Ir al contenido

Una mirada necesaria sobre las TIC en la educación

Conocí a Boris Mir gracias a que creó, junto a Alejandro Tortolini, el grupo “ÑBlog” en EduBlogger. Este profesor del IES Arraona, de Sabadell, Barcelona, es autor del blog La Mirada Pedagógica, un espacio personal de opinión y reflexión sobre enseñar y aprender, como el mismo lo define.

Recientemente escribió allí un post titulado “Las TIC deben cambiar el reloj por la brújula”, en el que analiza la problemática de la incorporación de las TIC en la educación. Selecciono algunos párrafos, al tiempo que recomiendo la lectura completa de su análisis como una mirada necesaria para no perder de vista lo central del asunto:

Hay muchos intereses cruzados en el tema TIC, algunos legítimos y otros no tanto. A veces las mejores intenciones alentan un entusiasmo digno de encomio, pero todavía hay demasiado discurso apologético y poca legitimación basada en resultados generalizables. Los únicos profesores que han convertido las TIC en valor para sus alumnos son aquellos que tenían elevados horizontes educativos, aquellos que ya tenían aspiraciones pedagógicas ricas y diferentes y para los cuales la incorporación de hardware o software ha dado alas a sus proyectos. La verdad, no creo que las TIC hagan, de profesores mediocres, mejores profesores.

Seguramente deberíamos dedicar todo este esfuerzo a repensar cómo trabajamos con nuestros alumnos en clase, qué les proponemos para que aprendan y qué estimulantes proyectos llevamos a cabo –con o sin la TIC…- para que aprendan más y mejor. Es más, ocuparnos de las TIC nos distrae de replantearnos a fondo la educación, que es una tarea mucho más sustancial. Por favor, no dilapidemos los escasos presupuestos educativos en adquirir “un ordenador por alumno”, dediquémoslos a crear espacios de reflexión y aprendizaje para que los profesores (y alumnos…) transformen de forma radical sus concepciones sobre la enseñanza y sus métodos de trabajo. Es muy probable que las TIC nos ayuden a ello y por lo tanto deben formar parte permanente de nuestra agenda y de nuestro discurso, pero creo que debemos resituarlas.

Repensar la escuela es mucho más urgente y necesario que incrementar el parque TIC. Y para repensar la escuela, deberíamos también repensar la incorporación eficiente de software y de hardware.

Decíamos aquí mismo en alguna oportunidad que “la tecnología en la escuela siempre cambió cuando se ‘llenó’ de contenido -nuevas teorías, nuevos usos, nuevas disciplinas, nuevas necesidades. Ahora parece no hacer falta el contenido: con que esté de moda basta. Cuando hablan los tecnólogos, ‘mercadólogos’, economistas, gurúes y otras especies dentro de la fauna de opinólogos- la escuela siempre está errada”. Y también pedíamos en aquella ocasión que “no nos equivoquemos: la escuela va a incorporar todas estas tecnologías nuevas cuando pueda -podamos- ‘llenarlas’ de contenidos en función de mejorar los aprendizajes, razón última de ser de la escuela”.

Adhiero a la idea de que las TIC no hacen a un buen profesor. Si basamos nuestro desempeño en la cantidad y calidad de recursos tecnológicos disponibles, sin la convicción de que la educación debe promover la distribución igualitaria y democrática del acceso al conocimiento, nuestra práctica se habrá vaciado de sentido.

También podría interesarte...

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

5 reflexiones en “Una mirada necesaria sobre las TIC en la educación

  1. Boris dice:

    Cuanta razón tienes, Enrique.
    Y no podríamos “llenar de contenidos” la tecnología que ya está socializada entre la mayoría de los adolescentes: móviles, mensajería instantánea, redes sociales, chats, fotoblogs, reproductores mp3, etc. No sé qué ocurre en Argentina, pero en España compramos aparatos TIC nuevos en los centros y nos empecinamos en prohibir la entrada a los aparatos que usan los alumnos! ¿Acaso no podemos darle la vuelta y convertir la tecnología que ya usan los adolescentes en una herramienta educativa?

    Un abrazo fraterno y gracias por la referencia!

    Boris

  2. Enrique dice:

    Gracias por el aporte, Boris.

    Hay un ejemplo en Edublogger que se ajusta a lo que dices. Una docente propone allí una actividad con los celulares, repitiendo con ellos la experiencia del “cadaver exquisito”, que fue muy exitosa.

    Usé esta actividad en una charla a docentes como ejemplo y para debatir sobre una de las muchas contradicciones que nos asfixian en esta cuestión: en nuestra provicia de Santa Fe está prohibido por ley el uso de celulares en el aula. ¿Qué hacemos? ¿Lo hacemos igual a pesar de la prohibición, y que nuestros alumnos aprendan a usar las TIC quebrando una ley? ¿Pedimos permiso “oficialmente” a la escuela para hacerlo? ¿Tendrán la apertura mental y conceptual nuestros directivos para permitirlo?

    Muchas preguntas que esperan un debate y una decisión, que se posterga.

    Un fuerte abrazo.

  3. Gabriela Spadoni. dice:

    Hola!

    Retomo algunas de las reflexiones de Boris en torno a la pregunta que formula en su mensaje: justamente de eso se trata la incorporación pedágógica de las tics, de la posibilidad de incluir las herramientas que mencionas con fines educativos. Y en general, vemos que por el contrario, la institución escuela ha cerrado y cierra sus puertas a la tecnología.

    Asimismo, el 2do párrafo de tu discusión Enrique es central: no debemos apuntar al uso de la tecnología como un fin en sí mismo, por el contrario, el plus que puedan otorgar en los procesos de enseñanza y aprendizaje, derivarán de los usos creativos que les otorguen los educadores.

    Nos seguimos leyendo. Un cordial saludo. Gabriela.

  4. Enrique dice:

    Gracias Gabriela por el aporte.

    Las experiencias compartidas por uds. en Mate&Blogs son una muestra de que, con creatividad y entusiasmo, se abren puertas que estaban cerradas.

    La escuela es una tecnología centenaria, discutida, verticalista la más de las veces y enredada en sus propias contradicciones, otras tantas. Pero que duda cabe que es el ámbito para la experiencia de enseñar y aprender.

    Como decíamos alguna vez, que la escuela debe aprender y cambiar, adecuarse a los nuevos tiempos y ofrecer nuevas alternativas de aprendizaje, es innegable y es el desafío de estos tiempos. Pero no debería negarse o relativizarse su importancia como eje de la comprensión de la realidad a partir de la reflexión.

    Saludos,

  5. Pingback: Websites tagged "edublogger" on Postsaver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -