Ir al contenido


capacitación - 3. página

Cambiar el sistema

Mientras en las escuelas confinemos la nueva tecnología a simplemente mejorar lo que ya existe, en vez de realmente cambiar el sistema, nada significativo va a suceder.
[Seymour Papert, pionero de la inteligencia artificial e inventor del lenguaje de programación Logo en 1968]

Apuntes e ideas, en Radio Nacional Rosario

12799332_1703365549905917_3963886759922343347_n

“Apuntes e ideas sueltas sobre tecnologías y otros asuntos” es un proyecto que nació blog en julio de 2004 y se convirtió en plataforma para muchos otros proyectos, como por ejemplo las charlas sobre privacidad en internet. En mayo de 2014 se metió en los medios, ya no sólo como invitado, y se transformó en columna: primero en el programa Otra Vuelta y luego en Pinceladas Sociológicas, ambos por Radio Nacional. Ahora toma vida propia y ocupa un lugar en la programación de la radio. Hay mucho que y muchos a quienes, agradecer.

Esperamos nos acompañen en esta nueva etapa. ¡Serán muy bienvenidos!

(NdE, 10/04: Nos informan que por decisión de la dirección nacional de la radio, todos los contratos se encuentran suspendidos. Confiamos en que a la brevedad la situación se resuelva)

Jornada con la tecnología y la solidaridad como herramientas

El próximo 2 de junio tendrá lugar en la Sala Lavardén de nuestra ciudad, el evento solidario SMI@R – Social Media Inclusive en Rosario, al que fui amablemente invitado a disertar por Daniel Krichman.

En la ocasión voy a hablar sobre privacidad y construcción de una ciudadanía digital segura.

12647591_10153551237008392_576619056_n

El Social Media Inclusive en Rosario es una jornada de divulgación y formación sobre Redes Sociales, Marketing On-line de calidad y Tecnologías colaborativas que une dos aspectos relevantes de la sociedad actual: la tecnología y la solidaridad como herramientas.

Se trata de “un evento social orientado a la promoción de las tecnologías como insumos de bajo costo, poniendo la solidaridad como único requisito para participar y un objetivo más de esta jornada de promoción de la utilización de herramientas tecnológicas”, según lo explican sus organizadores en el sitio del evento.

La propuesta solidaria del evento se basa en recaudar una tonelada de alimentos envasados para ser donados a Rosario Solidaria, organización comunitaria de la ciudad de Rosario.

La lista completa de disertantes, puede leerse en el sitio del evento haciendo clic aquí.

Seguilo en #smiRosario. Nos encontramos el 2 de junio allí. ¡Estás invitado!

Robots, empleo y reforma educativa

Según el ya famoso estudio de los economistas Carl Benedikt Frey y Michael Osborne, de la Universidad de Oxford, el 47% de las tareas que hoy necesitan a un ser humano para ser desarrolladas podrían ser automatizadas tan pronto como en 2033. Para evitar la debacle en el empleo, los tecnólogos y políticos más optimistas ponen su fe en una reforma educativa. Si se cambia la educación, dicen, ese ejército de potenciales desocupados encontrará su lugar en el mundo descartando los trabajos rutinarios y desarrollando los creativos y los de cuidado (ligados al contacto humano), las dos áreas en que seguimos ganando a los robots. Pero si la historia se repite, a los escenarios utópicos no se llega sin transiciones dolorosas. En sus primeras etapas, las dos revoluciones industriales tuvieron una cosa en común: el crecimiento gigantesco de las diferencias entre los que fabricaban fortunas millonarias y los que se empobrecían en masa. Si es cierto que estamos en las puertas de la Tercera Revolución Industrial, ¿por qué habría de ser diferente esta vez?
[Fuente: iEco]

La fábrica de avioncitos de papel

En julio de 2015, Arthur Sacek fue contratado por Elevation Digital Media para construir una máquina LEGO que pudiera plegar y lanzar un avión de papel. Esto fue lo que consiguió:

El detrás de la escena de este maravilloso proyecto también quedó registrado:

El objetivo del proyecto era producir un aviso publicitario para la división aeroespacial de Arrow Electronics.

Fuente: Elevation Digital Media.

Cómo debe actuar la escuela frente al bullying

Es necesario evaluar las situaciones con calma y sin juicios express. Trabajar padres y docentes juntos, sin culpabilizar a nadie y buscando los espacios comunes de intercambio sin hacer de las situaciones de bullying un “pasacalles” para toda la comunidad. La confidencialidad es fundamental para abordar eficazmente el bullying. Hay que escuchar y creerle a quien logra hablar. Luego, buscar información entre todos los implicados. Quien agrede debe recibir claramente el mensaje de que eso debe terminar. Debe cesar inmediatamente el hostigamiento y comprometerse a un cambio. Las sanciones deben ser reparatorias, educativas y no humillantes. Si humillamos, devolvemos aquello que queremos modificar. No podemos enseñar a no humillar humillando. (…) En el bullying, el silencio es el mejor cómplice de quien hostiga. Cuando nadie habla, el hostigador crece, aumenta su poder. Entonces se puede pegar, humillar porque “nadie dice nada”. Al no decir nada, aumenta la amenaza de que si se habla se será el próximo elegido.
[María Zysman, Licenciada en psicopedagogía. Dirige el equipo “Libres de Bullying”. Es autora del libro “Cómo prevenir e intervenir en situaciones de acoso escolar” (Paidós, 2014)]

¿Es confiable el “doctor” Google?

