Ir al contenido


Experiencias 2.0

Experiencias en el aula 2.0

Lo mejor que podemos hacer con los trolls es ignorarlos

Reciben el nombre de trolls –tema que hemos tratado hace un tiempo en nuestra columna de radio- aquellos individuos intimidadores y acosadores que suelen publicar comentarios deliberadamente ofensivos con el fin de enfadar, provocar o perturbar a otros.

En un artículo para The Conversation, una fuente independiente de noticias y puntos de vista de la comunidad académica, la profesora de Psicología de la Federation University, Australia, Evita March, afirma que este tipo de conductas de acoso online están demostrando trastornos que van desde la depresión o baja autoestima a la fobia social.

En un estudio que surge de una muestra de 396 adultos -75.9% mujeres y 24.10% hombres- para evaluar su orientación hacia las recompensas sociales atípicas -la llamada ‘potencia social negativa’- y su participación en los comportamientos de troleo en Facebook, los especialistas detectaron que el sadismo es el factor más predominante.  Sin embargo, lo más sorprendente para los investigadores fue descubrir que, si bien los rasgos antisociales de la personalidad desempeñan un papel importante en esta conducta, lo que realmente influye en el comportamiento del troll es el placer social derivado de saber que los demás están molestos por él, y cuanto más negativo es su impacto social más se refuerza su comportamiento.

Según afirma March, una forma de tratar de comprender por qué las personas se dedican al troleo es investigar si es probable que presenten rasgos de personalidad particulares, como el narcisismo -se asocia con sentimientos de superioridad y ‘ego inflado’-, la psicopatía -vinculada a la impulsividad y la insensibilidad-, el maquiavelismo -asociado con la manipulación y explotación de otros- y el sadismo -el placer de infligir dolor a los demás-, patologías conocidas como la “tétrada oscura”. Estos rasgos comúnmente apuntalan muchas formas de manipulación social y engaño e implican un impulso para el autodesarrollo despiadado, la agresión, la falta de empatía y la insensibilidad severa.

Como conclusión de este descubrimiento, March sugiere una manera fácil de tratar con los trolls: “ignórelos, en lugar de darles la satisfacción de una reacción de enojo. Si no reciben esa recompensa social negativa, entonces su motivación para participar en este comportamiento probablemente disminuirá”.

Sin dudas, un excelente consejo. 


Los resultados completos del estudio se pueden leer -en inglés- haciendo clic aquí.
Fuentes: QuoThe ConversationScienceDirectWikipedia

Espiados por nuestros aparatos

Una lectora del periódico The New York Times estaba usando una aplicación Auto Speak para publicar un comentario en un artículo del diario, cuando llegó a su casa un amigo y comenzaron a conversar. La aplicación siguió grabando sin que ella se diera cuenta y publicó automáticamente en los comentarios la charla completa entre ella y su amigo.

La comentarista lo explicó luego, y la situación finalmente quedó graciosa, pero es imposible no pensar en los riesgos que implica tener aplicaciones -o artefactos, como los smart TV- que puedan estar registrando lo que hacemos y decimos en privado y sin darnos cuenta.

Son los riesgos de “internet de las cosas”: ser espiados en nuestros hogares por nuestros aparatos electrónicos, algo de lo que hablamos hace un tiempo en una de nuestras columnas. 


Fuente: The New York Times

30 años de NIC Argentina

El 23 de septiembre de 1987 se creaba oficialmente el Dominio de Nivel Superior Geográfico ‘.ar’ por solicitud de la Cancillería Argentina, quien inicialmente asumió la responsabilidad de administrarlo. La evolución del ‘.ar’, y lo que más adelante sería NIC Argentina, marcan los inicios de Internet en nuestro país.

Si bien para 1987 aún no se había formalizado la constitución de NIC Argentina como organismo autorizado y con las facultades para administrar el registro de los dominios ‘.ar’ -esto tendría lugar en 1994- de una forma u otra ya bajo la órbita de la Cancillería Argentina se encontraba el germen de lo que sería, en un futuro, el Registro de dominios y el administrador de una infraestructura crítica clave para el país.

La historia completa de esta  fascinante aventura del conocimiento se puede leer haciendo clic AQUÍ.

 

El Museo Británico crea modelos 3D de más de 200 artefactos históricos

En el año 2015 el Museo Británico dio acceso público en línea a la Piedra Rosetta y otros 4.700 artefactos del Museo de Londres. Pero en 2D. Ahora publica un modelo 3D de la famosa Piedra y otros 200 artículos de las colecciones del museo.

Un consejero del Museo explicó a Digital Trends que el proyecto es un intento por capturar aquellas piezas icónicas de la colección, incluso aquellos objetos que no pueden ser vistos por el público, y ponerlos a disposición de las personas para verlas en 3D, en formas más táctiles.

Los modelos fueron creados por Sketchfab y están disponibles para descargar. También se pueden ver en realidad virtual.  Aquí, el modelo en 3D de la Piedra Rosetta:

Mención de Apuntes e Ideas Sueltas

Una vez más la Prof. Lenis Querales, autora del blog Una experiencia 2.0, un espacio sobre divulgación y formación en las nuevas tecnologías,  ha tenido la amabilidad de referenciar nuestro blog, en esta ocasión como un espacio de aprendizaje, algo que nos llena de orgullo por el sentido significativo de semejante reconocimiento. Agradezco nuevamente a la Lic. Querales por su interés en nuestro trabajo.

Sres. Jefes: No confundir accesibilidad con disponibilidad

El derecho a desconectarse fuera del horario de trabajo entra en vigor hoy en Francia (…) El dispositivo legislativo crea un derecho para los asalariados y una obligación para las grandes empresas, la de regular el uso de las tecnologías de la comunicación (mensajerías y correos electrónicos o teléfonos móviles) para garantizar el respeto del tiempo de descanso y de las vacaciones (…) En la Argentina, por ejemplo, el 64% de los empleados sigue conectado fuera de su horario laboral.
Fuente: Diario La Nación

El futuro de la memoria digital

El volumen de datos digitales generados a nivel global es cada vez mayor y los soportes de almacenamiento se vuelven obsoletos, y por lo tanto inaccesibles en corto tiempo. ¿Qué podemos aprender de las civilizaciones antiguas que nos dejaron su legado en piedra?  ¿Es posible usar cuarzo como soporte? ¿Por qué los centros de datos más importantes continúan usando cintas magnéticas? ¿Y si usáramos el ADN para guardar la información?

Las respuestas a estas preguntas son objeto y desvelo de los científicos. ¿El objetivo? La creación de soportes permanentes y herramientas que nos permitan navegar por ese océano de información, sin pérdidas de datos y en forma segura.

El siguiente documental explica cómo:

Contenidos recomendados:
Obsolescencia y olvido
Preservación de la información
Pasado y presente sin futuro


Fuente: DOCUMENTALIA CIENCIA

Entrevista en S.O.S Sociedad: Los chicos y la tecnología

recorte

Hoy estuve invitado al programa “S.O.S. Sociedad”, conducido por la periodista Silvana Graziutti (FM AZ 92.7 de Rosario, viernes 19hs.) El tema convocante fue “Chicos y tecnología”, y algunas estrategias para una experiencia de provecho y sin riesgos, de las nuevas tecnologías.

Muchas gracias a Silvana por su amabilidad y buen trato.

Facebook y el odio sin máscaras

20161115_193731

Tal vez sea injusto centrar la cuestión planteada en el título únicamente en la red social Facebook, ya que podría afirmarse que todas y cada una de las redes sociales intermediadas por lo digital sufren en mayor o menor medida de los males que acarrea -y que no les son propios, debemos aclarar- la comunicación en el mundo virtual: odio, soberbia, ignorancia, ideas extraviadas y otras desgracias de la conducta humana surcan cada minuto las redes y es muy difícil -tal vez imposible-, relegarlas a un plano en que no nos afecten.

