Ir al contenido


‘Azul un ala…’

Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) han descubierto que el color de la bandera argentina más antigua era de un tono correspondiente al pigmento azul de ultramar en sus extremos superior e inferior.

El estudio fue realizado por científicos del Centro de Química Inorgánica (CEQUINOR, Conicet – UNLP), junto a investigadores de la Universidad de Federal de Juiz de Fora (Brasil). Llegaron a tal conclusión luego de analizar unas hebras de la bandera argentina del templo de San Francisco en la provincia de Tucumán, la que según algunos historiadores es la más antigua que se conserva. Las muestras, que no han mantenido su color original, fueron analizadas mediante fluorescencia de rayos X, espectroscopia Raman y análisis químicos para la detección de los componentes originales.

Si bien no fue esta la bandera que se izó por primera vez en febrero de 1812 a orillas del río Paraná, hay motivos para creer que Bernabé Aráoz, primer gobernador intendente de Tucumán y síndico del templo, tomó el modelo de Manuel Belgrano, de quién era cercano.

En el video a continuación, los investigadores explican el procedimiento, y las conclusiones a las que arribaron:


Fuente: Impulso Negocios
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -