Ir al contenido


La Sonda Parker y el deseo de ‘tocar’ el sol

La NASA presentó ayer los detalles de la Sonda Solar Parker, una pequeña nave de tres metros de largo que en un viaje de más de siete años se acercará a una distancia de 6,2 millones de kilómetros desde la superficie del Sol. Sin dudas, una dura prueba para su capacidad de resistir temperaturas de hasta 1.377°C. La misión busca llegar a la corona del Astro Rey, una región en su atmósfera que es altamente inestable y en la que se produce el viento solar, esas las llamaradas y eyecciones de masa coronal lanzadas con tanta fuerza que tienen repercusiones en la Tierra.

La sonda estará lo suficientemente cerca del Sol como para ver la velocidad del viento solar desde su nivel subsónico hasta el supersónico, y volará a través del lugar donde nacen las partículas solares de alta energía.

El propósito: recolectar información sobre la actividad solar como nunca antes se ha conseguido. Según la Agencia Espacial, la misión proporcionará información que permita comprender y tal vez predecir el clima espacial.

El deseo de llegar allí no es nuevo: ya en 1958 los investigadores lo soñaron, pero recién ahora cuentan con los instrumentos y materiales necesarios como para lograrlo. Un escudo de compuesto de carbono de 11,43 centímetros de espesor protegerá la nave.

La Sonda Espacial Parker viajará a una velocidad de 700.000 kilómetros por hora, y utilizará la gravedad de Venus durante siete sobrevuelos por siete años. Desde ahí, la nave se moverá hacia la atmósfera de la estrella dentro de la órbita de Mercurio. En su aproximación final, la Sonda se precipitará hacia el Sol a 700.000 kilómetros por hora.

La misión lleva el nombre en honor a un científico aún vivo, Eugene Parker, uno de los pioneros en la investigación de los vientos solares. 

Según un estudio de la Academia Nacional de Ciencias de los EE.UU., el impacto de un evento solar puede generar daños por US$2.000 millones tan solo en ese país, y regiones enteras pueden quedarse sin electricidad por un año y sin servicios como la telefonía, internet o la televisión en forma temporal. De allí la importancia de comprender este fenómeno.

Según la NASA, el conocimiento que esperan adquirir con la misión ayudará a mejorar la calidad de las comunicaciones por satélite, problemas de las redes eléctricas, la erosión de tuberías, exposición a la radiación en los vuelos comerciales y la seguridad de los astronautas.


Fuente: BBC Mundo / Muy Interesante
Ilustración: NASA
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

2 reflexiones en “La Sonda Parker y el deseo de ‘tocar’ el sol

  1. Claudia dice:

    Pensar que invierten tanto en estos proyectos y por otro lado Trump retira a su país del Acuerdo de París contra el cambio climático…

  2. Enrique dice:

    Gracias por el aporte, Claudia. Es cierto, el logro se ve empañado por esas decisiones, que hasta contradicen el sentido de la misión. Increíble.

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -