Saltar al contenido

Actualidad - 18. página

Drive File Stream, el reemplazo de Google Drive

Google le puso fecha de defunción a la aplicación de escritorio de Google Drive,  su plataforma de almacenamiento: marzo de 2018.

Pero claro, ya se encuentra promocionando su reemplazo, así que no es necesario entrar en pánico. La nueva forma de acceder a nuestros archivos se llama Drive File Stream

La compañía asegura que el servicio funcionará de la misma forma que hasta ahora, es decir que si un usuario entra a Google Drive desde su cuenta de Gmail todo seguirá funcionando exactamente igual.


Fuentes: Clarín Tecnología y Wwwhat´s New

Un GIF en una bacteria

Un equipo de científicos de la Universidad de Harvard (EE. UU.) ha introducido y recuperado un GIF animado en el ADN de una bacteria viva. La imagen es una referencia al trabajo del británico Eadweard Muybridge, un precursor del cine.

El innovador método está basado en la técnica del corta-pega genético –aclamado como hito científico del 2015- y ha sido recogido por la revista Nature.

El experimento, logrado por primera vez en la historia, introdujo las imágenes codificadas en el ADN de células bacterianas vivas, creando una especie de «disco duro biológico» .

La información que precisa un ser vivo está almacenada en su genoma, en diminutas unidades de ADN. Los científicos ya habían almacenado grandes cantidades de datos en el ADN, pero esta es la primera vez en que se ha logrado además reproducirlo en células bacterianas vivas de E.coli (Escherichia coli), un bacilo presente en el tracto gastrointestinal de humanos y animales de sangre caliente.

Para probar esta idea, los científicos convirtieron cada píxel sombreado de la animación en un código de ADN, logrando codificar imágenes sustituyendo píxeles por nucleótidos de ADN. Los investigadores utilizaron entonces la tecnología de edición de genes CRISPR para integrar esta secuencia de información en el genoma de la bacteria, añadiendo un nuevo marco de animación cada día. Tras una semana, las bacterias se dividieron y se multiplicaron, pasando la película a generaciones sucesivas a medida que avanzaba, como un proceso biológico de intercambio de archivos.

Posteriormente, tras secuenciar las regiones de ADN extraídas de una muestra de la bacteria, el equipo pudo reproducir la imagen con el 90% de la información intacta, una prueba exitosa que sugiere que las células vivas pueden grabar y retener información en secuencia.

El nuevo estudio demuestra que al disco duro de la vida le queda mucho por mostrar y que las células podrían convertirse en diminutas cámaras dentro de nuestro propio cuerpo. La técnica utilizada podría permitir que las células vivas se conviertan en un «registrador molecular» en tiempo real, capturando desarrollos biológicos no vistos dentro del cuerpo, como una especie de grabador de vídeo digital orgánico.


Fuentes:
Muy Interesante
Publico.es

Las transnacionales mineras y del agronegocio se meten en las escuelas

Los departamentos de marketing de las grandes transnacionales mineras y del agronegocio (…) tendrán vía libre para diseñar los contenidos «pedagógicos» que nuestros niños, niñas y adolescentes aprenderán en las escuelas de todo el país. (…) Así y todo, las mineras y los gigantes de los agrotóxicos saben que vienen perdiendo el debate social y cultural detrás de los modelos de maldesarrollo que conllevan sus actividades. (…) Saben que los chicos son los grandes formadores de opinión en las familias: los convertirán en las puntas de lanza para intentar acallar y avasallar la creciente resistencia social al desarrollo de este tipo de actividades que generan irreversibles daños ambientales, sociales y culturales. Preocupa que cuestiones tan graves y trascendentales queden fuera de la agenda mediática y política, que prefiere entretenerse en peleas pirotécnicas que no llevan a ningún lado. A pesar de ello, no hay que callar, no podemos permitirlo, no lo permitiremos.
Enrique Viale, abogado ambientalista, en Página/12

La Sonda Parker y el deseo de ‘tocar’ el sol

La NASA presentó ayer los detalles de la Sonda Solar Parker, una pequeña nave de tres metros de largo que en un viaje de más de siete años se acercará a una distancia de 6,2 millones de kilómetros desde la superficie del Sol. Sin dudas, una dura prueba para su capacidad de resistir temperaturas de hasta 1.377°C. La misión busca llegar a la corona del Astro Rey, una región en su atmósfera que es altamente inestable y en la que se produce el viento solar, esas las llamaradas y eyecciones de masa coronal lanzadas con tanta fuerza que tienen repercusiones en la Tierra.

La sonda estará lo suficientemente cerca del Sol como para ver la velocidad del viento solar desde su nivel subsónico hasta el supersónico, y volará a través del lugar donde nacen las partículas solares de alta energía.

El propósito: recolectar información sobre la actividad solar como nunca antes se ha conseguido. Según la Agencia Espacial, la misión proporcionará información que permita comprender y tal vez predecir el clima espacial.

El deseo de llegar allí no es nuevo: ya en 1958 los investigadores lo soñaron, pero recién ahora cuentan con los instrumentos y materiales necesarios como para lograrlo. Un escudo de compuesto de carbono de 11,43 centímetros de espesor protegerá la nave.

La Sonda Espacial Parker viajará a una velocidad de 700.000 kilómetros por hora, y utilizará la gravedad de Venus durante siete sobrevuelos por siete años. Desde ahí, la nave se moverá hacia la atmósfera de la estrella dentro de la órbita de Mercurio. En su aproximación final, la Sonda se precipitará hacia el Sol a 700.000 kilómetros por hora.

La misión lleva el nombre en honor a un científico aún vivo, Eugene Parker, uno de los pioneros en la investigación de los vientos solares. 

Según un estudio de la Academia Nacional de Ciencias de los EE.UU., el impacto de un evento solar puede generar daños por US$2.000 millones tan solo en ese país, y regiones enteras pueden quedarse sin electricidad por un año y sin servicios como la telefonía, internet o la televisión en forma temporal. De allí la importancia de comprender este fenómeno.

Según la NASA, el conocimiento que esperan adquirir con la misión ayudará a mejorar la calidad de las comunicaciones por satélite, problemas de las redes eléctricas, la erosión de tuberías, exposición a la radiación en los vuelos comerciales y la seguridad de los astronautas.


Fuente: BBC Mundo / Muy Interesante
Ilustración: NASA

Una alfabetización para el pizarrón

Hoy nadie puede considerarse alfabetizado si está en situación de comprender mensajes simples, saber firmar o leer libros con léxico y sintaxis simplificada. Desde finales del siglo XX estamos asistiendo a una revolución en la que la digitalización de la información es parte de la vida cotidiana y la escuela ni se ha dado cuenta. Entonces sigue preparando para leer un conjunto limitadísimo de textos, sigue haciendo una alfabetización para el pizarrón. Trabajar con la diversidad de textos y alfabetizar con confianza y sin temor a circular a través de los múltiples tipos de textos y de soportes textuales del mundo contemporáneo es indispensable.
Emilia Ferreiro, educadora, en una entrevista para La Web del Maestro.

- Ir arriba -