Ir al contenido

Ciencia - 26. página

Cuestión de peso

Informa la edición on line de Muy Interesante, que el kilogramo patrón ha adelgazado.

Si, puede sonar raro, pero la cosa es así: durante la semana pasada, un grupo de científicos se reunió en Londres para tratar de redefinir esta unidad de medida universal, debido a que han detectado que las mediciones realizadas desde hace más de cien años muestran que, efectivamente, el kilogramo ha adelgazado.

Como es sabido, el kilogramo se define en función de un objeto, el Prototipo Internacional del Kilogramo, un cilindro de 39 mm de altura y 39 mm de diámetro de una aleación a un 90% de platino y 10% de iridio, con una densidad de 21.500 kg/m3. El objeto fue fabricado en Londres en 1879 y se conserva bajo una campana de cristal en la Oficina de Pesos y Medidas de Sèvres, cerca de París.

Ahora se comprueba que su masa ha cambiado el equivalente a un grano de arena de 0,4 mm de diámetro. Parece poco, pero es suficiente como para que los científicos hayan decidió que ha llegado el momento de encontrar una definición que prescinda de un objeto físico, tal como hicieron en su momento con el metro, definido ahora por la velocidad de la luz. Cabe destacar que el kilogramo es la única unidad del Sistema Internacional que aun se define así, con un objeto físico.

Según cuenta el mismo artículo, los científicos sugieren para el kilogramo el uso de la constante de Planck, un valor que lleva el nombre del padre de la física cuántica, Max Planck. Para definir la relación entre el kilo de toda la vida y la constante de Planck se están realizando experimentos en todo el mundo.

En la Royal Society de Londres, la autoridad en estas cuestiones, se estima que el cambio podría ser aprobado en la próxima conferencia de pesos y medidas, que se celebrará en París en 2015.

Fuente: Muy Interesante

También podría interesarte...

Australia recupera imagenes de la Apolo 11 en la Luna

El trasfondo y la importancia de este hallazgo, tal como lo relatan los amigos de Microsiervos, roza lo increíble, por la desidia de quienes debieran haber preservado semejante documento:

Cuando el 19 de julio de 1969 Neil Armstrong y «Buzz» Aldrin se convirtieron en los primeros seres humanos en llegar a la Luna la señal de vídeo que procedía de las cámaras que iban a bordo del Eagle no era compatible con la señal que emitían las cadenas de televisión. Por esto, era necesario convertirla de algún modo, pero en lugar de utilizar un equipo que hiciera la conversión por métodos electrónicos se optó por generar la señal para las cadenas de televisión utilizando unas cámaras que apuntaban a unos monitores en los que se veía la señal recibida desde la Luna. Fue, para entendernos, como si se retransmitiera un screener en lugar de la película original.

Al mismo tiempo, la señal era convertida electrónicamente al formato estándar de televisión de forma electrónica y guardada en cintas de vídeo, aunque con sus limitaciones debidas a la tecnología de la época. La señal de vídeo original de las cámaras SSTV del Eagle quedó también guardada en cintas magnéticas, junto con todos los demás datos de telemetría y audio de la misión.

Cuando en 2006 cuando la NASA anunció el cierre del Data Evaluation Laboratory del Centro Goddard, el único lugar del mundo en el que quedaban los equipos necesarios para leer esas cintas de datos, algunos veteranos de la agencia pensaron que había que recuperar los datos almacenados en aquellas cintas antes de que no hubiera forma de leerlos. Años de búsquedas infructuosas llevaron a la NASA a tener que admitir el año pasado que lo más probable es que las cintas del Apolo 11 hayan sido borradas junto con otras 200.000 que luego fueron reutilizadas para ahorrar dinero.

Esta semana, Australia Geographic informa que a partir de una copia hecha en VHS en los 80 de la señal original y convenientemente restaurada cuadro a cuadro, han recuperado imágenes incluso mejores que las que la NASA presentó el año pasado a partir de cintas que guardaban las imágenes ya convertidas.

Estas imagenes, que incluyen el descenso del módulo lunar, fueron tomadas por el Parkes Radio Observatory y la estación de rastreo de Honeysuckle Creek, en las afueras de Canberra el 21 de Julio de 1969 (hora de Australia). Son de tal calidad que se pueden observar detalles como la cara de Aldrin a través del visor de su casco cuando se levanta el protector.

Fuente: Microsiervos

También podría interesarte...

Algo más sobre ‘mirar diferente’

Sigo con el tema. En ocasiones la diferencia entre lo que miramos y nuestra comprensión de lo que está sucediendo es francamente asombrosa. La Cinta de Moebius, por caso, hace difícil dar crédito a lo que está sucediendo frente a nuestros propios ojos.

August Ferdinand Möbius nació en Schulpforta, Alemania, en 1790. Discípulo de Gauss, ejerció como astrónomo y matemático en la Universidad de Leipzig. Fue investigando sobre Topología que descubrío en 1858 su famosa cinta, mientras se dedicaba al estudio de las superficies de una sola cara. Murió en Leipzig en 1868.

La Cinta de Moebius es una superficie sencilla. Si tomamos una cinta y unimos sus vértices A con D y C con B dándole media vuelta -como muestra el video al pié-, obtenemos una superficie de una sola cara y un solo borde, que tiene la propiedad matemática de ser un objeto no orientable -aunque tus ojos digan lo contrario.

Por ejemplo, si trazamos una línea a partir de un punto de su superficie, esa línea recorrerá toda la cinta sin haber pasado el borde, porque tiene una sola cara.

Lo notable del caso es que la cinta tiene aplicaciones prácticas. Por ejemplo, para obtener una cinta transportadora que se desgaste uniformemente por ambas caras -aunque ya vimos que se trata de una sola-, aumentando su durabilidad. Ese es sólo un uso, pero hay otros.

Los dejo con un video que muestra algunas otras propiedades esta cinta. En ocasiones las palabras no alcanzan pero, en este caso, la mirada convencional tampoco.

También podría interesarte...

Los Premios Ig Nobel 2009

Los premios Ig Nobel son los galardones que la revista Annals of Improbable Research concede anualmente a aquellas investigaciones que, aunque serias, tienen temáticas o títulos que resultan graciosos, o al menos llamativos.

Microsiervos presenta una lista traducida de los ganadores de este año, junto a una descripción de la investigación o descubrimiento que los hizo acreedores a la distinción:

Veterinaria: Catherine Douglas y Peter Rowlinson de la Newcastle University, Newcastle-Upon-Tyne, UK, por demostrar que las vacas a cuyos dueños han puesto nombres, dan más leche que las vacas sin nombre.

Paz: Stephan Bolliger, Steffen Ross, Lars Oesterhelweg, Michael Thali y Beat Kneubuehl de la Universidad de Berna, Suiza, por determinar —experimentalmente— si es mejor ser golpeado en la cabeza por una botella de cerveza llena, o por una vacía.

Economía: Los directores, ejecutivos y auditores de cuatro bancos islandeses —Kaupthing Bank, Landsbanki, Glitnir Bank, y Central Bank of Iceland— por demostrar que cuatro bancos pequeñitos pueden transformarse rápidamente en enormes bancos, y viceversa, y por demostrar que esto puede hacerse también con toda la economía de un país.

Química: Javier Morales, Miguel Apátiga, y Victor M. Castaño de la Universidad Nacional Autónoma de México, por crear diamantes a partir de líquido, más en concreto, de tequila.

Medicina: Donald L. Unger, de Thousand Oaks, California, Estados Unidos, por investigar una posible causa de artritis en los dedos, crujiéndose diligentemente los nudillos de la mano izquierda, pero nunca los de la derecha, cada día durante sesenta años.

Física: Katherine K. Whitcome de la Universidad de Cincinatti, Estados Unidos, Daniel E. Lieberman de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, y Liza J. Shapiro de la Universidad de Texas, Estados Unidos, por determinar analíticamente por qué las mujeres embarazadas no se caen hacia delante.

Literatura: A la policía de Irlanda (An Garda Siochana), por escribir y presentar más de 50 multas al conductor con más infracciones del país —Prawo Jazdy— que en polaco significa… «Carnet de Conducir».

Salud pública: Elena N. Bodnar, Raphael C. Lee, y Sandra Marijan de Chicago, Illinois, Estados Unidos, por inventar un sujetador que, en caso de emergencia, puede convertirse rápidamente en un par de máscaras de gas, una para la portadora del sujetador, y otra para alguien próximo a ella.

Matemáticas: Gideon Gono, gobernador del Zimbabwe Reserve Bank, por darle a la gente un sencillo y cotidiano método para lidiar con un gran rango de números — de los más pequeños a los más grandes — al hacer que su banco emita billetes que van desde el céntimo ($0.01) hasta cien billones de dólares ($100,000,000,000,000).

Biología: Fumiaki Taguchi, Song Guofu, y Zhang Guanglei de la Kitasato University Graduate School of Medical Sciences en Sagamihara, Japón, por demostrar que la masa de los residuos de cocina puede reducirse en más de un 90% masa utilizando bacterias extraídas de las heces de pandas gigantes.

Nuestras congratulaciones a los premiados…

Fuente: Microsiervos

También podría interesarte...

Golombek en Rosario, o el placer de hablar de ciencia

Lo cuento, tarde pero seguro. El 28 de octubre pasado estuvo en nuestra ciudad el Dr. Diego Golombek. Tal como anticipáramos días atrás, Aula Santillana nos invitó al encuentro “Ciencia en el aula. Del laboratorio a su mesa y viceversa”, que tuvo lugar en el Salón Blanco de la Sede de Gobierno, y en el que Golombek nos fascinó, divirtió y emocionó hablando de… ¡ciencia!

Fue una jornada realmente excepcional. El Dr. Golombek nos paseó por una casa imaginaria para que veamos ciencia en cada rincón, en los objetos, en las acciones y reacciones de nuestro cuerpo, siempre fiel al estilo al que nos ha acostumbrado desde su programa de TV “ProyectoG”: por qué movemos los ojos al dormir, por qué cantamos en la ducha, los cambios en el concepto de belleza -con algunos ejemplos y juegos sorprendentes-, y muchas curiosidades más. Nos llevó, y en el camino nos cruzamos con Poe, Snow, Sax, Popper, Huxley, Einstein y tantos otros, que nos fueron contando cosas por boca de Diego. Y también con Jim Morrison, por qué no.

Continuar leyendo

También podría interesarte...

La ciencia ladra en Rosario

Aula Santillana invita al encuentro “Ciencia en el aula. Del laboratorio a su mesa y viceversa”, a cargo del Dr. Diego Golombek, el próximo martes 28 a las 18 hs. en el Salón Blanco de la Sede de Gobierno, ubicado en Santa Fe 1950, 1er. piso, de nuestra ciudad.

Diego Golombek nació en Buenos Aires en 1964. Es licenciado y doctor en Biología de la Universidad de Buenos Aires. Actualmente es profesor en la Universidad de Quilmes e investigador del CONICET. Dirige el laboratorio de Cronobiología de la Universidad Nacional de Quilmes, y ha trabajado, además, como director de teatro, periodista y músico.

El Dr. Golombek es un científico conocido principalmente por su tarea de divulgación de la ciencia, motivo por el que ganó el premio Konex 2007. Entre sus actividades como divulgador se destaca su participación en el programa “Científicos Industria Argentina” y la edición de la colección de libros “Ciencia que ladra”, que cuenta con el libro más vendido en Argentina con más de 500.000 ejemplares. También fue asesor científico del programa de Discovery Channel “La Fabrica”, y conduce el programa “Proyecto G” en el Canal Encuentro.

Sin dudas una buena ocasión para verlo en acción en su tarea de divulgador de la ciencia cotidiana.

Informes e inscripción: aula@santillana.com.ar

También podría interesarte...

Por si acaso fuera cierto, no pierda el tiempo leyendo esto

El LHC, Gran Colisionador de Hadrones por sus siglas en inglés, se pone en marcha el 10 de septiembre en el Laboratorio Europeo para la Física de Partículas (CERN), situado en un túnel bajo tierra entre la frontera de Francia y Suiza. O sea, más o menos dentro de un rato.

Se trata del acelerador de partículas más grande y potente del mundo. Cerca de dos mil físicos de 34 países participaron en su desarrollo y construcción.

Lo particular -valga la redundancia- del caso, es que un grupo de científicos encabezado por el científico alemán Otto Rössler, un teórico del caos, afirma que existe un 50% de posibilidades de que se formen agujeros negros en la Tierra capaces de succionar nuestro planeta por completo. Por supuesto el CERN desmintió esto, pero pero a medias, ya que advierten que es posible que se manifiesten agujeros negros, aunque tan pequeños que se disolverían antes de existir.

En el siguiente video se explica en formato divulgación y subtitulado, de qué se trata este proyecto.

Por todo esto, querido amigo, en vez de perder tiempo leyendo esto, antes de que una fuerza extraña lo agarre de las patas y lo chupe hacia vaya a saber uno donde, haga algo más, otra cosa que lo llene de gusto. Si fuera mentira y mañana el mundo estuviera todavía ahí, al menos se habrá divertido bastante.

También podría interesarte...

- Ir arriba -