Saltar al contenido

Opinión - 3. página

Comentarios y opiniones

La Informática en las escuelas porteñas y la situación en Santa Fe

201602051119040b8af7ad01b2044ee220492ef205b868En claro contraste con la vergonzante situación de la enseñanza de la Informática en las escuelas santafesinas -sin espacio curricular propio, con la consiguiente inexistencia de un profesorado de informática y con un Plan Conectar Igualdad incierto y sólo para la pública-, las autoridades del Ministerio de Educación porteño decidieron incorporar los contenidos de Informática dentro de un espacio curricular propio con el nombre de Tecnologías de la Información.

Se trata ciertamente de un avance fundamental, logro definitivo de los propios docentes frente a la contradicción -por extemporánea- de eliminar de la currícula la materia Informática.

En la provincia de Santa Fe se da la paradoja de que nuestros pibes podrían cursar todo el secundario sin tocar jamás una computadora. Me explico: no existe el espacio curricular Informática. Sus contenidos pasaron a formar parte de uno de los ejes de un espacio nuevo, llamado Educación Tecnológica, con una carga horaria de 2hs. en primer año y 2 más en segundo. Y eso es todo. ¿Cuál es la paradoja? Si el docente que dicta la materia no tiene formación informática y no hay al menos un proyecto en la escuela que incluya las nuevas tecnologías, los alumnos de tal institución pasarán por las aulas sin usar jamás siquiera una PC. Avanzado ya el siglo XXI, los dispositivos digitales invadieron todos los ámbitos de lo cotidiano, excepto la escuela santafesina. (1)

Hubo un intento de cambio al agregar un espacio curricular «Diseño digital» -muy específico y referido a la terminalidad de Comunicación-, y se está debatiendo la necesidad de enseñar programación -¿en qué ámbito? sería la pregunta-, pero las decisiónes se encuentran obturadas por la falacia de los «nativos digitales», un concepto perverso que ha eliminado la enseñanza de la computación en la escuela, y que se refiere al cambio generacional en el que las personas son definidas por la cultura tecnológica con la que están familiarizadas -algo así como que «los pibes nacen sabiendo usarlas»-, concepto que ni el propio Marc Prensky, su creador, sostiene actualmente. (2)

Confiamos en que el esfuerzo de los colegas porteños, que logró este importante cambio de rumbo, tenga su replica en la educación santafesina. Nuestros chicos lo merecen. O más apropiadamente, lo necesitan. (3)


(1) Afortunadamente, hay una cantidad importante de ambos -docentes preparados y proyectos escolares- de mucha importancia y exitosos, pero son producto de la creatividad y el esfuerzo individual -tanto en recursos humanos y materiales como en contenidos.

(2) Soy partidario de una educación tecnológica que integre todos los avances en la materia, incluida la informática. Pero estamos bastante alejados de ese modelo: excluida la escuela privada de Conectar Igualdad y con un sistema de capacitación a distancia que ignora las realidades del trabajo cotidiano, no creo conveniente eliminar la materia Computación (con recursos adecuados y personal calificado), al menos hasta que aparezca una estrategia de implementación definida, amplia e inclusiva.

(3) Lecturas recomendadas:
– Tecnologías de la Información, el lugar de la Informática en la NES.
– Informática, una materia necesaria.

Polémico video acerca del abuso infantil

En una problemática de por sí violenta como lo es el grooming, se viralizó en estos días un video realizado por Coby Persin, un youtuber estadounidense que suele subir videos de humor, aunque esta vez se pone serio y habla -muestra- los riesgos de internet con un sesgo teñido de violencia, según me parece.

Veamos primero el video en cuestión:

Una primera impresión que me dio es que se trata de un video que busca el impacto. Y la viralización que ese impacto produce, claro: en cuatro días el original por sí solo obtuvo más de 26 millones de visitas -con su consiguiente ganancia monetaria-. Esto sin contar los cientos de medios que reprodujeron las versiones subtituladas publicadas por otros usuarios.

Luego, una segunda mirada: simular un delito para alertar sobre el mismo me resulta por lo menos contradictorio. Se me ocurrió, no sin sarcasmo, que podría hacerme pegar un tiro para ver que se siente, por si alguna vez sucede que me disparan.

Hablo en primera persona porque no quiero establecer aquí una verdad irrefutable, sino presentar mi punto de vista al respecto de la difusión -y el temor, por qué no- que genera el video, después de varios años de investigar y difundir el tema de la seguridad y la privacidad en la red.

El aspecto más importante de la problemática que aborda el video es tener presente en todo momento que las chicas -los menores, todos ellos- son siempre las víctimas. Fueron manipuladas, seducidas y engañadas por enfermos que sólo piensan en captar a sus víctimas para abusar de ellas. Son las víctimas y no los culpables de la astucia de estos psicópatas. Quisiera recordar a nuestros lectores que años atrás se descubrió que un experto en abuso infantil, docente universitario y autor de libros sobre el tema, era justamente el jefe de una banda de pedófilos. Como para tener presente la calaña de estos siniestros delincuentes.

Con gritos y sentimientos de culpa como los que se observan en el video, creo, no se resuelve el problema. Y lo grave: la víctima sigue desprotegida.

Quién ha atravesado alguna situación traumática conoce perfectamente la mezcla de temor, frustración y dolor que sufrieron las 3 niñas en las situaciones en que las colocaron durante el llamado «experimento social» -con qué autoridad, podría decirse-, sobre todo en el caso de la última jovencita. Pregunto, ¿vale la pena aprender así?

Es claro que cada padre hace lo mejor que cree y entiende para la educación de sus hijos. Sólo que dudo de la violencia de ciertos mensajes que equiparan y hasta superan a veces la violencia del problema original.

[Nota: Hemos publicado en ocasiones anteriores otros videos que a nuestro parecer abordan la problemática con seriedad y advierten sin provocar temor. Se pueden ver aquí, aquí y aquí.]

Facebook y un riesgo por omisión

nornas fb

Desde hace varios días, junto con algunos colegas y contactos en Facebook estamos denunciando una página en esa red social sin obtener una respuesta satisfactoria hasta el momento.

Por medio de un contacto en común me llegó la queja de un usuario que alertaba sobre la existencia de una página en Facebook llamada «Jovencitas & Niñas Hermosas de 10 a 17 años». Según observó, dicha página consistiría en «una repugnante exhibición de niñas menores de edad que no sólo atenta con la dignidad de ellas sino que promovería la pederastía y la trata de menores entre otras cosas».

El usuario consideró apropiado denunciar la página, método establecido por Facebook para informar acerca de contenidos inapropiados u ofensivos en esa red social. Hecha la denuncia, todo lo que obtuvo por respuesta fue que para Facebook la mencionada página «no infringe nuestras normas comunitarias».

Al momento de escribir esto y luego de varias denuncias, sólo se mostraba en la página en cuestión una foto en la que se ve a una niña pequeña posando con un vestido de dos piezas, lo que a primera vista no constituiría infracción o delito. Pero no se trata de un usuario mostrando inocentemente sus fotos familiares, sino de un sitio que, a juzgar por el nombre mismo de la página, recolectaría y exhibiría fotos de menores.

La gran cantidad de usuarios enfadados que publican sus quejas y repudios en la propia página, podría ser considerada como una demostración de que las imágenes que se mostraban indignaron a muchos. Pero no a Facebook.

Yo me sumé a las denuncias y recibí la misma respuesta:

Hemos revisado tu denuncia (…) Gracias por tu interés en denunciar algo que consideras que infringe nuestras Normas comunitarias. Denuncias como la tuya tienen una función importante en convertir Facebook en un entorno seguro y acogedor. Hemos revisado la página que has denunciado (…) pero no infringe nuestras Normas comunitarias.

En las mencionadas Normas comunitarias, sólo se hace referencia directa a los menores en un párrafo que dice lo siguiente:

La política de Facebook prohíbe terminantemente que se comparta contenido pornográfico o cualquier otro contenido sexual en el que esté implicado un menor.

Esto significaría, en una primera lectura, que la infracción debe ser flagrante, explícita y directa, lo que implicaría que cualquier forma sutil o solapada de abuso o intento de él no sería tenido en cuenta. Si para Facebook no existen grados o sutilezas para este delito, como pareciera desprenderse de este texto, se trataría de una omisión que como tal corre el riesgo de convertirse en complicidad.

Facebook bloquea y elimina fotos y aun perfiles con un criterio difícil de comprender. El adecuado criterio que utiliza para eliminar fotos de desnudos o violencia parecería no aplicarse a temáticas que requieran de inteligencia o perspicacia a la hora de observar y evaluar.

Si esa tendencia a la literalidad no constituyera por si misma una limitación importante, queda la evidencia de la gran cantidad de denuncias que fueron hechas. ¿No alcanza eso para que consideren importante detenerse y evaluar con mayor profundidad la cuestión?

Parece ser que Facebook elimina velozmente aquello que ve, pero tendría enormes dificultades para leer entre líneas y ver que hay detrás de aquello que están mirando.

Je suis un être humain

Los fanatismos que más debemos temer son aquellos que pueden confundirse con la tolerancia.
Fernando Arrabal, escritor y cineasta español

leonard-de-vinci-homme-de-vitruveLuego de los atentados de esta semana en París, una nueva demostración de (des)inteligencia de la izquierda más extrema: justificar el asesinato a sangre fría de civiles con un discurso revisionista rebuscado y tendencioso.

Y una nueva demostración de (des)inteligencia de la derecha francesa: amenazar con la pena de muerte a gente que hace de la muerte un culto, recompensas incluidas.

Lo cierto es que no hay justificación para el asesinato. Lo contrario, justificarlo de algún modo, es correr un mal riesgo: dejar de decir por temor a las represalias.

Nada justifica la aniquilación del otro, de sus creencias, de sus convicciones, de su vida misma. Los argentinos tenemos 30.000 razones para nunca más pensar, como ya sucedió, que alguien merece ser aniquilado porque «algo habrá hecho». O sus variantes, como en este caso: «algo habrá creído» o «de algo se habrán burlado».

Déjenme creer en lo que yo quiera y reír de lo que me plazca. Y como alguien dijo, «puedo no estar de acuerdo con lo que digas, pero defenderé con mi vida tu derecho a decirlo».

Jobs, Gates y la historia escrita por ellos mismos

Este es un fragmento de una interesante entrevista realizada a Bill Gates y a Steve Jobs en forma conjunta, en un encuentro de ejecutivos organizado por el Wall Street Journal.

Dentro de ese contexto y en vistas del recorrido de ambos a lo largo de los años, pueden extraerse de la charla algunos conceptos llamativos -y otros increíbles, agregaría-, pero todos interesantes. Desde el concepto que uno tenía del otro hasta la historia de BASIC en la Apple II, se tratan algunos de los temas que definieron la historia de la computación en los últimos 40 años.

La entrevista completa de 1:30h. se puede ver haciendo clic AQUÍ.

Fuente: Pymes y emprendedores

En el día del Programador, festejamos con una falacia

Ninos-usando-iPad-escuela-programamos_EDIIMA20140817_0231_13

Hoy es el día 256 del año, y como buenos nerds que somos usamos ese número tan significativo para celebrar el día del Programador.

Pero la coincidencia de este día con mi lectura de un artículo del sitio tecnológico Red Innova al respecto de la enseñanza de programación en las escuelas de Madrid, hace de esta una celebración a medias por la forma en que, creo yo, se está plateando la cuestión.

En la nota se muestra el orgullo de los madrileños por tener a partir de ahora la materia Programación en la escuela, que será dictada por profesores de Tecnología. El Estado promete capacitación, desde ya, pero eso sólo estaría mostrando que no todos los docentes del área están preparados para la tarea.

El perfil del docente de Tecnología en Argentina presentaría varias dificultades al momento de implementar algo similar a lo que se propone en España. Aquí, el docente del área suele no contar con la capacitación, el talento, la vocación y la experiencia del programador, por lo tanto el panorama se parecerá a la nada: sólo diagrama de flujo -al que por supuesto no le quito su mérito-, algún lenguaje de moda, y poco más.

Casi escribo aquí que esto es una «lamentable tendencia», pero no se trata de tendencia: es una moda. Y ya veremos seguramente desfilar a los profesores reconvertidos mostrando sus modelos cuasi-pedagógicos en el aula-pasarela.

Me disculpo si soy excesivamente crítico, pero ya lo he visto: docentes de actividades prácticas y áreas similares fueron reconvertidos en su momento, logrando que los contenidos específicos del área de Tecnología se perdieran en un cúmulo de procedimientos cuasi artísticos sin mayor relevancia para la materia. Ahora se espera que esos mismos docentes también enseñen a programar.

Y aún para aquellos docentes capacitados que sí enseñan contenidos específicos del área, enseñar programación con la escasa carga horaria que suele tener el espacio en la mayoría de las escuelas, es poco menos que imposible: el tiempo no alcanza. Y aunque alcanzara, no es el hecho. Quién vaya a enseñar a programar debe ser programador.

Aclaro que no estoy haciendo lobby: yo estoy muy feliz con mis clases de Tecnología, y también puedo enseñar sin problemas a programar. Pero no es eso lo que está en discusión. Se dice en el mencionado artículo que «el objetivo de esta incorporación en la currícula es que finalicen la Educación Secundaria sabiendo realizar una página web, una mobile app o un videojuego, además de manejar una impresora en 3D y tener conocimientos de robótica.» Faltó que digan, como en la canción infantil, «y que sepan abrir la puerta para ir a jugar». Aquí, imposible.

¿Y cuál es la falacia, según creo, de la que hablamos en el título de esta entrada? La última frase del artículo: «aprender a programar es el futuro de la educación.»

Creo que el futuro de la educación, por el contrario, es lograr una educación integral, igualitaria, solidaria, adecuada para los tiempos que corren, sin carencias, con aulas cómodas y con recursos suficientes -no sólo digitales-, con docentes capacitados y bien remunerados que puedan sentarse a planificar y estudiar, y sin una burocracia elucubrada por funcionarios tan permeables a las opiniones de un gurú digital.

Una moda muere cuando surge otra. La educación es otra cosa.

Fuente:
Red Innova
– Imagen: Eldiario.es
.

Así trabaja el Equipo Argentino de Antropología Forense

El avance en la identificación de personas por medio del ADN permitió que Estela de Carlotto se reencuentre con su nieto. A partir del estudio de restos óseos enterrados como NN, fueron identificados los de Laura, su hija desaparecida durante la última dictadura cívico militar.

Esto fue posible gracias al trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense, organización científica que tiene como objetivo reconocer restos no identificados de personas desaparecidas e investigar las violaciones a los DDHH en todo el mundo.

En el año 2011 el programa Científicos Industria Argentina, que se emite en la TV Pública, presentó una edición especial dedicada al trabajo de esa organización, que incluye una estrevista a la periodista y escritora Marta Dillon, quien gracias al equipo recuperó el cuerpo de su madre asesinada en 1977 por la dictadura.

Fuente: Canal en You Tube de la TV Pública

Cumplimos 10 años

Con un artículo titulado «¿Que puede hacer una computadora?», comencé hace 10 años con este blog «Apuntes e ideas sueltas sobre tecnologías y otros asuntos».

masviejo

Luego de varias migraciones, cambios, actualizaciones, errores, mejoras y el resto de las complejidades y satisfacciones que se suman en este intento de sostener una idea durante tanto tiempo, el blog sigue vivito y coleando. No sólo hemos sobrevivido a nuestras propias limitaciones y dificultades sino también a la misma muerte anunciada -y frustrada- del blog como plataforma.

viejo

Son 1.381 entradas. Es es mucha información. Hay cosas que reflejan la preocupación o el entusiasmo de un momento, otras que expresan adhesiones y apoyos, muchas que analizan o critican o ponderan. Todo hecho siempre desde la mejor intención y con todo el cuidado y atención que me fue posible, usando en todo momento referencias verificadas y con el mayor respeto hacia el potencial lector.

Agradezco a cada uno de los lectores y también a cada persona que dejó sus comentarios, sus aportes, sus recomendaciones y sus críticas. Un afectuoso saludo a cada uno.

¡Gracias a todos! ¡Qué sea por muchos años más!

- Ir arriba -