Ir al contenido

Experiencias 2.0 - 3. página

Experiencias en el aula 2.0

Mención de Apuntes e Ideas Sueltas

Una vez más la Prof. Lenis Querales, autora del blog Una experiencia 2.0, un espacio sobre divulgación y formación en las nuevas tecnologías,  ha tenido la amabilidad de referenciar nuestro blog, en esta ocasión como un espacio de aprendizaje, algo que nos llena de orgullo por el sentido significativo de semejante reconocimiento. Agradezco nuevamente a la Lic. Querales por su interés en nuestro trabajo.

También te puede interesar:

Sres. Jefes: No confundir accesibilidad con disponibilidad

El derecho a desconectarse fuera del horario de trabajo entra en vigor hoy en Francia (…) El dispositivo legislativo crea un derecho para los asalariados y una obligación para las grandes empresas, la de regular el uso de las tecnologías de la comunicación (mensajerías y correos electrónicos o teléfonos móviles) para garantizar el respeto del tiempo de descanso y de las vacaciones (…) En la Argentina, por ejemplo, el 64% de los empleados sigue conectado fuera de su horario laboral.
Fuente: Diario La Nación

También te puede interesar:

El futuro de la memoria digital

El volumen de datos digitales generados a nivel global es cada vez mayor y los soportes de almacenamiento se vuelven obsoletos, y por lo tanto inaccesibles en corto tiempo. ¿Qué podemos aprender de las civilizaciones antiguas que nos dejaron su legado en piedra?  ¿Es posible usar cuarzo como soporte? ¿Por qué los centros de datos más importantes continúan usando cintas magnéticas? ¿Y si usáramos el ADN para guardar la información?

Las respuestas a estas preguntas son objeto y desvelo de los científicos. ¿El objetivo? La creación de soportes permanentes y herramientas que nos permitan navegar por ese océano de información, sin pérdidas de datos y en forma segura.

El siguiente documental explica cómo:

Contenidos recomendados:
Obsolescencia y olvido
Preservación de la información
Pasado y presente sin futuro


Fuente: DOCUMENTALIA CIENCIA
También te puede interesar:

Entrevista en S.O.S Sociedad: Los chicos y la tecnología

recorte

Hoy estuve invitado al programa “S.O.S. Sociedad”, conducido por la periodista Silvana Graziutti (FM AZ 92.7 de Rosario, viernes 19hs.) El tema convocante fue “Chicos y tecnología”, y algunas estrategias para una experiencia de provecho y sin riesgos, de las nuevas tecnologías.

Muchas gracias a Silvana por su amabilidad y buen trato.

También te puede interesar:

Facebook y el odio sin máscaras

20161115_193731

Tal vez sea injusto centrar la cuestión planteada en el título únicamente en la red social Facebook, ya que podría afirmarse que todas y cada una de las redes sociales intermediadas por lo digital sufren en mayor o menor medida de los males que acarrea -y que no les son propios, debemos aclarar- la comunicación en el mundo virtual: odio, soberbia, ignorancia, ideas extraviadas y otras desgracias de la conducta humana surcan cada minuto las redes y es muy difícil -tal vez imposible-, relegarlas a un plano en que no nos afecten.

Evitar contactos indeseados o eliminar aquellos que ejercen violencia verbal o discriminación -que para el caso sería lo mismo-, podría ser la solución. Pero de todos modos estarán allí, imparables, imperturbables, listos para dar el zarpazo de su comentario hiriente, cargado de desprecio.

Más allá del  troleo o el spam, acciones que difieren en su nivel de violencia pero no en el de intromisión, las redes sociales parecen ser el campo propicio para que seres frustrados, amargados y resentidos den rienda suelta a su verborragia violenta, no importa qué, quién, cómo y cuándo: allí estarán para contradecir, desprestigiar o insultar. Si es cierto que “eres lo que publicas en Twitter”, como afirma el creador de Million Dollar Homepage, Alex Tew,  entonces las redes sociales no son más que un espejo deformado por la percepción que tenemos de nosotros mismos y de nuestra relación con los demás. 

Tomemos por caso la siguiente situación, real, en Facebook: alguien da por cierta y reproduce una noticia con un titular absurdo sobre un personaje famoso, de gran prestigio pero no exento de actitudes polémicas. Por si no fuera suficiente el tenor del título para notarlo, con solo ingresar al sitio original se entiende que se trata de una broma cargada de ironía. Sin embargo ese alguien la publica como cierta,  con un comentario muy negativo además. Y se suceden entonces una catarata de comentarios desagradables, ofensivos, despreciativos, sin que nadie ponga coto a la cuestión. Algún comentarista se anima a aclarar que es un chiste, pero parece no importar: el resto sigue igual, criticando. ¿Qué grado de locura nos afecta, como para descargar tanto odio en un comentario y además, sobre una noticia que es un fake?

Escriba usted, lector, una entrada o comentario con cierta ironía o humor, y de inmediato aparecerá un fundamentalista de la literalidad para caerle duramente con una crítica o cuestionamiento brutal.

Para el sociólogo Manuel Castells, “Internet permite la creación en red, más allá de una suma de individualidades”. Seguramente será así cuando aquel espejo del que hablábamos sea no sólo claro, sino además uno en el que se refleje también el otro.

Si creatividad es la consigna, las redes serán, bien usadas, el modo de compartir aquello que logramos juntos.


En la foto, uno de los trabajos presentados por alumnos de Bellas Artes en la muestra de Proyecto I: un espejo con figuras dibujadas y la frase “Todos somos los otros”.
También te puede interesar:

- Ir arriba -