- Apuntes e ideas sueltas sobre tecnologías y otros asuntos - http://apunteseideas.com -

Inmigrantes que superan a los nativos, si tales cosas existieran…

Ayer leía en el blog de Clarín de Mariano Amartino [1]sobre María Amelia, una española de 95 años que lleva su blog con lucidez y buen humor. En estos días es un poco difícil de seguir debido a que armó tal revuelo la noticia, que medios de todo el planeta le hacen entrevistas y claro, ella las publica, orgullosa.

Un poco antes, por la mañana, un hombre conocido mío de 63 años me llevó hasta una computadora cercana diciendome: «Enrique, mirá lo que estoy haciendo». Recientemente abrió un blog sobre economía [2] y lo mostraba orgulloso.

Yo cuento siempre una anecdota graciosa, en la que un alumno de Polimodal de uno de los colegios en los que trabajo vino a reportearme para la revista escolar. Cuando le pregunté por qué quería la entrevista, de qué quería hablar, me contestó: «porque no podemos creer que a un tipo de más de 40 años le guste la computación». Divino, el nene.

Estos casos, que se enmarcarían dentro de lo que algunos llaman Inmigrantes digitales, muestran que se usa bien el medio cuando se tienen cosas para decir, independentemente del manejo o la pericia en el uso.

Generalmente los adultos mayores no son apetecibles para el mercado de los celulares, las pc, los mp3 y otros gadgets, manejado por intereses meramente mecantilistas que influyen al punto de inventar una categoría (algunos trasnochados hablan de raza… ¡Dios mío!): «Nativos digitales». El uso acrítico de esos artefactos suele ser característico de este grupo. Si sumamos a eso padres ausentes, docentes apáticos y empresas inescrupulosas, el coctel es fatal.

No me importa la etiqueta: en todo caso, nos queda a los mal llamados Inmigrantes el trabajo de pensar, llamar la atención, educar, alentar a usar bien estas «herramientas para decir».