Ir al contenido



Grande y malo

Nadie desea reconocer que Google se ha vuelto grande y malo, pero así es. El período de Schmidt como presidente y consejero delegado ha visto cómo Google, a medida que ha ido convirtiéndose en una megacorporación geográficamente invasiva, se ha integrado en las estructuras de poder más turbias de Estados Unidos. Sin embargo, Google siempre se ha sentido confortable con esa proximidad al poder. Si un monopolio estadounidense de servicios por Internet desea garantizar su domino global del mercado, no puede limitarse a hacer su trabajo y dejar de lado la política. La hegemonía estratégica y económica de Estados Unidos es un pilar imprescindible de su primacía comercial. ¿Qué debe hacer una mega corporación? Si desea cabalgar a lomos del mundo, debe pasar a formar parte del genuino imperio del ‘No seas malo’. El imperio de ‘No seas malo’ sigue siendo un imperio.
[Julián Assange, fundador de WikiLeaks, en la presentación de su libro “Cuando Google encontró a Wikileaks”.]

También podría interesarte...

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -