Ir al contenido


Mil uno

Acabo de caer en la cuenta de que el anterior fue el post o entrada número mil de este blog. Desde aquel sábado 10 de julio de 2004, mil veces he repetido este magnífico acto de abrir el blog para contar, decir, opinar, criticar, anhelar, esperando cada vez que nuestros lectores se apropien de estos registros y sumen sus miradas, tan inteligentes y acertadas siempre.

A pesar de la tantas veces anunciada muerte de esta herramienta y a poco más de siete años del comienzo de mi registro, un blog sigue siendo una herramienta eficaz y abierta para todo aquel que crea en aquello de que decir es importante. Han cambiado y se han adaptado a una nueva forma de comunicación, sobre todo a la inaugurada por las redes sociales. Han sido testigos de sueños, ideas y frustraciones varias. Pero continúan siendo una plataforma eficaz para la publicación de contenidos.

No sé hasta cuando seguiremos con este espacio. Por el momento, mi gusto por escribir y mi deseo de informar se sostienen en el tiempo, convocando a su lectura desde los objetivos que nos propusimos en el inicio mismo de esta aventura:

Buscamos correr la mirada desde las nuevas tecnologías, tan en boga en la educación hoy, hacia las tecnologías en general, como un intento de recuperar el carácter social y el pensamiento crítico que deberían acompañar a los avances tecnológicos.

Gracias a todos quienes nos vienen acompañando desde siempre. Apuntes e ideas seguirá siendo un espacio abierto en el que todos, escritor y lectores, podrán decir y opinar en un ámbito de libertad y respeto.

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -