Ir al contenido

Experiencias 2.0 - 44. página

Experiencias en el aula 2.0

Atención señora, señor: en manos de tipos como éste ud. pone su información personal

“La gente se cambiará el nombre para huir de su pasado digital”

¿Quién dijo esta barrabasada? Eric Schmidt. No, no es broma. El consejero delegado de Google afirmó esto porque, tal cual lo cita Baquía en un artículo hoy, este señor cree que “los jóvenes se cambiarán el nombre al llegar a la vida adulta para huir de todas esas fotos de borracheras y gamberradas que quedan en la Red”.

Al jefe de Google le parece perfectamente normal cambiarse el nombre. El argumento es que no tendríamos que preocuparnos por la privacidad, ni por las fotos indiscretas, ni por los comentarios fuera de tono. Con cambiarse el nombre, fin del problema.

No puedo más que coincidir con la mirada que le dan a la cuestión los autores del mencionado artículo:

No está del todo claro cómo vamos a hacer para asegurarnos de que no volvemos a llamar al sobrino de turno por su nombre antiguo, no sea que destrocemos la reputación de su nueva vida rememorando todo eso que quizá no debería haber llegado a la Red en un principio. Al parecer, que el muchacho asuma la responsabilidad de sus ocurrencias de juventud es inconcebible.

Impresentable, pero Schmidt maneja algunos botones en la red. En sus manos está nuestra información personal sensible.

Visto y tuiteado por @ValeriaRoman. Gracias a @aletorto por el RT

También podría interesarte...

Anti-marketing: un caso emblemático de mal uso de las redes sociales

Hace unos días el suplemento iEco de Clarín publicó una entrevista a Mónica Gadsby, experta en Semiótica y Antropología Cultural, en la que afirmaba, entre otros conceptos muy interesantes, que “las marcas no les encontraron la vuelta a Twitter y Facebook”. Gadsby estaba analizando en la ocasión el rol de los planificadores de medios en el negocio digital.

A este respecto, la experta opinaba sobre el crecimiento de Facebook y Twitter en este contexto:

Vemos que hay mucho potencial, pero todavía nadie encontró la forma de utilizarlo. Algunas empresas empezaron a llevar acciones online interesantes, que unen el sentido de lo que pasa en una red social con su estrategia de marca. (…) Las personas no quieren recibir una oferta, salvo que se trate de una acción que los mueva a buscarla.

En opinión de Gadsby, el problema radica en que,

… cada cliente quiere tener su propia red social. Por ejemplo, una empresa de alimentos quiere armar una red social para que las personas intercambien recetas. No sé si es el enfoque adecuado. (…) Por eso les decimos a las empresas que deben ir más allá del banner. De hecho, se están tornando en paisaje y no son relevantes, salvo algunos casos. En ciertos casos funciona el micrositio, pero si ofrece algo estándar ya no sirve. Sólo es visitado cuando agrega valor a la vida del cliente.

Si a este enfoque equivocado se le suma el desconocimiento de las reglas de etiqueta comúnmente aceptadas por sus usuarios de las redes sociales, el resultado puede ser catastrófico. Un caso emblemático de este error sería el de Nestlé.

En el artículo escrito por Víctor Bandín y publicado en Internet Advantage, titulado “Otro fracaso de Relaciones Publicas en redes sociales”, se cuenta en detalle toda la trama del papelón.

Resumiendo, el caso es más o menos así: el pasado 17 de marzo Greenpeace publicó un informe en el que se dice que Nestlé utiliza aceite de palma procedente de Indonesia para elaborar sus productos, y que su proveedor incumple las leyes deforestando la selva y destruyendo el habitat de una especie protegida como los orangutanes. Nestle negó la acusación. Entonces los ecologistas lanzaron una campaña en Youtube, Twitter y Facebook invitando a los internautas a utilizar un logo modificado de Kit-Kat con la palabra killer (asesino).

Sigo: el 18 de Marzo la multinacional suiza consiguió que Youtube retirara el video alegando uso indebido de su marca registrada. Pero no satisfechos con semejante medida, en lugar de atender las quejas y preguntas de sus seguidores sólo se limitaron a recordar que la página les pertenece y que si a alguien no le gusta, adios.

Por supuesto esta actitud, que los fans lo consideraron censura, generó una ofensiva global contra la empresa suiza. Tras varios comunicados en su web, un representante de Nestle intentó sin éxito calmar los ánimos insinuando que la reacción del publico era desproporcionada, ya que no censuraban a todo sino sólo a los comentarios negativos. Finalmente, Nestlé dió marcha atrás y pidió disculpas por los errores cometidos y sus malas formas, aunque parece que ya era algo tarde para lágrimas.

El autor del artículo comenta muy acertadamente hasta que punto las empresas pueden desconocer cómo funcionan estos nuevos ámbitos:

Tampoco supo reconocer en la modificación de su logo (practica común en Internet) una consolidación de su branding global. Pese a que en este caso fuera utilizado con connotaciones negativas, el que los internautas modifiquen y difundan un logo está al alcance de muy pocas marcas (Nike, Puma, Google, Coca Cola, etc). Si esta crisis se hubiera gestionado correctamente, sin intentar silenciar a sus fans ni prohibirles adaptar el logo corporativo, Nestle podría haber sentado las bases de futuros éxitos.

Las oportunidades se pierden por no verlas, eso es claro. Pero también por verlas pero por las propias rigideces no ser capaces de adaptarse. Es bíblico: remiendo viejo sobre tela nueva rompe finalmente ambos.

También podría interesarte...

Subí tu foto hot a Facebook

No creo que necesite invitar a nuestros lectores masculinos a mirar con atención esta foto, porque irradia mucha belleza hot, ¿no es cierto?

Además de lo obvio, ¿qué tiene de curioso o particular esta foto? Bueno, esto:

Una de las bellezas que aparece retratada es nada menos que la nueva ministra de Economía de Georgia, república al sur del Cáucaso, Vera Kobalia.

La morocha hot por supuesto tuvo que salir a dar explicaciones a la prensa georgiana y rusa, que cuestionó su reciente nombramiento al frente de la cartera económica de ese país.

Cuentan que el presidente de ese país Mijeíl Saakashvili, que al parecer no se priva de algunos placeres, conoció a Kobalia en una discoteca durante los últimos Juegos Olímpicos de invierno en Vancouver.

Bueno, he aquí el nudo de la cuestión que nos interesa particularmente: la vocera de la ministra aseguró que la foto fue tomada hace diez años en Estados Unidos cuando Kobalia era estudiante.

La bella Vera suspiró aliviada porque parece que es lo más comprometedor que le encontraron, así que salió a preguntar en donde estaba el problema. Sumado esto a que a los opositores al presidente les precupa más la falta de experiencia que las sugerentes curvas de la nueva ministra, el asunto parece que no pasará a mayores, al menos en cuanto a la foto.

Además el buen Mijail quiere romper con el pasado soviético nombrando a jóvenes responsables para inyectar energía y nuevas ideas a su gobierno. En este caso, entre sus talentos Vera parece tener el de bailar arriba de cosas como barras, escritorios y eso, así que, ¿qué más se puede pedir?

Nosotros no vamos a tener nunca ese problema: todas nuestras políticas son un escracho.

A propósito: ¿en dónde hallaron los medios la foto? En Facebook, claro.

Fuente: MinutoUno.com

También podría interesarte...

Practicar el modelo, y no sólo declamarlo

Me tocó estar en todo tipo de charla-conferencia-exposición-etcétera, con resultados diversos. En ciertas ocasiones, sólo fueron la oportunidad de mostrarse para el expositor. En otras, mi interés por el tema se las vió negras con el tedio: verdaderos plomazos de conferencistas a los que sólo salvó la importancia del asunto en cuestión. También sufrí a políticos de la educación, quienes mientras hablaban se les notaba el deseo de estar en cualquier otro lado excepto allí, y a las estrellas temporales que montaban un show que ni ellos mismos creían.

Hubo dos ocasiones, sin embargo, -y es probable que injustamente me esté olvidando de alguna otra- en las que salí de la charla-conferencia-exposición-etcétera entusiasmado, masticando, lleno de una experiencia real, vívida, nacida del sentido común, de una sólida formación y de un incondicional apasionamiento del susodicho por su tarea.

La primera de ellas fué hace unos años con Juan Ignacio Pozo. Todavía sigo repitiendo frases e ideas que le escuché en aquella ocasión, y afortunadamente los que me quieren me lo soportan. La otra fué el martes pasado con Daniel Krichman.

Sé que a él no le va a gustar que diga estas cosas, así que me apresuro a explicarlo. Pero me parece que con el título del post ya estoy dando varias pistas.

El martes 27, en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia de Rosario, Daniel cerró el mes de conferencias dedicadas a pensar la educación, dentro del ciclo Del derecho y Del revés que organiza y coordina la psicóloga Laura Capella.

La convocatoria fué a pensar la Web 2.0 como un Modelo de aprendizaje, pero no desde el lugar del que teoriza y declama sino desde la propia vivencia. No fué una conferencia en el sentido estereotipado y marketinizado del término, sino un momento de vivir in situ lo que nos está pasando en lo cotidiano con las TIC.

El propio Daniel lo explica:

Cuando Laura me invitó a participar de su ciclo, empecé pensando en cómo atar cabos de todas estas situaciones y se me ocurrió que en lugar de hacer una presentación, debería hacer una experiencia de transmisión. La diferencia había que ubicarla en los niveles del relato: No se trataba de pasar contenidos y nada más, sino hacerlo desde una configuración narrativa que obligara al expectador a estar pendiente de lo que iba a pasar. Data, pero también metadata.

