Ir al contenido

Tinta versus piel

El registro más antiguo de un tatuaje se encontró en una momia peruana datada nada menos que en 6.000 años antes de Cristo.

El video a continuación explica por qué los tatuajes sortean la prueba del tiempo.

[Activá la traducción haciendo clic en el botón “CC”]

También te puede interesar:
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -