Ir al contenido

Ciencia

Niños PAMI: enfermedades, obesidad y sobrepeso vs. kiosco saludable

Abundancia de snacks, gaseosas, papas fritas, golosinas y gaseosas. El resultado: los Niños PAMI, chicos y chicas con diabetes, desnutrición, enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y los mayores niveles continentales de obesidad y sobrepeso.

El chef Mariano Navarro publicó su libro “Kiosco saludable” y desde hace años enseña cocina sana en las escuelas.

En esta entrevista para el programa Decí Mu, Mariano habla sobre las mentiras que vende la industria -cereales, vitaminas, hierro, etc- y sobre sus recetas para reconvertir el kiosco escolar en algo diferente.


Fuente: lavaca.org
También te puede interesar:

El ‘Chuck Norris de los números’

El experto en teoría de números Carl Pomerance, de la Universidad Dartmouth en Nuevo Hampshire, y el matemático Christopher Spicer, de la Universidad Morningside en Iowa, han demostrado la “conjetura de Sheldon”. Se trata de una propiedad de los números primos enunciada en la serie The Big Bang Theory por el personaje interpretado por Jim Parson, el brillante pero tan particular personaje Sheldon Cooper.

El momento, ocurrido en el episodio 73 de la serie, es este:

“Por cierto, solo hay una respuesta correcta”

Parece que en efecto, el 73 es el único número primo que satisface todas las características descritas por Sheldon. Los investigadores han plasmado la demostración de tal conjetura en un artículo que se publicará próximamente en la revista American Mathematical Monthly.

Cuando David Saltzberg, físico y asesor científico de The Big Bang Theory, se enteró de la demostración de los investigadores, decidió rendirles un pequeño homenaje: en un episodio emitido en abril de este año hay una escena en la que al fondo aparece una pizarra con algunos de los cálculos de la demostración de Pomerance y Spicer.

Una primera explicación del descubrimiento puede leerse haciendo clic aquí. Nosotros, que no somos expertos matemáticos, nos sumamos a la novedad como fanáticos de la serie. El lector, confío, comprenderá…


Fuente: Investigación y Ciencia
También te puede interesar:

Productores que desarrollan sus campos con un modelo productivo agroecológico

En Guaminí, provincia de Buenos Aires, nueve productores comenzaron a desarrollar sus campos con otro modelo productivo: el agroecológico. Por los buenos resultados, ya están cultivando alrededor de 1.300 hectáreas sin transgénicos, ni venenos, ni tóxicos de ningún tipo. Y están aumentando esa superficie.

El municipio decidió fomentar la agroecología y fue sancionada una ordenanza de regulación de agrotóxicos. ¿Cómo hicieron? ¿Qué significa esa experiencia? ¿Cómo les está yendo en términos prácticos?

El programa radial Decí Mu de la cooperativa de trabajo lavaca viajó hasta allí para escuchar las voces que se atrevieron a crear un territorio sano y productivo.


Fuente: Cooperativa de trabajo lavaca
También te puede interesar:

Algo sobre la historia detrás de la primera foto de un agujero negro

La primera fotografía de un agujero negro, que se dio a conocer el último miércoles y que se encuentra a 55 millones años luz de la Tierra, fue posible gracias a la experta en ciencias de la computación Katie Bouman, de 29 años, quién lideró el desarrollo de un programa informático con el que se obtuvo la foto.

Bouman comenzó a desarrollar el algoritmo hace tres años cuando era estudiante de posgrado, con la asistencia de un equipo del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT, el Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian y el Observatorio Haystack del MIT.

¿Cómo se tomó la fotografía del agujero negro?

Bouman explicaba en noviembre de 2016 cómo podemos tomar una fotografía de la oscuridad máxima con el Telescopio Event Horizon. (Para activar los subtítulos, debes hacer clic en el ícono ubicado en el vertice inferior derecho del video).

Viendo lo invisible

En el corazón de la Vía Láctea hay un agujero negro supermasivo, que se alimenta de un disco giratorio de gas caliente y aspira todo lo que se aventura demasiado cerca, incluso la luz. Es una concentración de masa tan grande, tan colosal, que produce una ‘rasgadura’ o curvatura en el tejido espacio-tiempo que cubre el universo. No podemos verlo, pero su horizonte de eventos proyecta una sombra, y una imagen de esa sombra podría ayudar a responder algunas preguntas importantes sobre el universo. Los científicos solían pensar que hacer una imagen de este tipo requeriría un telescopio del tamaño de la Tierra, hasta que Katie Bouman y un equipo de astrónomos propusieron una alternativa inteligente.

Lo que se observa de esta región finita del espacio es su sombra central, rodeada de un anillo luminoso de fotones y gas caliente que fluye alrededor. Está ubicado en el centro de la vecina galaxia Messier 87, localizada en la constelación de Virgo.

¿El próximo paso? Los científicos ya están trabajando en algoritmos que permitan reconstruir la evolución temporal de la imagen, que podríamos tener en menos de cinco años.


Fuentes de imagen, video y texto:
TED
BBC Mundo
Agencia SinC
También te puede interesar:

Los ingenieros del MIT y la NASA desarrollan un nuevo tipo de ala de avión

Un equipo de ingenieros ha construido y probado un tipo de ala de avión radicalmente nueva, ensamblada a partir de cientos de diminutas piezas idénticas. El ala puede cambiar de forma para controlar el vuelo del avión, y podría proporcionar un aumento significativo en la producción de aeronaves y la eficiencia de mantenimiento, según los investigadores.

El nuevo diseño del ala se probó en un túnel de viento de la NASA. En lugar de requerir superficies móviles separadas, como alerones para controlar el giro y la inclinación del avión, el nuevo sistema de ensamblaje permite deformar toda la ala o partes de ella, incorporando una mezcla de componentes rígidos y flexibles en su estructura. El resultado es un ala que es mucho más ligera y eficiente en el uso de la energía que las convencionales.

Si bien sería posible incluir motores y cables para producir las fuerzas necesarias para deformar las alas, el equipo ha dado un paso más allá y ha diseñado un sistema que responde automáticamente a los cambios en sus condiciones de carga aerodinámica cambiando su forma. Todo esto se logra mediante el diseño cuidadoso de las posiciones relativas de los puntales con diferentes cantidades de flexibilidad o rigidez, diseñados para que el ala se doble de maneras específicas en respuesta a tipos particulares de tensiones. Debido a que la configuración general del ala u otra estructura se construye a partir de pequeñas subunidades, realmente no importa cuál sea la forma.

El mismo sistema podría usarse para hacer otras estructuras también, incluidas las palas de aerogeneradores similares a las alas, donde la capacidad de hacer el ensamblaje en el sitio podría evitar los problemas de transporte de palas cada vez más largas. Se están desarrollando ensamblajes similares para construir estructuras espaciales, y eventualmente podrían ser útiles para puentes y otras estructuras de alto rendimiento.


Fuente: MIT News
También te puede interesar:

- Ir arriba -