muy interesantes para leer.

También te puede interesar: