- Apuntes e ideas sueltas sobre tecnologías y otros asuntos - http://apunteseideas.com -

#10yearchallenge: como toda viralización es un riesgo, y los medios lo alientan

[1]

Crédito de la captura de pantalla: @JoyCfTw [2]

La instantánea viralización del hashtag #10yearchallenge -que invita a los usuarios de las redes sociales a compartir imágenes comparando una foto personal de 2009 con otra de 2019- activó las alarmas sobre los riesgos que ello implica: este tipo de experimentos puede ser una mina de oro para entrenar sistemas de reconocimiento facial.

Kate O’Neill, editora de Wired, dio el alerta en un artículo [3] explicando como este tipo de publicaciones en las redes sociales podrían tener un objetivo diferente al esperado: todas esas fotos son una sencilla forma de entrenar esos sistemas. 

Facebook, Twitter, Microsoft e Instagram, por tomar algunos ejemplos, bien podrían usar esas fotos para entrenarlos. Si bien no existen pruebas de que esas fotos se hayan usado para ese propósito, lo cierto es que están experimentando con algoritmos para tal fin. Los últimos escándalos afectando la privacidad de los usuarios de Facebook [4], por caso, no hacen mucho para despejar aquellas sospechas. Se debe tener en cuenta que ellos ya usan el reconocimiento facial [5] para reconocernos en las fotos que se publican, aunque usen la repetida letanía de “no compartimos ni almacenamos imágenes o información personal identificable”. Casi un acto de fe de nuestra parte.

Por eso no es de extrañarse que Facebook haya lanzado un comunicado oficial sobre el tema. Aclaran en él que se trata de un meme generado por usuarios que se volvió viral por sí solo y que ellos no lo iniciaron. Y ofrecen la posibilidad de activar o desactivar el reconocimiento facial en cualquier momento.

Más allá de estas consideraciones, creemos necesario destacar la participación de los medios en esta mecánica de la viralización. Como se observa en la imagen de más arriba -de un medio en particular, pero por supuesto no el único-, muchos de ellos se han dedicado a difundir el tema,  la mayoría de las veces en tono humorístico pero sin alertar sobre los riesgos que implica: que un inocente juego puede esconder mucho más de lo que se ve a simple vista. Nada menos que un riesgo para nuestra privacidad. 


Fuente: Xataca [6]
También te puede interesar: