Ir al contenido

Medioambiente - 16. página

Entradas sobre tecnología y medioambiente.

Un puente entre dos mundos

La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Paraguay y un admirable, significativo y emotivo aprendizaje de vida.

También te puede interesar:

Moderado optimismo por la capa de ozono

La capa de ozono es el escudo gaseoso protector de la vida en la Tierra, que impide que el sol cocine nuestra piel.

A mediados de la década de los ’80, científicos del British Antartic Survey, quienes monitoreaban las cantidades de ozono en la Antártida desde 1957, descubrieron que los niveles de concentración de este gas en la atmósfera habían disminuido y estaban a punto de entrar en estado terminal.

La buena noticia es que los científicos han descubierto que el agujero en la capa de ozono se cierra lentamente, gracias a lo pactado hace 25 años en Montreal.

El Protocolo de Montreal, que fue negociado por 193 países en 1987 y entró en vigencia dos años después, obligó a las naciones firmantes a reducir el uso de los químicos que destruyen esta capa protectora, convirtiéndose en el acuerdo internacional en medioambiente más exitoso de la historia. Esto se debió a que fue eficaz en vincular a los Estados en el control de las emisiones de sustancias reactivas con el ozono, como los clorofluorocarbonos o CFC, presentes en aerosoles o en los sistemas de refrigeración, entre más de 100 sustancias destructoras de ozono.

El mexicano Mario José Molina fue quien descubrió que los CFC eran los causantes de aquella destrucción. Este hallazgo no solo le valió al científico el Premio Nobel de Química en 1995, sino que propició las bases de este acuerdo.

De no haberse controlado la destrucción de la capa, las sustancias que la dañan se hubieran multiplicado por 10 en 2050, según simulaciones elaboradas por la NASA, produciendo enfermedades como cancer de piel o problemas oculares.

De todos modos, la comunidad científica es moderadamente optimista: falta tiempo y desafíos por superar. Una de las razones es que los CFC que ya alcanzaron la atmósfera tienen una vida útil estimada entre 75 y 150 años. Es por esto que a partir del año 2000 comenzó a detectarse la pérdida también en el Polo Norte, alcanzando una disminución del 80% en mediciones recientes.

Otra razón son las sustancias de reemplazo de CFC: si bien los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) son menos agresivos para el ozono, también son potentes gases de efecto invernadero y no se halla un sustituto amigable con el ambiente.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha dicho que una recuperación definitiva de la capa podría ocurrir en el 2060 para la mayor parte de la Tierra y en el 2075 para el caso de la región antártica y zonas de Chile y Australia, donde el agujero se ha estabilizado.

Mientras tanto tendremos que seguir mirando al Sol con respeto.

Fuente: VERDEate.com

También te puede interesar:

La malformación de un negocio

El modelo productivo del país está basado en agroquímicos: si se prohíben, se acaba el negocio.
(Dr. Andrés Carrasco, investigador principal del CONICET en el Laboratorio de Embriología Molecular de la UBA, científico que en 2009 presentó su investigación hecha con embriones de anfibios y pollos, demostrando que el glifosato causa malformaciones. Citado por la Agencia CTyS de la Universidad de La Matanza.)

También te puede interesar:

Sobre los químicos nocivos en los celulares

Según una investigación realizada por iFixit en asociación con HealthyStuff.org, y publicada ayer por el sitio DiarioTi, los nuevos teléfonos son menos nocivos que los modelos más antiguos.

En el estudio se probaron teléfonos de los 10 principales fabricantes de smartphones, como Apple, Samsung, HTC, Nokia y Motorola.

El trabajo analizó los productos químicos utilizados en la producción de 36 modelos de smartphones, incluyendo el nuevo iPhone 5 y Samsung Galaxy S III.

Cada uno de los 36 modelos estudiados contiene al menos un químico nocivo como plomo, cloro, mercurio o cadmio. El estudio indica que hay factores de contaminación en todo el ciclo de vida del producto: en las minas de donde los minerales son extraídos, en los procesos de producción, y en los vertederos de basura donde terminan sus días.

Según el mencionado artículo, Jeff Gearheart, fundador de HealthyStuff.org, declaró que “incluso los mejores teléfonos incluidos en nuestro estudio están llenos de productos químicos nocivos. Estas substancias, que pueden causar daños durante la gestación, problemas de aprendizaje y graves enfermedades, han sido detectadas en concentraciones 10 a 100 veces mayores que lo considerado niveles naturales en vertederos de basura electrónica en China”.

El peor producto de la lista fue el antiguo iPhone 2G, que es el más venenoso de todos. En el primer lugar, como el teléfono más “limpio”, se sitúa Motorola Citrus, en tanto que el iPhone 4S ocupa el segundo lugar, por delante del reciente modelo 5.

En la categoría de “teléfonos peligrosos” se encuentran modelos antiguos como Nokia N95, Palm m125, Blackberry Storm 9530 y Motorola Moto W233 Renew.

El estudio aclara que el potencial de daño para el usuarios es relativamente pequeño. El mayor riesgo de intoxicación lo sufren los trabajadores en las fábricas donde se producen los teléfonos, seguidos por los residentes de las áreas donde es depositada la basura electrónica.

Fuente: DiarioTi

También te puede interesar:

Filmando al borde del volcán

Geoff Mackley, Bradley Ambrose y Nathan Berg, expedicionarios y fotografos profesionales, se convirtieron en las primeras personas en obtener imágenes cercanas del lago de lava del volcán Marum, en Ambrym Island, Vanuatu, Australia.

Estando a tan solo 30 metros del lago de lava, sólo podían soportar el calor por 6 segundos, auxiliados por un traje a prueba de calor y un equipo de respiración como el que usan los bomberos.

Fuente: Una Vida Lúcida.

También te puede interesar:

- Ir arriba -