En mi columna en el programa Otra Vuelta, hablamos sobre hablamos sobre la fiabilidad de las consultas médicas que hacemos en internet.

El programa, conducido por los periodistas Lalo Puccio y Gabriela Sapienza, se emite de lunes a viernes de 18 a 20 hs. por Radio Nacional Rosario. En la ocasión conduce Alvaro Cervella.

La educación empieza al nacer

¿Qué pienso sobre la educación? En primer lugar, que empieza al nacer, y debiera continuar toda la vida. O sea, debiera haber escuelas para todas las edades. Segundo, que no debiera ser libresca ni memorista, como suele serlo en Latinoamérica: debiera incluir ciencias y manualidades, empezando por la cocina, y debiera fomentar la búsqueda, la reflexión y la discusión. Tercero, debiera ser gratuita, como ya lo es en nuestros países, pero en el caso de las profesiones liberales lucrativas debiera ser paga, para pagar laboratorios y talleres, así como un profesorado muy competente. Cuarto, debiera ser laica, como lo exige la ley 1420. Esto no equivale a prohibir la educación religiosa, sino a confinarla a las religiosas sostenidas por iglesias.Quinto, debiera dárseles preferencia a los docentes que investigan (o investigadores que enseñan), como insistía Wilhem von Humboldt, el modernizador de la universidad alemana, la mejor del mundo entre Humboldt y Hitler. Entre nosotros, Houssay fue el campeón de esta postura, mientras que la dictadura apoyó a los centros de investigación separados de la universidad, a la que hambreó y doblegó.
[Mario Bunge, doctor en Ciencias Físico Matemáticas, profesor, pensador y autor, en una entrevista de Pablo Calvo para la revista ‘Viva’]

Mientras tanto, seguimos discutiendo sobre máquinas

Veamos los videos. Luego explico en que punto, creo, se tocan.

En el primero, el genial y prolífico escritor Isaac Asimov anticipa, en una entrevista de Bill Moyers en 1988, el impacto que tendría la computadora y lo que hoy conocemos como internet, en la educación y en la vida cotidiana.

En el segundo video se muestran los avances en la creación de imágenes 3D: la compañía japonesa Aerial Burton presentó la pantalla de 3D Fairy Lights, en la que microgotas de plasma creadas por láseres forman una imagen tridimensional directamente en el aire. La particularidad esencial de este modelo es la posibilidad de tocar las imágenes y modificarlas a través del tacto.

En este contexto, creo que el punto en el que se tocan estos dos hechos es aquel en el que confluyen el estado actual de la educación, su relación con las tecnologías digitales y la realidad de la demanda actual de acceso al conocimiento.

En nuestro país seguimos discutiendo con mucho nervio si “computadoras-sí-computadoras-no”, si los planes oficiales fracasaron o no, si tiene o no sentido darle una computadora a cada pibe, y otras cuestiones por el estilo. Todas estas discusiones son absolutamente válidas, por cierto, pero en el aula, esas cuatro paredes más fáciles de derribar en lo físico que en lo relativo a concepciones y teorías, todavía se sigue educando para otro siglo.

Hace algunos años, en 2008, escribimos con un grupo de colegas una tesis para el profesorado basada en “El aula, en cualquier momento y en cualquier lugar”, un tema que yo estaba desarrollando en aquel momento al respecto del acceso que las nuevas tecnologías y en particular internet brindan en el proceso de aprender a aprender, al punto de sugerir que tales recursos nos permiten figurativamente “derribar las paredes del aula” para permitir aprendizajes significativos.

El trabajo de campo nos dio la primera pista de la dificultad que traía aparejada aquella expectativa: las estadísticas mostraban una desconexión entre los distintos estamentos de la gestión educativa al punto de diluir, en la mayoría de los casos, todo esfuerzo en un intento bien intencionado y poco más. ¿Las respuestas más usuales? No se usa porque no hay recursos, no se hace porque falla la gestión, está pero no se usa, no contamos con personal calificado, y varios etcéteras más.

Me resulta incomprensible observar hoy, después de 7 años, varios cambios en los planes de estudio, entrega de millones de computadoras, la masificación de aplicaciones y servicios, y las perspectivas de logros que brindan estas tecnologías, que todavía haya docentes en las aulas que niegan su uso. Esta mañana escuché a un docente argumentar que “sin computadoras se puede enseñar igual”, frase que a estas alturas del siglo y de la vida suena a negar otras formas de aprender, con la peor connotación posible: sigamos uniformando a nuestros chicos en un proceso de simple pero para nada ingenua asimilación de información.

Es un “no” rotundo al aprendizaje basado en el acceso irrestricto a la información que avizoraba Asimov, pero también a los modos de facilitar la exploración de los nuevos avances, siempre tan fascinantes -que al decir de un amigo y colega, nos hacen “afortunados de vivir en este momento de la historia”.

Nuestra educación está enfrascada en una discusión infructuosa sobre máquinas, pero en realidad parece temerle al poder emancipador del acceso al conocimiento que representan las nuevas tecnologías. Como si prefiriera una producción escolar en serie de mano de obra poco calificada.

Fuentes:
Factor humano
Diario Uno

- Ir arriba -