Ir al contenido

Sociedad - 143. página

Tecnología y sociedad

Otros sitios perjudiciales para la salud

Levanto de CQSoft.com.ar:

Los sitios con diseño confuso y gran demora en la presentación de contenidos aumentan la frecuencia cardiaca y la tensión muscular. Según estudio publicado por el Centro de Investigaciones de Asuntos Sociales, de Gran Bretaña, algunos sitios web ‘son directamente perjudiciales para la salud debido a las reacciones de estrés que se originan’.
En el estudio participaron 2.500 internautas, a quienes se midió la actividad cerebral, frecuencia cardiaca y tensión muscular mientras navegaban por Internet.
Los sitios lentos, al igual que aquellos con un diseño confuso, ocasionaban invariablemente una serie de reacciones físicas en los participantes. Las ventanas emergentes (pop-ups) y la publicidad también aumentaban el nivel de estrés de los participantes.

Seguramente esto puede ser grave para personas que ya han hecho de “Second Life” su primer hogar, dejando la visita al mundo real para cuando están desconectados por alguna travialidad como bañarse y esas cosas, aunque no puede negarse el fastidio que producen cosas como los popups y el spam, no se si me explico.

Como un humilde aporte a este estado de cosas, quisiera decir lo mío: hay otros sitios que también producen estres y no se mencionan en el artículo. Por ejemplo:

– Los sitios en donde no se pueden usar los baños si no pagás una consumición.
– Los sitios en donde las personas con acondroplasia (enanísmo) no pueden usar los baños o los teléfonos porque están muy altos.
– Los sitios por donde no pueden cruzar o desplazarse las personas con algún tipo de disminución motríz o visual, porque están todos rotos o no están pensados para personas con dificultades.
– Los sitios en donde mueren personas por la desidia, la ignorancia o la corrupción de los funcionarios de turno.
– Los sitios en donde reina el maltrato, la falta de respeto, el desinterés y la falta de compromiso.
– Los sitios en donde no se puede disentir.
– Los sitios en donde la gente no se estresa con internet porque ni siquiera tiene luz.
– Etc., etc.

¿Que el artículo no hablaba de esto? Bueno, bienvenido entonces al mundo real, donde los simples mortales soportamos cada día cuestiones ligeramente más… estresantes.

También podría interesarte...

Segundo aniversario

Con la honorable excepción del Dr. Nelson Castro, en medio de un llamativo silencio de los medios nos acercamos a otro aniversario de la tragedia de República de Cromañón.

En un país con tan mala memoria como el nuestro, barrer debajo de la alfombra las tragedias que nos enlutan se ha vuelto una costumbre detestable, por habitual y por permanente.

Por un momento, y jugando un poco con la retórica, personifiquemos a la Impunidad como un asesino.

Veamos algunos ejemplos de los crímenes que Impunidad ha cometido ultimamente:

– 17 muertos en Keyvis
– 86 en la AMIA
– 194 en Cromañón

Si uno le pregunta a un abogado que pena le correspondería a Impunidad por sus crímenes, seguramente la respuesta sería, sin dudar, perpetua. Pero sin embargo Impunidad continúa transitando por las calles impunemente a la busqueda de su próxima víctima.

Mientras siga libre, cualquiera puede caer en sus garras. Mientras no haya quien nos defienda, Impunidad reina.

Recordar Cromañón es recordar que la impunidad es nuestro enemigo como sociedad, y que debe ser finalmente desterrada por la Justicia.

También podría interesarte...

Que bueno es esto de la modernidá!

Necesito hacer un trámite en el ANSES, porque me piden el CUIL de mi hija menor de… ¡9 años!

Llamo al 0 800 que me dieron, y una voz grabada me indica que visite el sitio del organismo para cualquier trámite.

Entro al sitio y allí dice que el trámite es personal, lo que implica que tengo que ir y comerme dos días de cola… más o menos.

Que bueno que es estar en onda con la modernidá. Ahora que tenemos internet todo es más fácil, ¿vió, doña?

También podría interesarte...

