Ir al contenido

En el aula - 20. página

El aula, en cualquier momento y en cualquier lugar

Eco, la escuela e internet

Extraigo un fragmento de una entrevista a Umberto Eco, que publicó La Nación y que se puede leer completa aquí, a propósito del título. Dice así:

Almacenar nueva información, cuando se tiene buena memoria, es algo de lo que todo el mundo es capaz. Pero decidir qué es lo que vale la pena recordar y qué no es un arte sutil. Esa es la diferencia entre los que han cursado estudios regularmente (aunque sea mal) y los autodidactas (aunque sean geniales).

El problema dramático es que por cierto a veces ni siquiera el profesor sabe enseñar el arte de la selección, al menos no en cada capítulo del saber. Pero por lo menos sabe que debería saberlo, y si no sabe dar instrucciones precisas sobre cómo seleccionar, por lo menos puede ofrecerse como ejemplo, mostrando a alguien que se esfuerza por comparar y juzgar cada vez todo aquello que Internet pone a su disposición. Y también puede poner cotidianamente en escena el intento de reorganizar sistemáticamente lo que Internet le transmite en orden alfabético, diciendo que existen Tamerlán y monocotiledóneas pero no la relación sistemática entre estas dos nociones.

El sentido de esa relación sólo puede ofrecerlo la escuela, y si no sabe cómo tendrá que equiparse para hacerlo. Si no es así, las tres I de Internet, Inglés e Instrucción seguirán siendo solamente la primera parte de un rebuzno de asno que no asciende al cielo.

Fuente: Diario La Nación
También te puede interesar:

OLPC: mi madre hubiera dicho ‘yo sabía…’

Decíamos anteriormente que son 3 los modelos para los proyectos de las computadoras para estudiantes: la OLPC de N. Negroponte, la Classmate de Intel y la ITP-C desarrollada en Israel, también con procesador de Intel. Comentábamos que sólo la OLPC está basada en el uso de software libre. Las otras dos usan versiones de Windows. Pero parece que nunca es suficiente con los chicos de Redmond y ahora van por más. Informan los siempre bien enterados muchachos de DosBit:

Microsoft parece que ya ha dejado de atentar contra el OLPC (…) y ahora quiere inculcar Windows en él, ya que aparentemente ve un negocio muy suculento. El OLPC está teniendo algunos problemas para comercializarse debido a unos costes bastante más elevados de lo que inicialmente debería costar (188 dólares de coste único por 100 del portátil), pero aún así la gran multinacional ve un buen mercado y quiere meterse de lleno. ¿Cómo? Según se comenta, están trabajando en adaptar una versión muy básica de Windows XP al portátil. Adaptar XP a un portátil de tan bajo rendimiento no es nada fácil, pero la principal cuestión es si lo ofrecerá gratis o de pago. El OLPC lleva Linux de serie, y a menos que Microsoft distribuya esta versión de XP gratuitamente, no tendrá absolutamente ninguna posibilidad. De hecho, van a hacer todo lo posible por tener los OLPC con su sistema operativo, ya que con millones de ventas previstas para los próximos años, no pueden permitirse que su principal rival les quite tanto terreno.

¿Y la cuestión solidaria? ¿Y la tan mentada “alfabetización digital”? ¿Dónde están? ¿Será por eso que nosotros estamos “en veremos” con este asunto, mientras paises como Uruguay ya lo implementaron?

También te puede interesar:

OLPC: Una de cal y una de arena

Primero la de arena: se confirma lo que adelantabamos en nuestro post del 25 de Septiembre. Allí decíamos que se rumoreaba que las máquinas en cuestión podrían venir con Windows de fábrica, lo que causó el lógico enojo de la comunidad de software libre. La cúpula de Educ.Ar se adelantó a la discusión diciendo que la OLPC no se presentó como una campaña de promoción de software libre sino como un proyecto educativo para países emergentes.

Decíamos que se confirma ahora, en parte. A ver: en Tecnoculturas se informa hoy que Educ.ar inició las pruebas piloto con las primeras jornadas de capacitación y reflexión para la implementación de proyectos “una computadora por niño”, el 8 y 9 de Octubre.

Son 3 modelos de computadoras: la OLPC de N. Negroponte, la Classmate de Intel y la ITP-C desarrollada en Israel, también con procesador de Intel. Sólo la OLPC está basada en el uso de software libre. Las otras dos usan versiones de Windows.

En fin, en las jornadas mencionadas, además de la gente de Educ.Ar estuvo la gerente del Programa Alianza por la Educación de Microsoft. Si fueramos pesimistas (Dios nos libre!) pensaríamos que si la gente de MS ya está adentro, es porque está tomada la decisión de seguir educando a pequeños “productodependientes”.

Uds. pensarán a esta altura, “¿y la de cal?”. La de cal es que… ¡ojalá me equivoque!

También te puede interesar:

OLPC: la estrategia del 2×1

Esta mañana lo escuchaba a Ernesto Tenembaum en el programa de Santo Biasatti por Radio Mitre, bajándole el dedo a Nicholas Negroponte por la nueva estrategia de distribución de las computadoras del proyecto One Laptop Per Child.

Según el periodísta, se están cayendo los pedidos de los gobiernos de paises emergentes, y muchos ya miran para otro lado.

En nuestro país, por caso, y sin querer hacer nosotros ninguna lectura tangencial, ya se habla de esperar al 10 de diciembre a que asuma el nuevo gobierno, cosa que no se entiende mucho teniendo en cuenta que el actual presidente y la candidata que encabeza las encuestas comparten la ideología del gobierno y hasta la cama, porque son marido y mujer.

En fin, siguiendo con Tenembaun, esta nueva estrategia que obedecería a la caída de pedidos consiste en que los norteamericanos podrán comprar dos de estos equipos para después regalar uno a los niños de países en desarrollo. El anuncio fue realizado a través de la página web de OLPC, organización que lidera Negroponte. “La implementación de Give 1 Get 1 -Da 1 consigue 1- (así se llama) se conoció tiempo atrás, aunque los organizadores nunca confirmaron si pondrían en marcha o no la iniciativa”, según informa hoy Infobae.com.

Continúa la nota del periódico electrónico: “La idea de los organizadores es no perderse la temporada navideña en los EEUU y por ello sólo los primeros 25.000 compradores recibirán su notebook económica antes de que termine el 2007. Los que no lleguen a hacer su pedido en primer término recibirán la XO (así se llama el equipo) en el primer cuatrimestre de 2008. Nuestra principal motivación es ayudar a que los niños aprendan y ofrecerles una oportunidad para participar en el proyecto del portátil acelerará la causa, explicó Walter Bender, presidente del grupo de Software y Contenido de la Fundación OLPC.”

Más leña para agregar: se rumorea que las máquinas en cuestión podrían venir también con Windows de fábrica, lo que causó el lógico enojo de la comunidad de software libre. La cúpula de Educ.Ar ya se adelantó a la discusión diciendo que la OLPC no se presentó como una campaña de promoción de software libre sino como un proyecto educativo para países emergentes.

En cuanto al precio, de los 100 dólares iniciales, la laptop costará 175 dólares debido a cambios en el hardware y a la reducción de fabricación de unidades, ya que serían 3 millones en lugar de las 7 millones primeros. Por último, Negroponte vio con buenos ojos la posibilidad de probar el dispositivo en EE.UU., país que en un principio no entraba dentro de las naciones que se iban a beneficiar con el proyecto. Suponemos que porque ellos no tienen pobres.

También te puede interesar:

‘No todos los jóvenes son nativos digitales’

Quien esto afirma es Silvia Bacher, especialista en comunicación y educación, en una columna para la sección Informática del diario Clarín. Dice además que “es impostergable que todas y todos los nativos de carne y hueso accedan a la escuela para que ésta cumpla con su esencia: la que la conmina a estimular el pensamiento”, porque “el aula es el ámbito capaz de hacer de las tecnologías lugares de crecimiento, de desafío de acceso a la dimensión digital”. Aquí, el artículo:

Diferentes investigadores afirman que los jóvenes son nativos digitales en tanto los adultos (aquellos que cuentan con más de tres décadas de historia) son considerados inmigrantes que deben aprender un nuevo lenguaje. Pero no es tan sencillo: Néstor García Canclini, experto en letras y sociología, que desde 1990 es profesor e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, explica que si bien “millones de seres humanos se desplazan por motivos socioeconómicos y políticos, sin embargo en los últimos años aparecen otras nuevas formas de extranjería, no referidas sólo a separaciones geográficas”.

Son diversas las voces que hacen alusión a los nativos digitales. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que estas nuevas migraciones digitales trascienden grupos etarios y ponen en evidencia que las nuevas fronteras están profundizando brechas sociales que ahondan las diferencias entre las nuevas infancias y las nuevas juventudes.

A pesar de haber nacido en la era de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, a muchos niños y jóvenes parece negárseles la visa de acceso a ese nuevo mundo. Se les habilitan permisos temporarios -comprables por un par de monedas en algún cibercafé- frente a pantallas y teclados que de ninguna manera se parecen en su funcionalidad a la que le asignan otros nativos digitales que navegan con un norte: ya sea buscando información, apropiándose de sus herramientas, reflexionando sobre su uso, sus potencialidades y sus riesgos.

Una computadora, por sí misma, es un pasaporte hacia ninguna parte. La visa, imprescindible hasta que algo mejor se descubra, hoy por hoy la da la escuela. Con sus limitaciones y defectos, con sus carencias pero aun así con la clara misión de formar individuos capaces de pensar, de comprender, de indagar. El aula es el ámbito capaz de hacer de las tecnologías lugares de crecimiento, de desafío de acceso a la dimensión digital.

Según datos publicados por el portal Educ.ar, ya en 2005, en promedio, un graduado universitario (especialmente en los EE.UU. pero, crecientemente, en todos los rincones del planeta) pasaba cerca de 5 mil horas de su vida leyendo, cerca de 10 mil jugando a videojuegos y cerca de 20 mil viendo TV. Son esas primeras 5 mil horas las que marcarán la diferencia para ingresar a la ciudadanía digital en pleno ejercicio de sus derechos. El carecer de educación sólo garantizará paseos turísticos por zonas navegables, sin trascendencia, a los nativos seudodigitales.

Los expertos coinciden en que la escuela cambiará sus formas, actualizará sus recursos, reconocerá nuevos soportes de lectura, digitalizará sus pantallas dejando atrás el agudo chirrido de la tiza sobre el pizarrón. Pero entretanto eso suceda, es impostergable que todas y todos los nativos de carne y hueso accedan a la escuela para que ésta cumpla con su esencia: la que la conmina a estimular el pensamiento. Tal vez, entonces, las nuevas tecnologías se constituyan en puentes y no en barreras, a través de los cuales los más jóvenes ejerzan sus derechos en tanto verdaderos nativos digitales.

Fuente: Sección Informática del diario Clarín.

También te puede interesar:

Inmigrantes que superan a los nativos, si tales cosas existieran…

Ayer leía en el blog de Clarín de Mariano Amartino sobre María Amelia, una española de 95 años que lleva su blog con lucidez y buen humor. En estos días es un poco difícil de seguir debido a que armó tal revuelo la noticia, que medios de todo el planeta le hacen entrevistas y claro, ella las publica, orgullosa.

Un poco antes, por la mañana, un hombre conocido mío de 63 años me llevó hasta una computadora cercana diciendome: “Enrique, mirá lo que estoy haciendo”. Recientemente abrió un blog sobre economía y lo mostraba orgulloso.

Yo cuento siempre una anecdota graciosa, en la que un alumno de Polimodal de uno de los colegios en los que trabajo vino a reportearme para la revista escolar. Cuando le pregunté por qué quería la entrevista, de qué quería hablar, me contestó: “porque no podemos creer que a un tipo de más de 40 años le guste la computación”. Divino, el nene.

Estos casos, que se enmarcarían dentro de lo que algunos llaman Inmigrantes digitales, muestran que se usa bien el medio cuando se tienen cosas para decir, independentemente del manejo o la pericia en el uso.

Generalmente los adultos mayores no son apetecibles para el mercado de los celulares, las pc, los mp3 y otros gadgets, manejado por intereses meramente mecantilistas que influyen al punto de inventar una categoría (algunos trasnochados hablan de raza… ¡Dios mío!): “Nativos digitales”. El uso acrítico de esos artefactos suele ser característico de este grupo. Si sumamos a eso padres ausentes, docentes apáticos y empresas inescrupulosas, el coctel es fatal.

No me importa la etiqueta: en todo caso, nos queda a los mal llamados Inmigrantes el trabajo de pensar, llamar la atención, educar, alentar a usar bien estas “herramientas para decir”.

También te puede interesar:

El precio de la OLPC sigue en ascenso

OLPCEn su momento hablamos sobre el aumento de precio de la computadora del proyecto “One laptop per child”. Volvemos sobre el tema porque el precio no se detiene, al menos en Uruguay.

Informa Engadget en español: ¿No era un portátil de 100 dólares?, pues ahora nos dicen que el precio de cada OLPC es de 188 dólares, que es aún más caro que los 176 que habían anunciado en julio. Y ahora, según OLPCNews, el mismo ordenador tiene un precio de 205 dólares en Uruguay, debido a una asociación con Brighstar Uruguay S.A. Mejor olvidarnos del sobrenombre de “100 dólares” o terminaremos muy enfadados.

A esto es a lo que nos referimos con tanta insistencia: no está claro donde va a terminar este asunto. Inicialmente pensabamos esto en cuanto a la cuestión conceptual del proyecto, pero ahora nos surge la duda también en cuanto al asunto monetario. De aquel precio inicial de 100 dólares a este de 205 hay mucho más que un incremento en los costos: se ha incrementado también la desconfianza.

También te puede interesar:

- Ir arriba -