Ir al contenido

Actualidad - 35. página

El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones

Tu red social es propiedad de los anunciantes. Cada entrada que tu compartes, cada amigo que haces y cada link que sigues es rastreado, grabado y convertido en datos. Los anunciantes compran esos datos para que poder mostrarte más anuncios. Tu eres el producto que se compra y se vende.
Creemos que hay una mejor manera. Creemos en la audacia. Creemos en la belleza, la sencillez y la transparencia. Creemos que las personas que hacen las cosas y las personas que los utilizan deberían asociarse.
Creemos que una red social puede ser una herramienta para el empoderamiento. No es una herramienta para engañar, coaccionar y manipular – sino un lugar para conectarse, crear y celebrar la vida.
Tu no eres un producto.
[El bien intencionado “manifiesto” de la nueva red social Ello. Ojalá.]

También te puede interesar:

Nuevo enfoque

Hoy hay cada vez más evidencia de un nuevo enfoque: (…) que no existe compensación entre equidad e ineficiencia. (…) Resulta que ser amable con los ricos y cruel con los pobres no es la clave del crecimiento económico. Por el contrario, hacer más justa a la economía también la hará más rica. Adiós a la riqueza de arriba hacia abajo; bienvenida la riqueza de abajo hacia arriba.
Paul Krugman, analizando el nuevo enfoque de los especialistas.

También te puede interesar:

Así trabaja el Equipo Argentino de Antropología Forense

El avance en la identificación de personas por medio del ADN permitió que Estela de Carlotto se reencuentre con su nieto. A partir del estudio de restos óseos enterrados como NN, fueron identificados los de Laura, su hija desaparecida durante la última dictadura cívico militar.

Esto fue posible gracias al trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense, organización científica que tiene como objetivo reconocer restos no identificados de personas desaparecidas e investigar las violaciones a los DDHH en todo el mundo.

En el año 2011 el programa Científicos Industria Argentina, que se emite en la TV Pública, presentó una edición especial dedicada al trabajo de esa organización, que incluye una estrevista a la periodista y escritora Marta Dillon, quien gracias al equipo recuperó el cuerpo de su madre asesinada en 1977 por la dictadura.

Fuente: Canal en You Tube de la TV Pública

También te puede interesar:

El lado trágico de los celulares

En el año 2011 el director de Guerrilla Girl, el danés Frank Piasecki Poulsen, estrenó el documental “Sangre en el móvil”.

El trabajo, según su autor, “se interna en la industria del coltán, mineral imprescindible para la fabricación de móviles, una actividad que ha generado esclavitud, guerra y millones de muertos en África.”

Más allá de los esfuerzos relativos de algunos países en los últimos años, por caso los EE.UU. elaborando leyes tendientes a alentar la producción de móviles “libres de sangre” o Japón buscando alternativas al uso de las llamadas “tierras raras”, “Sangre en el móvil” es una película que alerta sobre la responsabilidad social de las empresas y las tragedias que esconden algunas de sus actividades.

Gracias a Fernanda Sandez por hacernos saber de la existencia de este trabajo.

También te puede interesar:

Google solo removerá los resultados en las páginas europeas

derecho_olvido-960x623

Esta foto –original de FayerWayer– muestra los resultados de la búsqueda del nombre Mario Costeja en la versión europea del buscador. Vale recordar que todo este debate que se viene dando en los medios sobre el derecho al olvido se inició con la demanda que Costeja le ganó a Google.

El caso es que al pie de la página en cuestión se observa, a modo de advertencia, que “algunos resultados podrían haber sido removidos bajo la Ley de Protección de Datos en Europa”.

Esto significa, básicamente, que un determinado contenido que Google elimine en google.co.uk o google.es continuaría disponible para aquellos que usan google.com. Esto encendió las alarmas de los defensores de la privacidad en la Unión Europea, quienes cuestionaron a Google el hecho de que removerá únicamente los resultados en las páginas europeas del buscador.

Según informa FayerWayer, Google ha recibido a la fecha más de 70.000 solicitudes para remover datos de su buscador. Esto mantiene al grupo de asesores que armaron para tal fin trabajando a destajo, mientras hacen equilibrio sobre la delgada línea existente entre la censura a la libertad de expresión y el derecho a ser olvidado.

Fuente (imagen y texto): FayerWayer.

También te puede interesar:

- Ir arriba -