Ir al contenido

Educación - 43. página

Tecnología y educación

Think again, part II

Repasemos:

Podríamos decir que la cultura tecnológica es casi la antítesis de la sociedad de consumo, de la sociedad de lo descartable, de la sociedad que considera a los objetos como cajas negras, de las que solo sabe para que sirven. Por el contrario, la cultura tecnológica abarca el conocimiento de los aspectos conceptuales del funcionamiento de esos objetos. (…) Actualmente el hombre no puede desprenderse de sus creaciones técnicas, de sus extensiones, sean estas de sus manos, de su cuerpo o de su mente. Tampoco de las consecuencias que le acarrean. (…) Además, a esto se suma un pequeño problema: la velocidad de incorporación a la vida diaria de los recursos provistos por la tecnología suele ser tan rápida, que muchas veces supera nuestra posibilidad de entender, con el mismo ritmo, el proceso y la problemática que genera. Cuando la fascinación pasa y vemos las consecuencias, generalmente, ya es tarde.
Luis Doval y Aquiles Gay en “Tecnología. Finalidad Educativa y acercamiento didáctico”

También podría interesarte...

Please take a moment and think again

Twitter is over capacity. Too many tweets! Please wait a moment and try again.
Hoy, 8:10PM

Por favor, tomemos un momento para pensarlo de nuevo. Cada día hay más servicios; las personas se vuelcan masivamente, cuales moscas al desperdicio, hacia cada nuevo servicio que se desarrolla en la web.

“MySpace fue – nos vamos a Facebook” parece ser la consigna haciendo enroque de marca. ¿Redes en Ning? Ya no, me fuí a LinkenId. ¿Cómo? ¿Todavía no estás? Apurate porque la vamos a quemar rápido. Si entrás dentro de dos meses no queda ni el loro. O queda el loro hablando solo, porque el dueño se rajó.

Mientras tanto, más y más datos estarán en manos de caras extrañas, y nosotros acumulando nombres de usuarios y contraseñas del más variado pelaje porque claro, algo en nuestro Fuero Íntimo nos dice que no usemos los mismos en todos. ¡Grande, Fuero!

Fulano me escribe por FB; Mengano, por MySpace porque se encariño -con MS, no conmigo. Zutano me informa de su cumpleaños tildando un campo en… no sé donde, y mi Cuchurrumina me avisa que me quiere vía Twitter.

Convengamos: es una ensalada infernal. La Biblia junto al calefón. Cada uno tendrá su encanto y su finalidad, pero ninguno sirve para todo, lo cual me lleva a pensar que en realidad no sirven para nada.

Google sigue sacando servicios nuevos. Ahora parece que junta todo, y está bueno eso. Pero solo para usuarios de Google. Así que si tenés otra cosa, más te vale que te pases de bando o alguien quedará en el camino llamandote entre el ruido y vos ni enterado.

A propósito: todos quieren todo. Nadie se conforma con menos que eso. Google quiere todo y Microsoft quiere todo. Facebook quiere todo y MySpace quiere todo. Se parece demasiado a una guerra fría pos-caida-del-muro-de-Berlín: dos bandos principales que se pelean porque el otro no le toque la cola, y para eso necesitan primeramente información. Y claro, también que la gente se cambie de bando a través del adoctrinamiento. Miles de revistas, blogs, comentarios, foros y expertos, muchos de buena fe pero útiles a un estado de cosas que quiere convencernos de que lo otro ya fue; ahora la posta es… vaya uno a saber.

Finalmente, las relaciones humanas son otra cosa, creo. Es decirle a alguien en la cara que no me interesa establecer o continuar una relación en vez de bloquearlo en el MSN. Es compartir tiempo de calidad más allá de un incio y cierre de sesión. Es un café compartido en una charla de más de 140 caracteres.

En todo caso, si el tiempo o la distancia no nos permiten esto, podríamos tomarnos un momento para pensar de nuevo como nos estamos relacionando con el otro, más allá del servicio 2.0 de moda que vayamos a usar.

