Ir al contenido

Ciencia - 28. página

Las imágenes del meteorito en el noroeste argentino

Impresionantes imágenes de esta madrugada, del momento en que en Santiago del Estero se hizo de día en plena madrugada.

También te puede interesar:

Una mirada sobre el futuro de la educación

Si bien no es posible -ni justo- generalizar del modo en que lo hace la viñeta a continuación, es igualmente cierto que hay mucho de este pensamiento que ya está enquistado en el sistema -y más se nota cuanto más se sube en la “pirámide” de responsabilidades-.

Unos minutos después de hallar y republicar esto en mi perfil en Facebook me encuentro con un artículo de Adrián Paenza en Página/12, en el que bajo el título de “Alfabetización siglo XXI” este matemático, docente y periodista habla sobre algunos de los cambios, ya no necesarios sino imprescindibles, de la educación argentina.

A partir de la noticia del aumento del presupuesto de Ciencia y Técnica recientemente anunciado por el gobierno, del 0,65% al 1,65% por ciento, el Dr. Paenza dice cosas como estas:

No reniego de nuestros recursos naturales tradicionales: muy por el contrario. Pero teniendo tanto potencial, ¿podemos seguir dependiendo de si sube o no la soja? Creo que podemos permitirnos ilusionarnos con algo más, pero para eso hacía falta dar un primer paso, un enorme primer paso, y eso fue lo que anunciaron Cristina Kirchner y Lino Barañao: aumentar el presupuesto de Ciencia y Técnica. Llevarlo del 0,65 por ciento del PBI que se invierte ahora al 1,65 por ciento. (…) El país, de acuerdo con este plan, apunta hacia algunos objetivos muy concretos y estratégicos, pero yo me quiero detener en uno muy especial: la generación de software.

¿Contestaría usted que una persona se define hoy como alfabeta si sabe leer y escribir? Creo que es fácil detectar que esa definición estaba bien hace 50 años… o 100 años, pero ¿y hoy? ¿Podría afirmar que una persona que solamente sabe leer y escribir es una persona preparada para enfrentar la vida sin dar ventajas como lo estaba hace un siglo? Ciertamente son condiciones necesarias, pero ¿suficientes?

A continuación, el autor elabora una lista de la A a la Z con algunos de los avances tecnológicos que identifican a esta verdadera revolución digital, desde los teléfonos inteligentes hasta los vehículos robotizados y los sistemas de reconocimiento de voz. Y continúa con dos párrafos de un informe preparado por la Fundación Sadosky:

Estos sistemas, herramientas y servicios pertenecen a un dominio muy vasto, que continúa creciendo, conocido bajo la denominación de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Pero estas tecnologías no se limitan a esas aplicaciones y son en gran parte responsables de la revolución de la biología molecular, con impacto en la salud y la alimentación, o de que muchas industrias hayan mejorado sus productos y los han hecho más seguros y eficientes.

Y añade:

Es obvio que hay muchísimo para debatir porque esto recién empieza, pero propongo de entrada sumarme a lo que está sucediendo en el mundo: ¡hay que enseñar a programar en las escuelas! Sí, a programar. Y cuando digo escuelas, me refiero a las escuelas primarias y secundarias.

Esta cierta concepción utilitaria, a mi personalmente no sé si me cierra del todo. Enseñar a programar “para” en vez de “por qué” tiene sus riesgos. Pero sin dudas la propuesta es interesante aunque no innovadora. Muchos docentes enseñamos a programar: si no programación “dura”, sí seguramente algo de código y lógica de programación. Y concluye:

La pregunta que yo quiero hacerle a usted (y me la hago a mí también) es: ‘¿Queremos subirnos al siglo XXI o no?’. El propósito es empezar a discutir los cambios que debería sufrir (o disfrutar, para elegir un término mejor) el sistema educativo. Tal como está, no sólo atrasa, sino que corremos el peligro de quedarnos afuera de la nueva revolución. Y lo peor es que tenemos todas las herramientas para que eso no suceda.

Hace algunos años, en los comienzos del proyecto que después se convertiría en “Conectar Igualdad”, el Dr. Paenza fue un entusiasta impulsor. Luego, y sin ser nuestra intención siquiera mencionar aquí sus razones, dejó de apoyar el proyecto.

Esperemos que una nueva decepción no lo aparte esta vez. Dr. Paenza, los que estamos en el llano contamos con usted.

Fuente: Página/12

También te puede interesar:

Tres décadas con Internet

El 1ro. de enero de 1983 se completó la migración de los protocolos usados en Arpanet (NCP) a los protocolos de Internet, TCP/IP. Justamente por este hito es que se considera esta fecha como el origen de la actual y universal Internet.

Vinton Cerf y Bob Kahn, creadores del protocolo TCP/IP.

La red Arpanet, que había sido puesta en marcha el 29 de octubre de 1969, comenzó a mostrar sus limitaciones en los primeros años de la década del ’70. En 1973 se planteó la necesidad de renovar la tecnología de tal modo que la transmisión de paquetes de datos pudiera realizarse, no ya entre hosts sino entre redes de computadoras.