Sobre el estado de la escuela media, y más

t051dh03Hoy publica Clarín una entrevista a Guillermina Tiramonti, directora de FLACSO Argentina. Se exponen en ella algunas de las causas y efectos del estado actual de la escuela media y, ante semejante diagnóstico, algunas soluciones posibles. Aquí transcribimos párrafos de la entrevista de Liliana Moreno, que recomendamos leer completa. Dice la especialista:

“—Tenemos el mismo modelo escolar que a principios del siglo XX y le hacemos exigencias para las que no fue creado. Por un lado, hay un cambio cultural muy fuerte que exige que la escuela ‘dialogue’ con otros lenguajes y se descentre de ese lugar exclusivo de la cultura letrada. Por otro, le demandamos universalización —con lo que estoy de acuerdo—, pero a una institución que se creó para seleccionar sólo a un grupo de la población. Y a esta demanda de inclusión de nuevos grupos sociales —porque la tendencia es al crecimiento y a la ampliación de la matrícula— la escuela da respuesta fragmentando el sistema. Es decir, generando circuitos diferenciados para grupos sociales diferentes.

—¿Ghetos?

—Ghetos. Grupos de escuelas que se parecen entre sí y a las familias que atienden pero que se diferencian, a veces radicalmente, de otros grupos de escuelas que atienden a otros chicos de otros sectores sociales. Un ejemplo claro son las llamadas escuelas garaje que tienen la finalidad de contener a los chicos que están en una situación social de riesgo pero que están imposibilitadas de generar una propuesta pedagógica que los incorpore al saber contemporáneo.

—¿Cómo impactan estas fronteras en los chicos?

—Un buen ejemplo es el de la construcción del otro desde el famoso valor de la solidaridad. Todas las escuelas de clase media hacia arriba tienen programas de solidaridad social, que en realidad son programas de asistencia, donde los chicos construyen a los otros más pobres como sujetos de asistencia y a ellos como sujetos de la dádiva. Si uno piensa en una sociedad democrática aquí hay una ruptura fundamental. La idea de la democracia está basada en el principio de igualdad y, por lo tanto, la solidaridad es entre iguales no entre asimétricos. Entonces, uno de los problemas del gheto es que los otros son extraños: en las escuelas de los countries, por ejemplo, los que están afuera son una amenaza a la seguridad.

—La vieja escuela pública, en cambio, permitía cierto diálogo entre sectores sociales.

—Por lo menos de las clases medias. Siempre hubo escuelas para la elite y para los sectores más bajos. Pero ha habido un espectro de escuelas muy amplio que atendía a sectores bajos integrados y a todas las dimensiones de la clase media. Esto generaba cierta garantía de cohesión social. Y esa escuela desapareció.

—En este contexto ¿Cómo encaja la propuesta de la nueva Ley de Educación Nacional de universalizar la escuela media?

—Lo ideal es pensar en una nueva secundaria. Porque para universalizarla hay que transformarla. Para no degradarla más. Para recuperarla y hacer de ella una institución que retome la heterogeneidad social e incorpore a los chicos a un efectivo diálogo con la cultura contemporánea.

—Habló del desfazaje de la escuela actual frente a los cambios culturales ¿Cómo se manifiesta?

—Insistiendo en un modelo pedagógico basado en la lectoescritura. No quiero decir que haya que abandonarlo pero hay que pensar en una escuela media con mayor diálogo con todas las manifestaciones culturales del contexto: con las imágenes, con Internet, con las nuevas formas de habitar el mundo que tienen los jóvenes, que en muchos puntos nos es extraño. Hay un discurso que dice que los docentes perdieron la voluntad de enseñar y de transmitir. Y es posible que haya algo de esto, pero creo que tiene más peso el hecho de que el docente no está familiarizado con la nueva cultura entonces duda de lo que transmite, encuentra que pisa en falso con respecto a la cultura de los chicos. Hay que retornar la confianza del docente transformándolo en un interlocutor válido de la cultura contemporánea.

—¿Hay señales de que se avanza en el buen camino?

—Hay una búsqueda de construcción de una nueva cultura pedagógica para estas nuevas exigencias. Pero tenemos que participar de esta búsqueda y me parece que no se está participando, que se está insistiendo en la inclusión sin dar otras respuestas.”

Fuente (Texto y foto): Clarin.com

También podría interesarte...

Solidaridad en Red

Hoy estuve recorriendo junto a mis alumnos el sitio de la Red Solidaria.

Dado que estamos haciendo una simulación de una ONG para TIC, donde la consigna es desarrollar herramientas relacionadas con las nuevas tecnologías necesarias para la comunicación, me pareció esa una excelente “excusa” para visitar el sitio de la ONG encabezada por Juan Carr, y que por el ejemplo real se pueda no solo rescatar ideas sino entender el real sentido de organizaciones de ese tipo.

La sensación generalizada en clase tuvo dos aristas: por un lado, una gran admiración y respeto por la enorme tarea que realiza la Red Solidaria, y por el otro el asombro que no cesa por las siempre irresueltas necesidades de la gente que pareciera nadie más puede o quiere resolver.

La página de inicio del sitio de la Red funciona a modo de termómetro de la realidad cuando muestra, entre otros, los siguientes anuncios, demandas y aun denuncias:

– En el Día del Niño la Red Solidaria invitó a aquellos que están en conocimiento de situaciones en que niños o niñas sufren algún tipo de violencia, a esforzarse y hacer un gesto, justamente en su día (13 de agosto).

– Se hizo un pedido de justicia y seguridad frente a la quinta presidencial. El hermano de una chica de 21 años, agredida por un individuo que sería liberado en las próximas horas, organizó una movilización que partió desde las avenidas San Marín y Maipú, en Vicente López.

– Llama a restablecer el diálogo rioplatense, ante el rechazo de la Corte Internacional de La Haya a la solicitud que había presentado la Argentina para que se suspendiera, mediante una medida cautelar, la construcción de dos empresas productoras de pasta para papel en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

Luego, al pié, puede verse la extensa y diversa red que se extiende entre los necesitados de respuestas. Una red de reclamos que se diversifican entre Missing Children, Hogares Escuelas Comedores, Cultura Solidaria, Sub30.net, Red Global Solidaria y Personas Perdidas. Todas ellas forman un silencioso pero tenaz único clamor por justicia, que la Red Solidaria parece abarcar, alentar y sostener.

Realmente admirable. Adherimos a esas campañas, e invitamos a nuestros navegantes a, al menos, observar y admirarse.

También podría interesarte...

Homenaje a las victimas de Cromañón

Familiares y sobrevivientes colocaron un mural de la memoria a metros del boliche que se incendió el 30 de diciembre de 2004 y que provocó la muerte de 194 personas.

La obra, denominada “Atrapados”, fue preparada por los trabajadores de la empresa recuperada Zanón.

Está ubicada en Bartolomé Mitre al 3000, en el barrio porteño de Once, donde ocurrió la tragedia.

También podría interesarte...

No sólo cuesta dinero

Salió publicada una nota en LaNacion.com sobre los pro y los contra del ingreso de Blackberry a la vida corporativa, de la cual sería interesante destacar un par de párrafos como para pensar esto de que a veces la tecnología no sólo cuesta dinero.

Primero, una breve explicación: ¿qué es Blackberry? Un equipo un poco más grande que un celular que también recibe el correo electrónico, además de permitir hablar por teléfono, guardar archivos y llevar la agenda al día.

¿Cuánto cuesta este servicio? Lo explica el artículo:

Una empresa que quiera dárselo a sus ejecutivos debe disponer de un servidor en forma exclusiva para este servicio; el costo depende de la capacidad, pero arranca en unos 5000 pesos.

Para 20 usuarios deberá pagar $ 20.000 por única vez por la licencia del sistema (lo que se conoce como BlackBerry Server Software, BES).

A eso hay que sumarle la compra del equipo -alrededor de $ 1300 en seis cuotas más IVA-, más un abono que depende de la operadora, pero que arranca en $ 150 sólo para transmisión de datos.

Para hablar, hay que sumarle otro abono, que oscila según la cantidad de minutos libres, pero que puede sumar otros $ 100. Las ofertas para los usuarios profesionales son un poco más accesibles: al costo del equipo hay que sumarle un abono de alrededor de $ 90 sólo para transmisión de datos. Para hablar, hay que pagar aparte.

Pero también hay algunos comentarios jugosos para destacar:

Comentario 1: “Hasta ahora, yo lo había evitado gracias a que el servicio no estaba disponible en la Argentina. Se gana productividad, pero pierde sentido el concepto de vida privada. Incluso muchos de mis colegas que estaban felices con el aparatito, ya se están replanteando su uso”

Comentario 2: “En los Estados Unidos se las llama ‘crackberry’, porque su uso causa adicción, como si fuera una droga, ya que todo el tiempo están entrando los mensajes (no hay que bajarlos, sino que ingresan directamente), y ¿quién se puede resistir a leerlos?”

Comentario 3: “Los gerentes de mi compañía me habían pedido los nuevos celulares con capacidad para bajarse el correo electrónico. Se los dimos y ahora se arrepintieron, quieren un aparato más simple; sólo para hablar por teléfono”

Estos comentarios pertenecen a gente de sistemas de empresas que adoptaron el Blackberry, y demuestran que los costos en pérdida de tiempo, intromisión y dependencia son tan caros, o más, que los costos en dinero.

También podría interesarte...

- Ir arriba -