También podría interesarte...

Algo más sobre ‘mirar diferente’

Sigo con el tema. En ocasiones la diferencia entre lo que miramos y nuestra comprensión de lo que está sucediendo es francamente asombrosa. La Cinta de Moebius, por caso, hace difícil dar crédito a lo que está sucediendo frente a nuestros propios ojos.

August Ferdinand Möbius nació en Schulpforta, Alemania, en 1790. Discípulo de Gauss, ejerció como astrónomo y matemático en la Universidad de Leipzig. Fue investigando sobre Topología que descubrío en 1858 su famosa cinta, mientras se dedicaba al estudio de las superficies de una sola cara. Murió en Leipzig en 1868.

La Cinta de Moebius es una superficie sencilla. Si tomamos una cinta y unimos sus vértices A con D y C con B dándole media vuelta -como muestra el video al pié-, obtenemos una superficie de una sola cara y un solo borde, que tiene la propiedad matemática de ser un objeto no orientable -aunque tus ojos digan lo contrario.

Por ejemplo, si trazamos una línea a partir de un punto de su superficie, esa línea recorrerá toda la cinta sin haber pasado el borde, porque tiene una sola cara.

Lo notable del caso es que la cinta tiene aplicaciones prácticas. Por ejemplo, para obtener una cinta transportadora que se desgaste uniformemente por ambas caras -aunque ya vimos que se trata de una sola-, aumentando su durabilidad. Ese es sólo un uso, pero hay otros.

Los dejo con un video que muestra algunas otras propiedades esta cinta. En ocasiones las palabras no alcanzan pero, en este caso, la mirada convencional tampoco.

También podría interesarte...

OLPC anuncia nuevos modelos de XO

El proyecto OLPC (One Laptop per Child, una computadora por niño) anuncia nuevos modelos de XO, la notebook educativa de irreales 100 dólares -hasta hoy, al menos- para los próximos años. Decimos hasta hoy, porque el objetivo implícito en estos anuncios es llegar finalmente a los 100 dólares, el precio anunciado en los inicios del proyecto.

No exento de críticas y dificultades propias, el producto ha llegado sin embargo a más de un millón de niños de todo el planeta. La organización propone nuevos modelos de 200 dólares con mayor capacidad, para su meta de llegar a 500 millones de niños en total y a 100 dólares finales.

Se presentaron el modelo OLPC XO 3.0 -proyectado para 2012, a 100 dólares y con una pantalla táctil de plástico flexible e irrompible que serviría a la vez para eliminar los problemas mecánicos y al mismo tiempo haría las veces de teclado- y los modelos intermedios XO 1.5 y 1.75, similares a la actual pero el doble de rápidas; la segunda tendrá además un exterior fabricado en goma para hacerlo más resistente. Según se informa, el precio de estas últimas rondará los 150 dólares, dependiendo de la fluctuación del precio de las memorias.

Además del sostener el objetivo inicial de los 100 dólares como precio final, los directivos del proyecto destacan el aumento de la velocidad pero consumiendo una cuarta parte de energía. Afirman ser concientes de los inconvenientes que podría causar en comunidades de escasos recursos energéticos el uso intensivo de muchos de estos equipos funcionando a la vez.

Fuente: LaInformacion.com

También podría interesarte...

Muy cerca

La imagen proviene de Google Earth. Pero no se trata de un desolado paisaje desértico aquí en la Tierra sino en Marte, más exactamente en Husband Hill, y fué tomada hace bastante tiempo por el vehículo Spirit en su extenso recorrido sobre la superficie del planeta más soñado por los autores de ciencia ficción. Se distinguen las propias huellas de la sonda detrás de las rocas.

Y no hay caso: cada vez que me tomo un tiempo para jugar con esta magnífica herramienta, no puedo dejar los piés sobre la Tierra. Indefectiblemente termino sobrevolando la Luna o explorando Marte.

Que visión subyugante, ¿no es cierto? Si hasta parece que pudieramos tocar esas rocas…

También podría interesarte...

Lo que el ojo no ve, parte II

Mi amigo baterista Gustavo Freiberg, capo batero si los hay, vió el video de la gota, se entusiasmó y me mandó a mirar este. Increíble la escena del redoblante y el platillo.

También podría interesarte...

¿Murió el anonimato?

En el blog Noticias de Seguridad informática se publica un artículo titulado “Como 10 dígitos terminarán con la privacidad tal como la conocemos”, en el que se nos llama la atención sobre el hecho de que tanto quienes frecuentan Internet como los moradores urbanos deben reconocer que la era del anonimato está finalizando.

El cálculo es sencillo: la población mundial es de unos 7 mil millones. Se requiere entonces sólo de 10 dígitos para etiquetar a cada ser humano.

Se habla en el artículo de la Regla de los 10 Dígitos: apenas unos 10 dígitos de información personal distintiva son suficientes para identificarnos. La Regla de los 10 Dígitos significa que andaremos por la vida llevando nuestros nombres pegados en la frente, gracias a aparatos cada vez más ubicuos y bases de datos cada vez más grandes y específicas. Dice textualmente, que:

Un estudio de la información del censo de EE.UU. de 1990 revela que el 87% de las personas en los EE.UU. era identificables únicamente con sólo tres piezas de información: los cinco dígitos del código postal (ZIP code), el género, y la fecha de nacimiento. Los navegantes de Internet actualmente emiten considerablemente mucha más información que esa. Los sitios Web pueden determinar con precisión nuestra ubicación geográfica, modelo de computadora, tipo de navegador, y pueden rastrearnos silenciosamente usando cookies. Los sitios de Bancos incluso puede confirmar nuestras identidades verificando que nuestros ingresos al sistema suceden consitentemente en ciertos momentos del día. Extractos de bases de datos, también, traen cantidades sorprendente de informacion de identificación, incluso cuando son anonimizados por privacidad.

Los pequeños microchips inalámbricos, denominados RFID están presentes en llaves de automóviles, tarjetas de crédito, pasaportes, identificaciones de entrada a edificios y pases de tránsito. Estos emiten números de serie únicos. Una vez que estos dispositivos son relacionado con nuestro nombre, estos microchips permiten que seamos rastreados sin darnos cuenta. Científicos han desarrollado técnicas anti-rastreo para teléfonos celulares y microchips:

En vez de números de serie fijos, los dispositivos inalámbricos pueden llamar cambiando los seudónimos, tal como cambian la matrícula los automóviles en las películas de espías. El problema es que las matrículas pueden cambiar pero el automóvil sigue siendo el mismo. En este aspecto, los chips son como los automóviles: es posible identificar de forma única los microchips utilizando ondas de radio y consecuentemente poder ver a través del disfraz de los seudónimos.

Es decir, es un esfuerzo inutil.

Otro aspecto de la seguridad cubierto por el artículo es el tópico de las cámaras de seguridad: eventualmente reconocerán rostros tan bien como lo hace la gente, pero tendrán el respaldo de bases de datos que contienen millones de rostros o de primeros planos que muchos publican en linea.

Con crudeza, el artículo nos advierte:

Facebook, Twitter y el blogging generalizado ya auguran una sociedad de exibicionismo reflexivo y voyeurismo. Pero las tecnologías que nos anticipan un mundo de omnisciencia también nos traeran un paso hacia atrás. Por años, las personas aspiraron a escapar de los pueblos pequeños a la gran ciudad, para un fresco comienzo de una identidad sin historia. La Internet ofreció horizontes similares de libertad. Pero la sociedad del pueblo pequeño pronto nos tendrá de nuevo en sus garras, para bien y para mal. Y en Internet, todos sabrán si uno es un bribón.

Fuente:
Noticias de Seguridad Informática – Traducción: Raúl Batista (Segu-Info) – Autor: Ari Juels (Cientifico y director de RSA Laboratories)

También podría interesarte...

- Ir arriba -