Ir al contenido

De mineros, rescates y sensaciones

Seguí con preocupación e interés el largo proceso hasta el momento del rescate de los 33 mineros atrapados en las profundidades de la desidia de corporaciones inescrupulosas, y me emocioné con las 24 hs. y monedas que duró la vuelta a salvo, maravillado por la precisión y meticulosidad del rescate. Y claro, debo confesar que sentí un poco de sana envidia también.

El pueblo chileno puede mostrar con orgullo cómo y cuánto puede trabajar mancomunadamente en pos de un objetivo, como también lo demostró en el terremoto de meses atrás. Nosotros podemos mostrar, por ejemplo, un Cromañón o un Tartagal, cómo para apreciar diferencias más allá de signos políticos.

El 5 de agosto esos 33 hombres eran un grupo de mineros explotados y abandonados a su suerte, trabajando en condiciones más que precarias. Entraron en la mina de San José sólo para comenzar otra jornada dura. Setenta días después asombraron a un planeta entero -que en cifras record siguió el rescate- con sus alegrías a cara lavada y convertidos en héroes. Pero ellos sólo fueron la punta del iceberg de una empresa fenomenal, que contó con tecnología de última generación, colaboración internacional y la intervención de especialistas de varias disciplinas interactuando con un único objetivo: la supervivencia de cada uno de esos 33 hombres.

Se dice que el presidente Piñeda sacó rédito político de esto. Pero poco parece importar eso ante tamaño éxito. Si lo logró, si estuvo ahí, ¿qué podría reprochársele?

Según informa BBC Mundo, el doctor Pedro Arcos González, director de la Unidad de Investigación en Emergencia y Desastres de la Universidad de Oviedo, España, le dijo a ese medio que,

Esta operación será un ejemplo de cómo hacer bien las cosas. Todas las cosas se han hecho de una manera muy profesional y correcta. Estas personas han tenido mucho apoyo familiar, social, médico, etc. y no ha habido, que sepamos, a lo largo de su encierro, ningún episodio que sugiera que podría haber grandes problemas a la salida.

En opinión de otro especialista, David Seath, secretario del Instituto de Minería de Escocia y ex jefe del servicio británico de rescate de minas,

Fue una operación extraordinariamente compleja. Estuvo plagada de problemas técnicos. Sin duda éste es un día extraordinario para todas las comunidades mineras del mundo por la forma como este rescate ha sido conducido, de manera muy profesional. La habilidad de los técnicos perforadores es otro ejemplo de éxito en esta operación por su capacidad de mantener la perforadora en la dirección correcta hacia el objetivo, que es un área relativamente pequeña a 700 metros bajo la superficie. Manejar una máquina del tamaño de una perforadora no es fácil. Pero como éste es el tipo de equipo que se utiliza en la industria petrolera se tiene mucha experiencia en el manejo de perforadoras para posicionarlas de manera precisa hacia un objetivo.

Según este mismo experto, esta operación marcará un récord porque nunca antes de había logrado rescatarse a tantos mineros atrapados durante tanto tiempo y a tal profundidad.

Se menciona también entre los especialistas que el diseño de la cápsula Fénix fue también clave en el éxito de la operación, al contar con sistemas de comunicación y equipo de oxígeno.

Por supuesto, también se alzan voces de alerta: muchas llaman a no olvidar que cada año varios cientos de mineros mueren en todo el mundo debido a malas condiciones de seguridad en las minas. El reclamo generalizado entre ellos es que se pongan en vigor en todo el mundo regulaciones adecuadas de seguridad.

También se escuchan alertas en el país trasandino, con respecto a que el enorme costo del rescate -u$s 22 millones- lo ha financiado el pueblo chileno, principalmente a través de Codelco. Mientras tanto, el gobierno ha iniciado acciones contra los activos y accionistas de la mina en el Consejo de Defensa del Estado, a fin de que los verdaderos responsables de esta desgracia con suerte se hagan cargo de los costos de su desidia.

Fuentes: BBC Mundo y El Universal

También te puede interesar:
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -