Ir al contenido

Arma de distracción masiva

La televisión hoy es como tener a la escudería Ferrari en una carrera de embolsados.
Berugo Carámbula, cómico y conductor de TV

Esta frase dicha por el propio Berugo hace algunos días en una entrevista en TV -en su vuelta al ruedo en medio del infierno del Parkinson-, aparece como muy ajustada a lo que se ve desde hace tiempo en la pantalla más entrometida. Podría decirse que la remanida frase “televisión basura” toma otro sentido: basura no es la la tele sino mucha de la gente que la hace. El instrumento no tiene la culpa. ¿Obvio? Puede ser.

En estas cuestiones siempre recuerdo a una directora de escuela, a quién los alumnos le propusieron en un festejo del día de la primavera hacer una parodia de un programa de TV. Su respuesta fué, “el programa de Fulano jamás va a entrar en esta escuela”, eliminando toda posibilidad de consideración, crítica y elaboración de alternativas al problema con los chicos. Es más fácil negar o culpar a la televisión basura.

Podría decirse, por otro lado, que entre las muchas anatomías plastificadas, ciertas opiniones y frases descerebradas, y un lenguaje prostibulario en horario central, asoma cierta televisión sin rating pero con sentido y contenido. Como para mencionar algunos ejemplos al azar, así como me voy acordando, locales y de afuera: el programa de Lalo Mir sobre arte, muchas de las producciones del canal Encuentro, mucho del Canal (a), los programas de Pigna y Sasturain, bastante de Discovery e History -a los que se les puede dar un uso importante en clase y que cuentan con una apoyatura en la web-, algunos canales de cine -pocos pero buenos y no premium-, y bastante más, por suerte. Hay que buscar, claro.

El problema es que los programas de la tele-Ferrari-carrera-de-embolsados van en horario central y se repiten hasta el hartazgo en los programas calcados de chimentos y de chimentos sobre los chimentos y de repaso de los chimentos, y también en los que repasan las gansadas de la TV de lunes a lunes con ranking incluido.

Vuelvo a la frase de Berugo para sugerir que no es correcto confundir el instrumento, el medio, con el resultado final obtenido. La tecnología siempre es neutra -insisto una vez más con esto-; el sentido o la intencionalidad se la imprime el hombre.

¿Que se querrá obtener de esta televisión con este sentido e intencionalidad?

También podría interesarte...

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

3 reflexiones en “Arma de distracción masiva

  1. Pingback: Apuntes e ideas sueltas » YouTube Live Update - 11/22/08

  2. Cide dice:

    Qué gracioso, la foto de la pintada es mía y veo con la herramienta de google que me la han cogido en un montón de sitios. Casi hace hasta ilusión 🙂

  3. Enrique dice:

    Estimado Cide:

    Gracias por el comentario y el buen humor. Es que la idea de la pintada es muy buena, y muy ilustrativa. Va el crédito entonces en tu comentario.

    Gracias, y desde ya, si quieres usar este blog como tu “muro virtual”, solo tienes que enviarnos otras fotos de tus pintadas y las publico.

    Un fuerte abrazo desde Argentina!

    Enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -