Ir al contenido

Mensaje en una botella digital

Pablo Quintela es un argentino que se dio a la tarea de crear una cápsula del tiempo virtual que preservara mensajes a recuperar en el futuro. Nació así TimeWile, un sitio web en el que un usuario puede crear “cápsulas” de información que sólo podrán ser abiertas en la fecha y horario establecidos de antemano por el usuario. Los destinatarios: amigos y familiares.

El concepto de “Cápsula de Tiempo”, dispositivo virtual que permite almacenar o coleccionar contenidos que estén disponibles en un futuro programado, surgió a partir del deseo de este ingeniero de 37 años de dejarle una herencia de consejos y experiencias de vida a su propio hijo.

En una entrevista de RedUSERS de julio del año pasado, cuando el proyecto se encontraba aun en su versión beta, el propio Quintela cuenta que el nacimiento del proyecto se produjo al detectar “la necesidad de contar con un espacio o un medio para almacenar o coleccionar experiencias del presente, vivencias de todos los días, para que sean útiles en el futuro para otras personas.”

¿Cómo funciona la “Cápsula del tiempo” virtual?

Su funcionamiento es muy sencillo: un usuario registrado crea una cápsula de tiempo, definiendo un título o nombre y una fecha de apertura junto a una breve descripción. Luego sube el contenido de la cápsula -que puede estar compuesto de fotos, dibujos, videos, archivos de sonido y archivos de texto- y elige uno o más destinatarios para ella. El sistema permite incluso el uso de una contraseña para poder abrirla.

Es así que la cápsula y todo su contenido quedan guardados en Timewile hasta el tiempo determinado de su apertura, momento en el que el contenido se libera para los usuarios -el creador de la cápsula que puede acceder a él en cualquier momento-, pudiendo entonces verse on-line o descargarse a la PC. Los destinatarios son informados vía e-mail que una cápsula ha sido creada para ellos por determinada persona, y por el mismo medio son informados, llegado el momento, de que la cápsula de tiempo se ha abierto para ellos.

Un detalle: cualquier cápsula de tiempo puede también compartirse en Facebook, Twitter, Pinterest y otras redes sociales.

Existen además otras aplicaciones para estas cápsulas, como por ejemplo anunciar eventos o fiestas e invitar a amigos, enviar saludos y felicitaciones programadas para cumpleaños, o pasar un rato agradable en Timewile abriendo “Máquinas de Otros Tiempos”, “Cocina de Abuela” y otras cápsulas temáticas.

Bajo el sugerente slogan de “hazte eterno dejando tu legado”, la propuesta entonces es sencilla: dejar nuestros mensajes a los seres queridos, las generaciones presentes y futuras.

Fuentes:
RedUSERS
– Comunicación vía e-mail con el Ing. Pablo Quintela

También podría interesarte...

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -