Ir al contenido

Belgrano y la bandera de la igualdad

Un saludo desde Rosario, Cuna de la Bandera, a todos nuestros amigos en el mal llamado “Día de la Bandera”. Nuestra enseña patria, del color de la tela que Manuel Belgrano tenía a mano en estos pagos perdidos, se enarboló por primera vez el 27 de febrero de 1812 en las proximidades del sitio en el que se levanta desde 1957 el Monumento. Ese sería, en todo caso, el verdadero Día de la Bandera. De todos modos, desde este espacio celebramos y recordamos la vida de uno de los más grandes hombres de nuestra historia, aunque la tradición historiográfica nos fuerce a hacerlo el día de su muerte.

Escribió hoy el periodista Carlos del Frade en su muro de Facebook:

Hace 193 años, Manuel Belgrano, revolucionario apasionado y derrotado por los usurpadores del sueño colectivo inconcluso de mayo de 1810, moría en la pobreza y la soledad. Siempre la pobreza y la soledad son inventadas, producidas e impuestas. No son naturales. Belgrano fue condenado porque durante toda su vida quiso enarbolar la bandera de la igualdad, tarea todavía pendiente. Por eso se recuerdan las muertes y no el por qué vivieron, amaron y se apasionaron tipos como Belgrano. Para que creamos que nada de aquel entonces, nada de aquellos hombres tienen que ver con nosotros. Fenomenal mentira que hay que destruir para darnos cuenta que Don Manuel está vivo en las urgencias de las mayorías.

Mucho de esto cuenta el propio Carlos en la presentación de su libro “Los caminos de Belgrano”. Para escuchar, compartir y debatir. Pero sobre todo, para aprender a mirar.

Podríamos decir, entonces, que hoy conmemoramos todo lo que Belgrano y sus banderas todavía tienen para decirnos y enseñarnos.

También te puede interesar:
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -