Ir al contenido

Experiencias 2.0 - 61. página

Experiencias en el aula 2.0

Por qué el spam no se terminará nunca

No, a menos que las leyes se adecuen y se sancione debidamente a los spammers. Y la razón es: se trata de un buen negocio.

Informa Microsiervos que un grupo de investigadores del International Computer Science Institute de San Diego se propuso averiguar cuanto dinero podía ingresar un spammer al día.

Para la investiganción, dejaron que ocho ordenadores se infectaran de un virus que los convetía en miembros de una botnet, aunque modificaron el software para que los mensajes que enviaban las máquinas infectadas dirigieran a un sitio que ellos habían montado a tal efecto. El sitio, similar a uno de esos que venden medicamentos a través de Internet, dejaba a los interesados llevar a cabo todos los pasos de la compra, salvo que al final daba un error.

Como conclusión, los investigadores desarrollaron una fórmula que les sirvió para calcular los ingresos de un spammer, llegando a una sorprendente ganancia promedio en el orden de los 7.000 dólares al día, para un producto ofrecido con un costo también promedio de 100 dólares.

Todo esto sin necesidad prácticamente de mover un dedo, y con costos muy reducidos. Una forma fácil de hacer dinero a costa de molestar a los demás.

Fuente: Microsiervos

También te puede interesar:

Un servicio técnico eficaz

Si, si. Yo me voy a hacer uno igual al de la foto, como para no errarle nunca. Y digo por experiencia propia, que el menú de soluciones propuesto por esta ruleta casera suele ser suficiente para resolver cualquier consulta.

Faltan algunas, tal vez por una diferencia de edad mía con el autor (como por ejemplo, “¿revisaste la perilla del brillo?”, en aquellos viejos monitores analógicos de antaño), pero está muy bien.

Las posibles respuestas son:

– ¿Has probado reiniciando la computadora?
– ¿Está el cable de alimentación eléctrica enchufado?
– ¿Probaste con cambiar tu contraseña?
– Sí, hacé clic en OK
– Es una estafa, simplemente bórralo
– Eso luce como un problema de hardware
– No, se borró y lo perdiste
– OK, dejá que te lo busco yo en Google

No lo dudes, amigo soporte: esta es la única ruleta en la que el ganador siempre es… ¡tu sistema nervioso!

Fuente: JobDescriptions.net

PD: Esto me hizo recordar a aquel genial video del soporte y el monje medieval. Aquí va de nuevo:

También te puede interesar:

No aclares que oscurece

Algunos lo llaman mirarse al ombligo, nosotros pensamos que estamos haciendo retroceder las fronteras del conocimiento.
Peter Lee, responsable del laboratorio de investigación Microsoft en Redmond

En respuesta a cierta percepción del público, que parece sospechar que la empresa de Redmond se ha convertido en un gigante somnoliento y apagado frente a los espectaculares avances de otros grandes como Apple o Google, Microsoft salió a promocionar sus nuevos productos con bombos y platillos.

Sin embargo, flaco favor le hacen sus ejecutivos. ¿Qué quiso decir Peter Lee con hacer retroceder las fronteras del conocimiento? ¿Volveremos a Windows 3.1, aquel casi sistema operativo que les dio tantas satisfacciones? ¿O estarán inventando una máquina que nos hará olvidar todo lo que aprendimos en los últimos 15 años, digamos, para llevarnos a la era pre-Google, cuando cuál atilas corporativos compraban competidores para que no creciera más el pasto en ellos?

En fin. Puede significar cualquier cosa, hasta algo bueno si se quiere. Por lo pronto, si lo que quieren es ampliar o extender las fronteras del conocimiento, tal vez deberían entender que a otros les sale mejor, simplemente porque se preocupan por hacerlo bien.

Fuente de las citas: BBCMundo

También te puede interesar:

Capturando imagenes

La forma de capturar imágenes dice más de nosotros que de lo capturado.
Christian Ferrer, sociólogo, analizando la cuestión de los medios y el terremoto en Japón.

También te puede interesar:

Lo veloz de la historia

El primer tsunami que todos pudimos seguir al instante nos muestra una vez más que en esta era de lo impensable, de la historia veloz y la incertidumbre más profunda, lo único que no podemos decir es que no nos enteramos de lo que está pasando. Que lo podamos elaborar, repensar o sacar conclusiones a la misma velocidad, es otra cosa.
Gustavo Sierra, corresponsal, analizando la cuestión de los medios y el terremoto en Japón.

También te puede interesar:

- Ir arriba -