Ir al contenido


Corrector se busca

Educación textual

No caer en la trampa de la viralización falaz

Recorriendo Facebook encuentro en el muro de un conocido el siguiente cartel, sin ningún comentario o aclaración al respecto. Creo suponer que en la actual coyuntura de crisis, con colegios tomados en la ciudad de Buenos Aires, la lectura que podría hacerse de la publicación es la de una feroz crítica no solo a la actitud de los alumnos, sino también hacia un supuesto deplorable estado de la educación que los llevaría a escribir de manera tan brutal.

Dado que habitualmente chequeo el origen de las publicaciones sin una fuente o referencia clara y confiable, hice lo propio con este cartel: busqué la referencia o el origen de la publicación. El modo de lograrlo es sencillo: solo basta hacer un clic con el botón derecho del mouse y seleccionar Buscar imagen en Google

Me costó la búsqueda, algo complicada por las decenas de sitios que replican este cartel junto a otros que contienen errores groseros de ortografía, pero finalmente lo encontré:

No solo se trata de una foto publicada originalmente en un medio nacional en 2012, sino que además el cartel fue groseramente modificado para cargarlo de un metamensaje que evidentemente no tiene. 

Es importante no caer en la trampa de la viralización falaz y malintencionada, para no ser difusores involuntarios de tales cosas. El uso responsable de las redes sociales debería obligarnos a ser veraces en lo que compartimos, coincida o no con lo que pensamos. 

Ser ciudadanos digitales responsables, es la consigna. 

Es la corrección, estúpido

Parafraseándo al norteamericano James Carville, estratega de la campaña electoral de Bill Clinton -su frase exacta fue “la economía, estúpido”, popularizada luego para destacar lo esencial en determinada situación-, nos permitimos destacar, frente a la pobreza editorial de algunos medios, la importancia de informarse antes de informar, tanto como para no desinformar.

Le contamos -o recordamos- a nuestros lectores que Rosario es una ciudad situada en el sureste de la provincia de Santa Fe, en la República Argentina. Es la ciudad -no la capital- más poblada de la provincia y la tercera ciudad más poblada del país, solo detrás de Buenos Aires y Córdoba, con 1.690.816 habitantes (censo 2010). Constituye un importante centro cultural, económico, educativo, financiero y de entretenimiento. Pero claro, algunos medios no lo saben.

 

En El País (España):

 

En El Faro de Vigo (España)… Y gracias por el “bautismo”:

 

Y finalmente, uno que no tiene perdón… La Nación… Si, de Argentina:


Fuente: Wikipedia. No hacía falta mucho más…

Los diarios argentinos conmemoran Malvinas con un papelón

Es probable que no sean muchas las personas en estos lados del planeta las que sepan que el 1 de abril el mundo anglosajón y parte de Europa celebra el April Fools’ Day, algo así como el “Día de los inocentes” que ¿celebramos? por estos lares en diciembre, bromas incluidas.

Pero que varios medios periodísticos no lo sepan y caigan en la trampa, es grave. Sobre todo, porque no se tomaron ni siquiera el tiempo de googlear el nombre del supuesto especialista que lo anuncia, un tal Loof Lirpa. Tal vez así se hubieran enterado que el fulano no existe. Claro, el nombre solo es la frase “April Fool” al revés.

En fin. Cómo diría un conocido, es lo que hay.

Vendedores de humo

Suelo pensar que con las encuestas se puede decir, justificar o explicar cualquier cosa. Y también con las estadísticas.

Hay mucho humor escrito al respecto, como aquel chiste que se burla de las encuestas afirmando que de cada 100 hombres, 50 son la mitad, o que la principal causa de divorcio es el matrimonio. Lo mismo sucede con las estadísticas: podría demostrarse que en el Vaticano hay 4 Papas por kilómetro cuadrado -si se tiene en cuenta que hay dos pontífices, uno en ejercicio y otro emérito, y la superficie del Estado Vaticano es de medio kilómetro cuadrado-, y también que si un hombre tiene dos vacas y usted ninguna, el promedio es una vaca por persona.

El ejemplo a continuación podría explicar las razones -todas menos las científicas- detrás de ciertas estadísticas. Si uno fuera vendedor de humo, claro. 

 

Para quienes dicen que las mayúsculas no se acentúan

 

El periodista, ¿está ofreciendo sus servicios como sicario? No, claro. Está hablando de un hecho de sangre. Es este buen ejemplo para que tengan en cuenta aquellos que afirman que las mayúsculas no se acentúan… Al margen… ¿Las suegras no son personas? ¿Son un plus por la media docena?

En fin, no hay ningún margen para el humor ante tanta tragedia, pero creemos necesario llamar la atención hacia el desprecio de los medios por el cuidado del lenguaje.

Burro se escribe con b y a veces con v

  1. “Rebelar”: Incitar, perturbar, agitar, azuzar, hostigar
  2. “Develar”: Manifestar una cosa que estaba oculta o secreta
  3. “Revelar”: Descubrir lo secreto
  4. “Debelar”: Ponerle los títulos a las noticias en C5N

[NdR: Si usted, querido lector, se siente algo confundido con el título de la entrada, le recuerdo que es un viejo chiste. “Burro se escribe con b y a veces con v“, como aquel otro de decía, “Jirafa se escribe con j pero generalmente con g“. De nada.]

El decano ermitaño

15056459_1357049814327737_4730253980337146907_n

Tomo de Wikipedia: “La Capital es un diario de la ciudad de Rosario y su región, en la República Argentina. Fue fundado el 15 de noviembre de 1867, y es el periódico más antiguo de Argentina todavía en circulación, por lo que ha ganado el título de “‘Decano de la Prensa Argentina'”.

Mucha historia, pero se ve que no saben que en esa esquina, en pleno centro de la ciudad, hay semáforos desde hace más de 20 años. Tienen que salir más, muchachos.

semaforo

Lo encontró el ojo entrenado de Yayi. Gracias, estimado.

- Ir arriba -