Ir al contenido

Avatar: potencia increíble al servicio de la fantasía

A ver: uno aprendió a domesticar la sorpresa desde que escuchó hablar de la Ley de Moore. Sin embargo de vez en cuando aparecen noticias que nos hacen sentir novatos por el asombro que provocan.

Me acaba de suceder leyendo, así, todo junto, el poder de cálculo utilizado para los increíbles efectos especiales de la película Avatar, de James Cameron -de quién esperamos haya dado el crédito que merece a Roger Dean por esas islas fllotantes y paisajes que él ya soñaba en los lejanos ’70-.

El sistema utillizado es propiedad de Weta Digital, una empresa neocelandesa fundada en 1993 que ya ha sorprendido anteriormente con sus aportes a producciones como El Señor de los Anillos, Narnia y King Kong, entre otros grandes éxitos de taquilla. Se sabe que los efectos especiales aplicados en la cinematografía moderna requieren de una enorme capacidad de cálculo, que es precisamente lo que ofrece Weta Digital.

Según informa DiarioTi, el sistema usado para la película tiene estas características:

Las instalaciones de Weta Digital ocupan una superficie de 930 m3, en los que hay instalados 4.000 servidores blade BL2X220c de Hewlett-Packard, distribuidos en 34 racks. Estos servidores contienen un total de 40.000 procesadores y 104 terabyte de RAM.

Todos los equipos están conectados mediante fibra óptica a una unidad de almacenamiento BluArc y NetApp, con la formidable capacidad de 3 petabytes de datos. Claro, semejante potencia hace necesario que el hardware sea refrigerado por agua.

Durante el último mes de la producción de Avatar, el centro de datos funcionó las 24 horas del día realizando procesos que “movían” entre 7 y 8 Gb de datos por segundo. El producto final y la película en sí requieren mucho menos espacio que su producción: 12 MB por imagen, algo así como 17,8 Gb por minuto.

El sistema de Weta Digital ocupa actualmente los lugares 193 al 197 de la lista de las 500 supercomputadoras más rápidas del mundo.

Fuente: DiarioTi

Seguí el recorrido de Papá Noel en vivo

Si, la tecnología alcanzó a Papá Noel gracias a Google y a una agencia militar de Estados Unidos (NORAD), quienes lanzaron una página web para seguirlo de modo virtual en su recorrido por el mundo. El Santa Tracker está en siete idomas, y permite seguir minuto a minuto el recorrido del hombre de la larga barba por cada ciudad mientras entrega sus regalos, incluso en 3D.

Cuenta la leyenda que el rastreo de Papá Noel por parte de NORAD es una tradición que data de 1955, cuando un aviso de un diario en Colorado imprimió un número telefónico para conectar a los niños con Santa. Pero las llamadas, por error, se dirigieron a una línea de NORAD. Para no desilusionar a los pequeños el director de operaciones de NORAD del momento, coronel Harry Shoup, ordenó a su personal que controlara el radar para “ver dónde podría estar Santa” e informara a los niños con actualizaciones de su ubicación a medida que llegaba la hora esperada.

En fin… si no lo siguen por ustedes, porque ya dejaron escapar a su niño interior, puede que a sus hijos o nietos les interese conservar la ilusión de verlo llegando a casa.

Fuente: Clarin.com

Muy cerca

La imagen proviene de Google Earth. Pero no se trata de un desolado paisaje desértico aquí en la Tierra sino en Marte, más exactamente en Husband Hill, y fué tomada hace bastante tiempo por el vehículo Spirit en su extenso recorrido sobre la superficie del planeta más soñado por los autores de ciencia ficción. Se distinguen las propias huellas de la sonda detrás de las rocas.

Y no hay caso: cada vez que me tomo un tiempo para jugar con esta magnífica herramienta, no puedo dejar los piés sobre la Tierra. Indefectiblemente termino sobrevolando la Luna o explorando Marte.

Que visión subyugante, ¿no es cierto? Si hasta parece que pudieramos tocar esas rocas…

Diseño sorprendente: ventilador sin aspas

Dentro de la lista de los “Hechos tecno del año”, que elabora la revista Time y publica hoy el diario Clarín, se encuentra el “Dyson Air Multiplier”, un ventilador de diseño sorprendente y original, que no utiliza las aspas convencionales para sostener un flujo de aire directo y continuo.

Su diseño llamativo lo hace muy tentador, pero su precio -unos 200 euros- es definitivamente alto. El video a continuación lo muestra en acción y explica su funcionamiento:

Jack Bauer no recibirá su regalo esta Navidad

Otro hallazgo de los inquietos muchachos de Microsiervos: un crossover genial entre el héroe de “24” y Papá Noel.

No exento de una feroz crítica a la paranoia que flota en el aire en todo el planeta -la barba, los paquetes, volar sin pasaporte no lo colocan a Santa en una situación cómoda-, logra lo que parece imposibe: mostrar que el bueno de Jack finalmente tenía corazón. Pobre, ¡cómo llora!

- Ir arriba -