Ir al contenido

El taller - 2. página

Encuentran robots vulnerables a los ataques maliciosos

Un trabajo publicado por un equipo de investigadores de la Universidad de Brown, en los EE. UU., afirma que muchos de los prototipos de robots que funcionan en laboratorios de investigación de todo el mundo pueden ser vulnerables a los ataques maliciosos.

La investigación consistió en realizar un escaneo de internet, a fin de detectar aquellas máquinas que funcionan con el Sistema Operativo Robótico (ROS, por sus siglas en inglés), un sistema de código abierto utilizado en muchas investigaciones. Los investigadores descubrieron que más de un centenar de sistemas son vulnerables, permitiendo que se pueda acceder a ellos y manipularlos en forma remota. Si bien el número no es muy alto, el descubrimiento funciona a modo de alarma para la comunidad científica, ya que ciberdelincuentes que reciben apoyos gubernamentales podrían hacerse del control de estas máquinas para robar datos, interrumpir la investigación o incluso, causar accidentes.

El equipo intentó tomar el control de un robot de la Universidad de Washington (EE. UU.), con permiso previo de sus dueños, y descubrieron que eran capaces de leer los sensores del robot y dirigir sus movimientos. Incluso encontraron una máquina vulnerable en su propio laboratorio: otro grupo de investigación del MIT (EE. UU.) necesitaba acceder a ella para operarla en remoto con realidad virtual. “Debimos haberla desconectado cuando terminamos el experimento”, dicen.

Actualmente muchos de los investigadores del área están explorando ideas que requieren conectar robots a una red, a fin de manejarlas en forma remota o permitir que comparen sus conocimientos con las demás, en lo que se conoce como “robótica en la nube”. En ese sentido, ROS proporciona una plataforma estándar para programar diferente hardward y paquetes que brindan nuevas capacidades, que incluyen algoritmos para visión, navegación, manipulación, etc.

En Open Robotics, la fundación que está detrás del desarrollo de ROS, se encuentran trabajando en una versión 2.0 del software que, según afirman será más segura, y anticiparon la creación de una nueva versión del sistema operativo enfocada en la seguridad, llamada SROS (ROS Seguro).


Fuente (texto y foto): MIT Technology Review

También te puede interesar:

Un robot capaz de volar y transformarse

Si, suena a una mezcla de juguetes de Hasbro y película de superhéroes, pero este robot es real: viene de Japón y se llama DRAGON, acrónimo bastante rebuscado para “Dual-rotor embedded multilink Robot with the Ability of multi-deGree-of-freedom aerial transformatiON.”

Se trata de un desarrollo del JSK Lab de la Universidad de Tokio. DRAGON está integrado por una serie de drones que lo hacen capaz de volar y transformarse de forma autónoma para moverse en diferentes entornos y manipular objetos. Se presentó en la Conferencia ICRA 2018 en Brisbane, Australia, en el pasado mes de mayo.

De acuerdo a los responsables del Laboratorio, DRAGON está pensado para tareas de búsqueda y rescate en zonas de difícil acceso, como espacios pequeños o tuberías. Eventualmente, se moverá por el aire con hasta 12 módulos interconectados, y usará sus dos extremos para recoger objetos como una pinza de dos dedos.


Fuente: IEEE Spectrum

También te puede interesar:

Atajos de teclado útiles y poco conocidos para Windows y Mac

Fuente: Genial

También te puede interesar:

Las volteretas del robot

Atlas, el robot humanoide de Boston Dynamics, aquel que alguna vez tropezara durante una presentación, ahora hace rutinas de parkour, saltando y dando volteretas.

En la empresa se preguntan si no tendremos unas Olimpíadas de Robótica pronto. ¿Quién sabe?


Fuente: Mashable News
También te puede interesar:

Linus Torvalds tiene algo para decir sobre Intel y las fallas en el diseño de los procesadores

¿Por qué todo esto se hace sin ninguna opción de configuración? Un ingeniero de procesadores competente arreglaría esto asegurándose de que la especulación no ocurre en los dominios de protección.
Creo que alguien dentro de Intel necesita echar un buen vistazo a sus CPU y admitir que tienen problemas en lugar de escribir palabrerías de relaciones públicas para decir que todo funciona según lo diseñado.
Y eso significa que todos estos parches de mitigación deberían programarse con un ‘no todas las CPU son una basura’ en mente.
¿O acaso Intel está diciendo que se compromete a vendernos la misma mierda una y otra vez sin arreglar nunca nada? Porque si ese es el caso, tal vez deberíamos empezar a mirar más hacia la gente de ARM64.
Veo un total de dos posibilidades: que Intel tenga la intención de no arreglar nunca nada o que estas soluciones temporales tengan una forma de desactivarse.
¿Cuál de las dos va a ser?
Linus Torvalds, en referencia a las fallas en el diseño de los procesadores que permiten acceder a zonas reservadas de la memoria, y con ello, el filtrado de datos. Citado en Gizmodo.

También te puede interesar:

- Ir arriba -