Ir al contenido

En el aula - 17. página

El aula, en cualquier momento y en cualquier lugar

La fundación OLPC decidió finalmente instalar Windows XP en su XO

Anunció hace minutos Engadget en español que ya es oficial: el OLPC XO tendrá Windows XP.

Ha sido una decisión controvertida, pero finalmente la fundación OLPC ha decidido dar el salto y empezar a instalar Windows XP en su XO, transformando de esta forma al potencialmente revolucionario portátil en otro subnotebook Windows. Bueno, sigue siendo barato como ninguno, pero sin Sugar ha perdido la mitad de la gracia. Aparentemente Microsoft lleva más de un año desarrollando drivers especiales para algunas funciones específicas del XO como el modo e-book, la alfombrilla de escritura y la cámara. Además, y dado que XP es demasiado gordo para entrar en el GB de memoria interna que tiene, vendrá preinstalado en una tarjeta SD de 2 GB, dejando un total de 1,5 GB libres para medios y aplicaciones.

La cuestión con el abandono de Sugar tiene que ver con la partida de Walter Bender, ex-presidente de software y contenidos para el proyecto, que ha decidido llevarse consigo su plataforma.

Sin otro propósito que ofrecerle un nuevo hogar, el antiguo ejecutivo de OLPC ha creado una nueva organización sin ánimo de lucro dedicada a la continuación del sistema operativo. El fin último de su nueva aventura es ofrecer soporte completo para otras plataformas de bajo coste como por ejemplo el Eee PC.

El mercado manda.

También te puede interesar:

La realidad de todos modos estará allí

Algunos datos que surgen del “Barómetro de la Deuda Social de la Infancia”, presentado hoy por la UCA y la Fundación Arcor, un informe mide las condiciones de vida de la niñez y la adolescencia en los principales centros urbanos:

  • Más del 60% de los menores de 17 años vive en hogares vulnerables.
  • Casi la mitad de los niños, niñas y adolescentes, pertenecen a hogares sin cobertura de salud.

En relación con la brecha digital:

  • 7 de cada 10 chicos en edad escolar y más de 4 de cada 10 adolescentes no accede al uso de Internet. Esto se incrementa a medida que desciende el nivel socio-económico de los hogares.
  • Los chicos de mayores recursos (de 6 a 12 años), el 20% no utiliza Internet y el 70% no tiene celular propio.
  • El 86% de los chicos de menores recursos no navega por la Web, ni siquiera en cíber o locutorios.
  • El 96% de ellos que no tiene celular.
  • Entre los adolescentes (13 a 17), apenas el 5% de los de mejor nivel socioeconómico no utiliza Internet, contra un 70% de los más pobres.

Un Estado ausente, las discusiones estériles, los decálogos, los catálogos, las recetas y los gurúes podrán disimular la realidad, pero de todos modos ella estará allí, justamente donde no se sabe, o no se desea, mirar.

También te puede interesar:

Sobre decálogos y otras recetas

Apresúrate; no te fíes de las horas venideras. El que hoy no está dispuesto, menos lo estará mañana.
Ovidio, poeta romano, 43 aC – 17 dC

Descreo de las recetas en general, y en la educación en particular. Sí creo en una formación sólida que permita ejercer creativamente la libertad de pensamiento y de acción. En todo caso, la evaluación previa de las propuestas y de los resultados posteriores decidirá si la idea, proyecto o iniciativa es viable, pero no puede haber recetas.

Escribo esto pensando en que suelen publicarse, en algunos blogs que tratan la cuestión de la incorporación de las TIC en la educación, decálogos y recetas varias sobre cómo deben conducirse los docentes de TIC y cómo debieran ser sus clases. Algunas de esas recetas surgen de las buenas intenciones y otras tienen un aire de haber hallado la solución de todos los males de la educación, si eso fuera posible. Pero, ¿sirven?

Generalmente se argumenta en estos decálogos sobre cómo debe ser la enseñanza de la materia y cuál la teoría del aprendizaje a la que adherir, como si eso pudiera inculcarse. Si la enseñanza de la Tecnología en particular siempre tuvo una tendencia conductista, típica de las áreas fuertemente instrumentales, esto no se cambia con recetas sino con capacitación. Suponiendo que aquellas teorías no sirvan, por supuesto.

Creo entender el origen de estas ideas: históricamente los docentes de computación fueron informáticos y técnicos sin formación docente, y más recientemente, profesionales de otras áreas reconvertidos, en un abanico que abarca desde docentes de actividades prácticas hasta contadores públicos con mucha o poca formación pero con un déficit en cuanto a competencias. De este modo, las materías tecnológicas se redujeron a una especie de paréntesis de las ciencias que realmente importan, 80 minutos de distracción fabricando veladores o jugando con la tortuguita y un recreo para las maestras en su ardua tarea diaria. Y es difícil volver de eso.

Pero hoy que la realidad se impuso, tanto la sociedad como los chicos mismos reclaman -las más de las veces en silencio- otras competencias. Y se necesitan docentes formados para proveerlas -en el sentido de aprovisionarlos, de darles lo necesario para el resto del camino.

Por eso no parece tiempo de recetas sino de ideas, de un trabajo solidario, transversal y creativo entre profesionales. Creo que esta es la idea central que nos lleva en este blog a abrevar tan seguido en las ideas de Castells, Pozo, García Canclini, Sarlo, Levis y tantos otros que mirando a las tecnologías como un hecho social -que lo es-, analizan, critican, evalúan, aportan, despiertan. Pero nunca imponen.

Ahora bien, uno puede debatir, compartir, aceptar o rechazar ideas de o con otros, pero las conclusiones siempre deben ser propias, personales. El que hoy no está dispuesto, menos lo estará mañana.

También te puede interesar:

El proyecto OLPC sigue en caída, lamentablemente.

Nicholas Negroponte dijo recientemente que usar software de código abierto en la OLPC no ha sido bueno. Sin siquiera dudar de las intenciones de los involucrados en este proyecto con el que muchos nos ilusionamos, consideramos que declaraciones de este tenor son poco menos que el certificado de defunción del proyecto, ya golpeado últimamente por la deserción de Walter Bender y las fallas de fabricación en algunos equipos.

El impacto en la comunidad del software libre en general y en aquellos involucrados en el proyecto no se hizo esperar. El mismísimo Richard Stallman se refiere a la cuestión en su blog en una declaración a la que tituló “¿Se puede rescatar OLPC de Windows?”, y cuya traducción puede leerse en Picando Código. A continuación, algunos párrafos salientes:

Leí la declaración de Negroponte presentando el XO de OLPC como plataforma para Windows en las circunstancias más irónicas posibles: durante una semana de preparación, con una fecha límite, para migrar personalmente a un XO. Tomé esta decisión por una razón específica: libertad.

Algunos entusiastas del sistema GNU/Linux están sumamente decepcionados ante la posibilidad de que el XO, si alcanza el éxito, no sea una plataforma para el sistema que aman. Aquellos que han apoyado el proyecto OLPC con esfuerzo o con dinero, podrían sentirse traicionados. Sin embargo, esas preocupaciones quedan soslayadas por otros factores en juego: que el XO sea un instrumento para alcanzar la libertad o un instrumento de sumisión. (…) Desde que se anunció OLPC por primera vez, lo hemos imaginado como una forma de conducir a millones de niños en todo el mundo hacia una vida en la que puedan hacer sus tareas de computación en libertad. (…) Enseñar a los niños a usar un sistema privativo (no-libre) como Windows no hace del mundo un lugar mejor, porque los pone bajo el poder del desarrollador del sistema –tal vez de forma permanente.

OLPC ya ha inspirado la fabricación de otras computadoras baratas; si el objetivo es solamente proporcionar computadoras baratas, el proyecto OLPC ha triunfado, se construyan o no más XO. Por lo tanto, ¿porqué más XO? La entrega de la libertad sería un buen motivo. (…) La decisión del proyecto no es definitiva; la comunidad del software libre debe hacer todo lo posible para convencer a OLPC de continuar siendo (…) una fuerza para la libertad.

OLPC esperaba que la comunidad contribuyera en el desarrollo de su interfaz, Sugar, pero las contribuciones no han sido muchas. En parte debido a que OLPC no ha estructurado su desarrollo como para llegar a la comunidad y recibir ayuda –lo cual significa, visto en términos constructivos, que OLPC puede obtener mayores contribuciones empezando por hacer eso.

Sin lugar a dudas, una voz para tener en cuenta en medio de tanta confusión.

También te puede interesar:

OLPC: comienzan a surgir fallas de fabricación

Aquí en Argentina sólo las vimos en fotos, pero en aquellos lugares donde sí se hicieron los deberes y la OLPC está en uso, hay algunas quejas por fallas en el teclado. Informa Engadget en español:

¿Creías que todo iba sobre ruedas con el OLPC XO? Pues parece que las cosas no son así del todo y es que al parecer, algunos usuarios del diminuto y ultra económico ordenador están experimentando problemas con el teclado que están subiendo de tono su hartazgo. Al parecer, las teclas se quedan bloqueadas en una determinada posición y/o se activan accidentalmente, y la empresa es consciente del problemas, pero ha sido incapaz hasta la fecha de localizar el foco del mismo, dada la diversidad de proveedores de los componentes del teclado. Por el momento, OLPC está pidiendo a sus clientes que devuelvan sus portátiles en aquellos casos en que la situación sea insostenible, aunque no nos queda claro como va a funcionar este proceso en países en vía de desarrollo.

Parece que estamos ante otro capítulo de este culebrón sembrado de dudas, incertidumbres y hasta de cierto toque tragicómico. Alguien que le ponga un poco de cordura a este escándalo, se busca.

También te puede interesar:

Breves: OLPC en (más) problemas, muchos chinos, capricho caro, y más

  • Aunque Negroponte diga que no está pasando nada raro en su fundación, los rumores y los sucesos de los últimos tiempos indican lo contrario. Ahora Walter Bender, el jefe de software y contenido, ha renunciado al proyecto. Se dice que el deseo de Negroponte de usar únicamente Windows XP estaría desmotivando a miembros de la fundación, pero la realidad dicta que el uso del sistema operativo de Microsoft sería vital para incrementar las ventas. Engadget
  • China se coloca a la cabeza en cantidad de usuarios de Internet: 220 millones de personas. De este modo superan a los estadounidenses, que suman 216 millones. Pero se debe tener en cuenta que esta cantidad de personas en los EE.UU. refleja una penetración de Internet del 71%, mientras que los 220 millones de chinos representan solo del 17% del total de la población. Podría decirse que es sólo el inicio. Fayewayer
  • Nathan Mhyrvold, jefe de tecnologías (CTO) de Microsoft vio en el Museo de las Ciencias de Londres la que es considerada como la primera computadora del mundo, la máquina analítica diseñada -pero nunca terminada- por Charles Babbage, y no pudo resistir las ganas de comprarse una. Un millón de dólares y tres años después, Nathan ha recibido su computadora, que estará en exposición en el Museo de la Historia de la Computación de California por seis meses. Engadget
  • Me resultó sumamente curioso observar cuantos blogs se hicieron eco de la publicación de la lista de los 100 intelectuales más influyentes, que publicó la revista Foreign Policy días atrás. La verdad es que es una lista muy sui generis, poco objetiva y muy muy al estilo de estos tiempos en eso de juntar “la Biblia y el calefón”. Cuando quise saber más buscando en otros medios encontré poco y nada. Se me ocurrió entonces que debería consultar con algún sociólogo -¿o tal vez psicólogo?- el significado de este detalle, y podría luego escribir un paper titulado: “Los bloggers intelectuales, ¿son o se hacen”?
También te puede interesar:

Las tecnologías en la escuela necesitan de contenidos, no de modas

El libro, el pizarrón, la tiza, el banco, el aula, el taller, la escuela, el lápiz, el pincel, el cuaderno, la campana, el manual, la plasticola, la brillantina, la gomina, el papel secante, la pluma fuente, el plumín, el papel glacé, el mástil, la bandera, los juegos, el bebedero, el lavatorio, el mingitorio, la puerta, el picaporte, el portafolio, la cartulina, el mapa, el repuesto rivadavia, el guardapolvo, los mocasines, el tubo fluorescente.

Estas eran algunas de las tecnologías que usabamos en mi época de escolar. Muchas de ellas cambiaron radicalmente en función de un cambio de teoría: a modo de ejemplo, el banco fijo en hilera del conductismo dió paso al más constructivista pupitre libre con silla, en franca evidencia de que la escuela -a diferencia de lo que afirman algunos iluminadossí sabe que hacer con las tecnologías, aunque a veces se sobresalte y no reaccione de inmediato, porque entiende que ellas acompañan formas y modos de educar, y también ideologías, según sean aceptadas y utilizadas o desechadas.

Desde hace varios años se suman la tele, los diarios -otro cambio importante, seguramente- y el video y, más recientemente, las actuales nuevas tecnologías -y enfatizo la palabra nuevas: cd, dvd, mp3, internet, etc., etc., que la escuela seguramente está aprendiendo a incorporar. Evidencias hay de ello.

El problema de la incorporación de los cambios tecnológicos en la escuela, y de las nuevas tecnologías en particular, parece ser que también se espera que cambie la forma en que suele cambiar, valga el juego de palabras.

La tecnología en la escuela siempre cambió cuando se “llenó” de contenido -nuevas teorías, nuevos usos, nuevas disciplinas, nuevas necesidades. Ahora parece no hacer falta el contenido: con que esté de moda basta. Cuando hablan los tecnólogos, “mercadólogos”, economistas, gurúes y otras especies dentro de la fauna de opinólogos– la escuela siempre está errada.

Pero no nos equivoquemos: la escuela va a incorporar todas estas tecnologías nuevas cuando pueda -podamos- “llenarlas” de contenidos en función de mejorar los aprendizajes, razón última de ser de la escuela.

También te puede interesar:

- Ir arriba -