Evitar contactos indeseados o eliminar aquellos que ejercen violencia verbal o discriminación -que para el caso sería lo mismo-, podría ser la solución. Pero de todos modos estarán allí, imparables, imperturbables, listos para dar el zarpazo de su comentario hiriente, cargado de desprecio.

Más allá del  troleo o el spam, acciones que difieren en su nivel de violencia pero no en el de intromisión, las redes sociales parecen ser el campo propicio para que seres frustrados, amargados y resentidos den rienda suelta a su verborragia violenta, no importa qué, quién, cómo y cuándo: allí estarán para contradecir, desprestigiar o insultar. Si es cierto que “eres lo que publicas en Twitter”, como afirma el creador de Million Dollar Homepage, Alex Tew,  entonces las redes sociales no son más que un espejo deformado por la percepción que tenemos de nosotros mismos y de nuestra relación con los demás. 

Tomemos por caso la siguiente situación, real, en Facebook: alguien da por cierta y reproduce una noticia con un titular absurdo sobre un personaje famoso, de gran prestigio pero no exento de actitudes polémicas. Por si no fuera suficiente el tenor del título para notarlo, con solo ingresar al sitio original se entiende que se trata de una broma cargada de ironía. Sin embargo ese alguien la publica como cierta,  con un comentario muy negativo además. Y se suceden entonces una catarata de comentarios desagradables, ofensivos, despreciativos, sin que nadie ponga coto a la cuestión. Algún comentarista se anima a aclarar que es un chiste, pero parece no importar: el resto sigue igual, criticando. ¿Qué grado de locura nos afecta, como para descargar tanto odio en un comentario y además, sobre una noticia que es un fake?

Escriba usted, lector, una entrada o comentario con cierta ironía o humor, y de inmediato aparecerá un fundamentalista de la literalidad para caerle duramente con una crítica o cuestionamiento brutal.

Para el sociólogo Manuel Castells, “Internet permite la creación en red, más allá de una suma de individualidades”. Seguramente será así cuando aquel espejo del que hablábamos sea no sólo claro, sino además uno en el que se refleje también el otro.

Si creatividad es la consigna, las redes serán, bien usadas, el modo de compartir aquello que logramos juntos.


En la foto, uno de los trabajos presentados por alumnos de Bellas Artes en la muestra de Proyecto I: un espejo con figuras dibujadas y la frase “Todos somos los otros”.

La web también tiene estas cosas

Curiosos, excéntricos o llamativos, todos igualmente inútiles pero francamente deliciosos. Son sitios para dejarse llevar, relajarse -me retracto por lo de inútiles, entonces- o simplemente admirar.

Aquí, algunos de esos sitios.

Zoomquilt

zoomquilt

Nada de mouse o teclado. Simplemente entrar al sitio y dejarse llevar en un viaje sin fin.

Dos minutos de no hacer nada

dos

En una situación estresante entrá a esta página y descansá por dos minutos escuchando el ruido de las olas.

La puerta secreta

puerta

Abrir una puerta y salir azarosamente a un punto cualquiera del planeta para recorrerlo vía Street View, es el placer que propone “La puerta secreta”. Yo navegué el Amazonas y me desplacé subido al techo de un tren en los Alpes suizos. Bueno, es algo…

Raindrops

drops

A muchas personas les agrada observar y escuchar caer la lluvia. En este sitio no sólo podremos hacer esto, sino además agregarle el sonido ambiente de conversaciones en un café y una tormenta eléctrica.

Neon Flames

neon

Relajarse sintiéndose un artista. Eso propone Neon Flames, un sitio para usar una paleta de colores y perderse mirando como se funden unas con otras.

Más de estos sitios para perderse, en Genial.guru.

- Ir arriba -