Ir al contenido

OLPC: la estrategia del 2×1

Esta mañana lo escuchaba a Ernesto Tenembaum en el programa de Santo Biasatti por Radio Mitre, bajándole el dedo a Nicholas Negroponte por la nueva estrategia de distribución de las computadoras del proyecto One Laptop Per Child.

Según el periodísta, se están cayendo los pedidos de los gobiernos de paises emergentes, y muchos ya miran para otro lado.

En nuestro país, por caso, y sin querer hacer nosotros ninguna lectura tangencial, ya se habla de esperar al 10 de diciembre a que asuma el nuevo gobierno, cosa que no se entiende mucho teniendo en cuenta que el actual presidente y la candidata que encabeza las encuestas comparten la ideología del gobierno y hasta la cama, porque son marido y mujer.

En fin, siguiendo con Tenembaun, esta nueva estrategia que obedecería a la caída de pedidos consiste en que los norteamericanos podrán comprar dos de estos equipos para después regalar uno a los niños de países en desarrollo. El anuncio fue realizado a través de la página web de OLPC, organización que lidera Negroponte. “La implementación de Give 1 Get 1 -Da 1 consigue 1- (así se llama) se conoció tiempo atrás, aunque los organizadores nunca confirmaron si pondrían en marcha o no la iniciativa”, según informa hoy Infobae.com.

Continúa la nota del periódico electrónico: “La idea de los organizadores es no perderse la temporada navideña en los EEUU y por ello sólo los primeros 25.000 compradores recibirán su notebook económica antes de que termine el 2007. Los que no lleguen a hacer su pedido en primer término recibirán la XO (así se llama el equipo) en el primer cuatrimestre de 2008. Nuestra principal motivación es ayudar a que los niños aprendan y ofrecerles una oportunidad para participar en el proyecto del portátil acelerará la causa, explicó Walter Bender, presidente del grupo de Software y Contenido de la Fundación OLPC.”

Más leña para agregar: se rumorea que las máquinas en cuestión podrían venir también con Windows de fábrica, lo que causó el lógico enojo de la comunidad de software libre. La cúpula de Educ.Ar ya se adelantó a la discusión diciendo que la OLPC no se presentó como una campaña de promoción de software libre sino como un proyecto educativo para países emergentes.

En cuanto al precio, de los 100 dólares iniciales, la laptop costará 175 dólares debido a cambios en el hardware y a la reducción de fabricación de unidades, ya que serían 3 millones en lugar de las 7 millones primeros. Por último, Negroponte vio con buenos ojos la posibilidad de probar el dispositivo en EE.UU., país que en un principio no entraba dentro de las naciones que se iban a beneficiar con el proyecto. Suponemos que porque ellos no tienen pobres.

También te puede interesar:

Bregovic publica partituras en su sitio

Informa Clarin.com que Goran Bregovic, autor de las bandas sonoras de películas como “Underground”, “Sueños de Arizona” y “Tiempo de Gitanos”, anunció hoy que la partitura de su ópera “Karmen con final feliz” estará disponible de manera gratuita en su sitio.

“Mi sitio web tendrá la partitura gratuitamente para que puedan interpretarla los que quieran. Deseo que orquestas pequeñas de gitanos puedan tocarla en sus bodas si es su deseo”, dijo Bregovic en una rueda de prensa.

Para el autor la música es el lenguaje universal con el cual se pueden comunicar todas las culturas.

También te puede interesar:

Alumnos de la Escuela Sarmiento debatieron sobre convivencia

Levanto del periódico local la crónica de la experiencia llevada a cabo en la Escuela Nro. 55 “Domingo F. Sarmiento”, de nuestra ciudad de Rosario:

“Tengo un vecino que sufrió mucho desde chico la discriminación porque es homosexual. Eso no debería pasar porque todos somos seres humanos”. Sin titubear el que habla es Pedro, de 9 años. A su vecino lo eligió como personaje del barrio para una clase de formación ética, donde el tema en cuestión era: “La ciudad como espacio democrático”.

Pedro es alumno de la Escuela Nº 55 Domingo Faustino Sarmiento de Rosario. Se anima un poco más y asegura también haberse sentido discriminado por su altura. “En el club, los chicos más grandes, de 12 o 13, no me dejan jugar con ellos, porque dicen que soy chico (por la estatura)”. La propuesta de dialogar sobre convivencia y democracia en la ciudad la llevó a la clase el maestro de 4º Ariel Aguirre. Es parte de un proyecto más amplio donde los chicos fueron invitados a armar maquetas que representaran su barrio o el de la escuela.

sarmiento.jpeg

Al hablar de convivencia los problemas de discriminación ganaron la charla. Nicolás, también de 9, nació en Rosario pero su familia es de Taiwán, contó para todos que sus rasgos físicos fueron más de una vez motivo para sentirse discriminado. Enseguida se suman Imanuel, Valentina y José Luis, todos de 9, que recuerdan que en más de una ocasión los diferenciaron “por gordos”.

Ser un niño o niña también es para los chicos una de las causas que los lleva a ser dejados de lado o pasados por alto por el mundo adulto. Así lo explica, Catalina, de 4º año, que dice que cuando va a un negocio la hacen esperar “por ser una nena”, y “pasan primero los grandes”. Apoyada sobre la pared del salón, Trinidad (9) pide la palabra para dar sus conclusiones: “Estamos en una civilización, en el 2007, no podemos discriminar por ser gordos o negros, así lo único que hacemos es que la gente se sienta mal”.

Preocupaciones

El profesor Ariel Aguirre asegura que las conversaciones con los alumnos son más que fructíferas cuando se reflexiona en común. Muestra recortes de diarios, con notas sobre el racismo y que le han servido de disparadores para dialogar con sus alumnos sobre los problemas que les preocupan, entre otros ejemplos. “Hubo mucho entusiasmo y esfuerzo puesto en este trabajo”, dice Silvia Gerlo, también maestra de 4º al referirse a la muestra de maquetas realizada por los alumnos. Y es verdad, el color y la creatividad ganan en cada trabajo expuesto en una de las salas de la escuela.

“Trabajé mucho con esta maqueta”, cuenta Agustín, de 4º y recuerda que primero ubicó su casa “y el sanatorio que está al lado”. Julio, también de 9 años, tiene otra mirada sobre lo que son espacios indispensables para su barrio. “Lo primero que me pareció importante que estuviera fue la heladería, luego la iglesia y después los edificios. La plaza es otro lugar importante para el barrio”.

Amarilis describe cómo fue su maqueta, y concluye para todos que se trata de “un lindo proyecto”. Cuando hablan de los problemas con los que convive la ciudad, los chicos tienen su mirada. “Me preocupan los robos, la inseguridad y el estrés”, dice Manuel. En cambio, para Marcos la preocupación pasa por “la desigualdad social, la gente que está en la calle. Los que viven mal mientras otros viven muy bien”.

Jimena coincide con su compañero Facundo para definir a “la inseguridad y la pobreza” como los problemas comunes. Y al final Laurita prefiere hablar del lugar por el que pasa todos los días: “Me preocupa que a la escuela no le falten cosas para enseñar”.

Fuente: LaCapital.com.ar

También te puede interesar:

“Hay musicalidad incluso en el silencio”




Marcel Marceau
(1923 – Hoy)

También te puede interesar:

‘No todos los jóvenes son nativos digitales’

Quien esto afirma es Silvia Bacher, especialista en comunicación y educación, en una columna para la sección Informática del diario Clarín. Dice además que “es impostergable que todas y todos los nativos de carne y hueso accedan a la escuela para que ésta cumpla con su esencia: la que la conmina a estimular el pensamiento”, porque “el aula es el ámbito capaz de hacer de las tecnologías lugares de crecimiento, de desafío de acceso a la dimensión digital”. Aquí, el artículo:

Diferentes investigadores afirman que los jóvenes son nativos digitales en tanto los adultos (aquellos que cuentan con más de tres décadas de historia) son considerados inmigrantes que deben aprender un nuevo lenguaje. Pero no es tan sencillo: Néstor García Canclini, experto en letras y sociología, que desde 1990 es profesor e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, explica que si bien “millones de seres humanos se desplazan por motivos socioeconómicos y políticos, sin embargo en los últimos años aparecen otras nuevas formas de extranjería, no referidas sólo a separaciones geográficas”.

Son diversas las voces que hacen alusión a los nativos digitales. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que estas nuevas migraciones digitales trascienden grupos etarios y ponen en evidencia que las nuevas fronteras están profundizando brechas sociales que ahondan las diferencias entre las nuevas infancias y las nuevas juventudes.

A pesar de haber nacido en la era de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, a muchos niños y jóvenes parece negárseles la visa de acceso a ese nuevo mundo. Se les habilitan permisos temporarios -comprables por un par de monedas en algún cibercafé- frente a pantallas y teclados que de ninguna manera se parecen en su funcionalidad a la que le asignan otros nativos digitales que navegan con un norte: ya sea buscando información, apropiándose de sus herramientas, reflexionando sobre su uso, sus potencialidades y sus riesgos.

Una computadora, por sí misma, es un pasaporte hacia ninguna parte. La visa, imprescindible hasta que algo mejor se descubra, hoy por hoy la da la escuela. Con sus limitaciones y defectos, con sus carencias pero aun así con la clara misión de formar individuos capaces de pensar, de comprender, de indagar. El aula es el ámbito capaz de hacer de las tecnologías lugares de crecimiento, de desafío de acceso a la dimensión digital.

Según datos publicados por el portal Educ.ar, ya en 2005, en promedio, un graduado universitario (especialmente en los EE.UU. pero, crecientemente, en todos los rincones del planeta) pasaba cerca de 5 mil horas de su vida leyendo, cerca de 10 mil jugando a videojuegos y cerca de 20 mil viendo TV. Son esas primeras 5 mil horas las que marcarán la diferencia para ingresar a la ciudadanía digital en pleno ejercicio de sus derechos. El carecer de educación sólo garantizará paseos turísticos por zonas navegables, sin trascendencia, a los nativos seudodigitales.

Los expertos coinciden en que la escuela cambiará sus formas, actualizará sus recursos, reconocerá nuevos soportes de lectura, digitalizará sus pantallas dejando atrás el agudo chirrido de la tiza sobre el pizarrón. Pero entretanto eso suceda, es impostergable que todas y todos los nativos de carne y hueso accedan a la escuela para que ésta cumpla con su esencia: la que la conmina a estimular el pensamiento. Tal vez, entonces, las nuevas tecnologías se constituyan en puentes y no en barreras, a través de los cuales los más jóvenes ejerzan sus derechos en tanto verdaderos nativos digitales.

Fuente: Sección Informática del diario Clarín.

También te puede interesar:

Inmigrantes que superan a los nativos, si tales cosas existieran…

Ayer leía en el blog de Clarín de Mariano Amartino sobre María Amelia, una española de 95 años que lleva su blog con lucidez y buen humor. En estos días es un poco difícil de seguir debido a que armó tal revuelo la noticia, que medios de todo el planeta le hacen entrevistas y claro, ella las publica, orgullosa.

Un poco antes, por la mañana, un hombre conocido mío de 63 años me llevó hasta una computadora cercana diciendome: “Enrique, mirá lo que estoy haciendo”. Recientemente abrió un blog sobre economía y lo mostraba orgulloso.

Yo cuento siempre una anecdota graciosa, en la que un alumno de Polimodal de uno de los colegios en los que trabajo vino a reportearme para la revista escolar. Cuando le pregunté por qué quería la entrevista, de qué quería hablar, me contestó: “porque no podemos creer que a un tipo de más de 40 años le guste la computación”. Divino, el nene.

Estos casos, que se enmarcarían dentro de lo que algunos llaman Inmigrantes digitales, muestran que se usa bien el medio cuando se tienen cosas para decir, independentemente del manejo o la pericia en el uso.

Generalmente los adultos mayores no son apetecibles para el mercado de los celulares, las pc, los mp3 y otros gadgets, manejado por intereses meramente mecantilistas que influyen al punto de inventar una categoría (algunos trasnochados hablan de raza… ¡Dios mío!): “Nativos digitales”. El uso acrítico de esos artefactos suele ser característico de este grupo. Si sumamos a eso padres ausentes, docentes apáticos y empresas inescrupulosas, el coctel es fatal.

No me importa la etiqueta: en todo caso, nos queda a los mal llamados Inmigrantes el trabajo de pensar, llamar la atención, educar, alentar a usar bien estas “herramientas para decir”.

También te puede interesar:

Cómo hacer que un vínculo abra en otra ventana

Es habitual que cuando agregamos un link de un tercero, externo a nuestro blog, al hacer clic sobre el texto o imagen vinculado el sitio se abra en la misma ventana del sitio propio.

Algunos desarrolladores que ofrecen código para linkear suelen agregar el tag para que abra en otra ventana, pero no es lo habitual. Sea por desconocimiento, sea por desinterés, no es común que se haga.

Esta forma de linkear tiene la desventaja evidente de que saca al navegante de nuestro sitio para llevarlo al sitio linkeado.

La forma de resolver esto es sencilla: se debe ingresar al código del link y agregar al tag a href, que es el que especifica el sitio linkeado, el atributo “target=_blank”. Por ejemplo:

Tag blnk

De este modo estaremos indicando que el link abra en una ventana nueva, y por consiguiente, que quede nuestro sitio abierto en la ventana original.

La excepción a esto es si el vínculo se encuentra dentro del código en una animación de Flash. Si este es el caso, deberíamos comunicarnos con el titular o el webmaster del sitio para que lo cambie.

También te puede interesar:

- Ir arriba -