Ir al contenido

Voraces e insaciables

Así se satisface la voracidad de media humanidad, mientras la otra mitad se muere de hambre.

También te puede interesar:
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -