Ir al contenido

Neil Armstrong, el héroe de una aventura fascinante

La fría crónica dice “Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna el 21 de julio de 1969 durante la misión estadounidense de Apollo 11, ha muerto a los 82 años de edad debido a complicaciones en el corazón después de una operación llevada a cabo hace tres semanas.”

Yo en cambio, hubiera escrito: “Mi héroe de la infancia, el hombre que pegó el más grande salto de la historia pero le cedió el crédito a la humanidad; ese genial, disciplinado y a la vez osado piloto que puso su pié en un suelo polvoriento -no, al final no era de queso-, aquel que cumplió el sueño de Verne y de Méliès, ese hombre partió en el viaje de todos los viajes. Pero mas allá de la pena, nos quedan el respeto y la admiración por este protagonista fundamental de la que tal vez sea la más grande aventura tecnológica de la historia.”

Bueno, eso escribiría yo.

Los conspiracionistas que no quieren ni pueden convencerse de que el genio humano es capaz de proezas como esta cuando trabajan juntos por un propósito mayor, dirán que sólo se trató de un buen actor. Allá ellos.

Yo prefiero imagenes como las de más abajo. La humanidad puede aventuras como esta y mucho más. El piloto Neil A. Armstrong, a quién hoy despedimos, comandó una de ellas.

También podría interesarte...

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Una reflexión en “Neil Armstrong, el héroe de una aventura fascinante

  1. Ricardo dice:

    Hubo un tiempo en que quise ser astronauta. La aventura de este hombre influyó seriamente en semejante intención. Con el tiempo, maduré y a los diez años ya tenía en claro que el espacio no era para mí, que mi destino tendría lo pies en la Tierra. O algo parecido.
    Cualquiera haya sido la continuación de nuestra historia, lo cierto es que todos los chicos de aquellos espaciales días, fuimos Armstrong alguna vez..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -