Ir al contenido

Lo que dicen nuestros ‘Me gusta’

Dislike-button

En línea con lo que publicábamos tiempo atrás, referido a un estudio de la Universidad de Cambridge que determinó con más de un 80% de efectividad el coeficiente intelectual, orientación sexual, ideologías políticas y creencias religiosas de miles de usuarios de Facebook basándose en sus clics en “me gusta”, se publica ahora otro estudio en el mismo sentido, que afirma que Facebook puede saber más de una persona que su propia familia, justamente a partir del uso que hacemos de esa herramienta.

Nuevamente la Universidad de Cambridge, esta vez en conjunto con la norteamericana Stanford, se dieron a la tarea de investigar cómo la suma de los “Me gusta” que damos, ofrece información sobre quiénes somos.

Los investigadores querían obtener un perfil de un grupo de usuarios que fuera más acertado incluso que el que pudieran formar sus propios familiares o amigos, basándose únicamente en sus “me gusta”. Reunieron para tal fin a 86.000 voluntarios, a quienes se les hizo un cuestionario de 100 preguntas sobre ellos mismos. Al mismo tiempo, invitaron a sus amigos y familiares a contestar un cuestionario psicológico estándar y obtener así sus perfiles. Para el análisis de los resultados implementaron el programa Apply Magic Sauce, una API que determinó los rasgos psicológicos de cada uno de los voluntarios.

Los resultados se publicaron en la revista PNAS – Proceedings of the National Academy of Sciences, bajo el título “Los juicios de personalidad basados en datos de computadora son más precisos que los hechos por humanos”.

Según los resultados, analizando tan solo 10 “me gusta”, el programa sabe más de una persona que lo que sabe un compañero de trabajo. Con 150 “me gusta”, el programa es capaz de saber más que la madre del participante. Con 300 “me gusta” de un perfil el programa, según afirman, sería imbatible.

Teniendo en cuenta que, por ejemplo, hoy en día es normal que los empleadores miren el perfil de Facebook de un aspirante a un puesto para saber si ese candidato es apto para el trabajo, no es difícil comprender el alcance de esto: con sus “me gusta”, las personas revelarían bastante más acerca de sí mismos que escribiendo o publicando fotos.

Se sabe de sitios de citas, por mencionar otro caso, que analizan los “me gusta” de las personas para establecer grados de compatibilidad. Todo esto, sin mencionar aquellas situaciones en las que un “me gusta” en la foto equivocada ha destruído parejas en un arranque de celos.

Paradojas de la virtualidad mediante, un “me gusta” distraído o al pasar, o por un simple deseo de popularidad puede poner nuestra privacidad en riesgo, mucho más que otras acciones posibles en la red social.

Fuente: Telemundo

También podría interesarte...

Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -