Ir al contenido

Amazon

La doble moral de Amazon apesta

Amazon revocó el contrato de hospedaje de Wikileaks aduciendo que el sitio de filtraciones no era propietario de los documentos que publicaba. Esta situación infringiría las condiciones de uso de AWS (Amazon Web Services). Sin embargo, ahora Amazon ha decidido lucrar vendiendo los mismos documentos que motivaron la expulsión de Wikileaks. Amazon ha decidido lucrar vendiendo los mismos documentos que motivaron la expulsión de Wikileaks. En ésta página, Amazon del Reino Unido vende por 7,37 libras esterlinas los documentos del denominado Cablegate filtrados por Wikileaks. Para despertar el interés de posibles compradores, Amazon presenta el material con el siguiente título: ‘WikiLeaks documents expose US foreign policy conspiracies’ (Documentos de Wikileaks dejan al descubierto las conspiraciones de la política exterior estadounidense).
DiarioTi, informando ayer sobre la burrada -con perdón de tan noble animal- de Amazon.

También te puede interesar:

Las ironías del Gran Hermano

Esta es una disculpa por la manera en que manejamos en su momento las copias vendidas ilegalmente de ‘1984’ y otras novelas del Kindle. Nuestra ’solución’ al problema fue estúpida, desconsiderada, y dolorosamente irrespetuosa de nuestros principios. Lo provocamos todo nosotros, y nos merecemos las críticas que recibimos. Vamos a usar la cicatriz que deje este doloroso error para tomar mejores decisiones de aquí en más, decisiones acordes con nuestra misión.

Esto dijo Jeff Bezos, CEO de Amazon. Esta autocrítica es una respuesta al revuelo que se armó en julio, cuando los usuarios del Kindle vieron desaparecer sus copias de las novelas “1984″ y “Rebelión en la granja”, ambas de George Orwell, decisión que Amazon tomó al descubrir versiones de esos libros subidas a la biblioteca del Kindle por editoriales no autorizadas.

Lo irónico de la situación es que “1984″ cuenta la opresiva existencia bajo el régimen de un gobierno autoritario, que a través de los ojos del Gran Hermano todo lo ve y todo lo censura. Algunas personas notaron la ironía y otras se ofendieron, expresando su descontento por cuanto canal encontraron.

Amazon informó que todos los que pagaron su copia legal del libro van a poder reclamar una copia nueva, pedir una tarjeta de regalo por ese valor para adquirir otro libro, o recibir un cheque en sus domicilios.

Lo dicho: son las ironías del ojo que todo lo ve, en esta posmodernidad, a través de Internet.

Fuente: Dattatec Blog

También te puede interesar:

- Ir arriba -