Apelar a todos los recursos tecnológicos disponibles en el lugar -enfatizo, en el lugar– se convirtió entonces en el medio favorable para ponernos en contexto al tiempo que puso en evidencia que, más que recursos, se requiere de creatividad. Si el mensaje está claro, los recursos -escasos o no- sólo hacen lo que deben hacer: desaparecen del primer plano para enfatizar, privilegiar lo importante. Krichman dixit:

En cualquier área, después del conocimiento, la madre de la habilidad es la práctica, la repetición sistemática hasta que uno consigue ubicarse en la posición de hacedor, de usuario (…) esto sucede cuando uno hace lo que quiere hacer con las herramientas y no lo que puede. Cuando las herramientas desaparecen del primer plano, como el lápiz cuando escribía su nombre.

No sé ustedes, pero yo ya estoy cansado de los discursos, de las soluciones de contingencia -cuando sufrimos a diario problemas reales en la educación-, de la certeza de que en vez de estrategias coherentes con el modelo de ciudadano que deseamos, sea la maquinaria de consumo la que decida qué es lo mejor ¿para nuestros chicos?

Pero los docentes también tenemos que dar el paso al frente. El martes en el Bernardino Rivadavia de Rosario, hubo uno que lo hizo.

También podría interesarte...

Escher en 360°

En Tributo a Escher se puede recorrer una de aquellas casas imposibles del gran maestro holandés. No tiene el encanto y el magnífico colorido de un Escher original y ni se acerca a la escena final de Labyrinth, en el encuentro final entre Jareth y Sarah, pero está muy bien.


Tribute to Escher in Barcelona

Visto en Microsiervos

También podría interesarte...

Un ‘editor de confianza’ para resguardar a Wikipedia

Los responsables de la enciclopedia online decidieron introducir modificaciones en su sistema de edición. La intención es mejorar el método de publicación sin alterar su principio elemental de que cualquiera puede aportar libremente sus conocimientos.

En la actualidad el control lo realiza un equipo de editores voluntarios que revisa los cambios que la gente hace en los artículos.

La nueva función se denomina “cambios pendientes”, que implica básicamente que la información permanecerá oculta hasta que haya sido revisada por un editor de confianza que certifique la validez de los cambios. Recién allí la actualización de los datos podrá ser visible para el resto de los navegantes. Inicialmente este cambio se aplicará a un número reducido de artículos en inglés a modo de prueba.

Fuente: Clarin.com

También podría interesarte...

El formato MP3 cumple 15 años

El MP3 celebra hoy sus 15 años. La técnica de compresión de datos digitales se estandarizó en 1992, pero hasta 1995 no se popularizó. Hoy en día millones de personas caminan por la calle escuchando en sus reproductores algún archivo MP3.

“En aquel entonces, nos dimos un par de días para discutir sobre las extensiones”, recordó el alemán Karlheinz Brandenburg, uno de los responsables del desarrollo de la técnica de compresión de datos de audio. Hasta entonces, su equipo formado por unas 40 personas utilizaba internamente la extensión “.bit”. “En la búsqueda de un nuevo nombre se trataba sobre todo de que reflejara la tecnología”, explicó el director del Instituto Fraunhofer IIS para la investigación de compresión de audio, en Erlangen.

“MP3” como extensión para archivos según el estándar ISO IS 11172-3 “MPEG Audio Layer 3”, era una de las ideas que se barajaban. Antes, un equipo del Fraunhofer en Múnich había adjudicado a su tecnología “MPEG Layer 2” la extensión “.mp2”. “Entonces, la competencia nos animó a hacerlo”, recuerda Brandenburg. “En realidad ganaron ambos, pero eso no lo saben muchos”. El MP2 se utiliza hoy en día para la transmisión de audio por antenas de televisión digital, por ejemplo.

Pero el verdadero ganador fue el MP3. La idea era grabar sólo las señales de audio que el oído humano pudiese identificar. Con ello, la memoria necesaria para almacenar datos de audio se reducía drásticamente. El formato con la extensión “.mp3” revolucionó la industria musical. Su estandarización fomentó el desarrollo de aparatos de reproducción musical, cuya memoria podía guardar cientos de álbumes musicales.

“Siempre tuvimos en cuenta que fueran modelos que se adecuaran al mundo de internet”, indicó el experto a la vez que reconoció que en estos años han aparecido otras técnicas, como la AAC, que ofrecen un sonido mejor. Pero el MP3 puede escucharse en todos los aparatos, “lo que garantiza su existencia en los próximos 10 años”, culminó.

Fuente: ElComercio.pe

También podría interesarte...

Dispositivo de conocimiento bio óptico organizado

También podría interesarte...

- Ir arriba -