Vinton Cerf y Bob Kahn fueron los responsables de crear el nuevo conjunto de protocolos. Empezaron a trabajar en el proyecto en el verano de 1973 y ya en noviembre de 1977 hicieron la primera prueba conectando tres redes mediante TCP/IP, una en Noruega, otra en Inglaterra y la tercera en los Estados Unidos. En total les tomó 10 años crear, implementar y migrar a TCP/IP.

Habrían de pasar otros 7 años antes de que el público pudiera conectarse a la red de redes en los Estados Unidos. En la Argentina, que había sido conectada a Internet en 1990, los accesos a particulares llegarían en 1995.

Fuente: LaNacion OnLine

También te puede interesar:

Campamentos científicos 2013

También te puede interesar:

Dos escuelas argentinas innovadoras viajarán al Microsoft PIL Global Forum

La escuela primaria del Centro Hebreo Ioná de Capital Federal, y la escuela Tomás Alva Edison de Mendoza, fueron unas de las reconocidas por Microsoft como Escuelas Pioneras, posicionando a Argentina como el único país en el mundo en haber sido reconocido con más de una Institución.

El Programa de Escuelas Innovadoras de Microsoft es una iniciativa educativa que forma parte del programa Partners in Learning de Microsoft, un compromiso de 10 años y casi 500 millones de dólares para transformar los sistemas educativos alrededor del mundo al reunir a los profesores y a los líderes educativos en una comunidad de desarrollo profesional.

Esta distinción las destaca por ser vanguardistas en términos de utilización de tecnología, impulso de proyectos desde la gestión institucional en articulación entre las TICs y su uso pedagógico, además de ser escuelas formadoras de docentes y por estar en permanente cambio e innovación.

En el marco del programa mundial de Escuelas Pioneras de Microsoft, dos colegios argentinos fueron reconocidos, sumados a otros 97 de un total de 51 países.

La escuela primaria del Centro Hebreo Ioná Federal y la escuela de gestión privada, Tomas A. Edison, de Mendoza, fueron las galardonadas.

La participación de las escuelas en el Programa de Escuelas Innovadoras de Microsoft, les permite el acceso a expertos en educación, reciben entrenamientos intensivos en nuevas tecnologías y les da la posibilidad de participar como mentoras de otras instituciones y transformar sus comunidades escolares en ambientes que promueven prácticas innovadoras de enseñanza y aprendizaje del siglo XXI. Además reciben capacitación a través de los talleres de la Universidad Virtual, la participación en eventos, documentación de mejores prácticas y acciones de profesionalización para sus docentes. A través del programa, los líderes educativos se convierten en parte de una comunidad global de aprendizaje.

Según Hernán Muhafara, Gerente de Educación de Microsoft Argentina y Uruguay, “desde Partners in Learning, impulsamos este programa con la firme convicción de ayudar, desde el desarrollo de tecnologías, herramientas, programas y soluciones a estimular a los líderes educativos a impulsar en el aula tecnologías Innovadoras que favorezcan experiencias de enseñanza y aprendizaje dinámicas e inspiradoras. Nos llena de orgullo haber presentado la mayor cantidad de instituciones al concurso a nivel latinoamericano 18 en total y ser el único a nivel mundial en haber ganado con dos escuelas”.

Los directivos de ambas Instituciones ya se encuentran capacitándose y asistirán a fines de noviembre al Partners in Learning Global Forum. Con este Foro, Microsoft Partners in Learning celebra a los educadores y líderes escolares más innovadores del mundo por hacer que la tecnología cobre vida en las aulas e impactar a millones de estudiantes. Este año, bajo el lema “Tus ideas cuentan”, se reunirán durante 4 días en Praga, República Checa, más de 500 de los maestros, líderes escolares, líderes de educación y funcionarios de gobierno más innovadores de 75 países.

De acuerdo con Uriel Aiskovich, Director de proyectos del Centro Hebreo Ioná, “nuestro objetivo es lograr una transformación cultural profunda, que ya hemos empezado, sobre la base de una visión que integra colaboración y auto- trabajo gestionado, basado en TIC´s, innovación y aprendizaje cognitivo, tanto en los estudiantes y profesores, maestros que forman líderes según nuestros valores judaicos y humanistas. Para lograr esto, se utilizan herramientas cotidianas de los estudiantes (teléfonos celulares, redes sociales, YouTube) con un objetivo educativo, con la adición de nuestros tableros digitales en cada salón de clase”.

El programa de “Wikilit” de IONA fue creado en 2011 con el fin de sensibilizar a los alumnos para distinguir entre los libros de papel tradicional y narraciones digitales, promover la creación literaria mediante el uso de herramientas de colaboración en línea y estimular la mejora de habilidades de lenguaje oral y escrito, alentados por TIC´s.

Como resultado del impacto 12 escuelas se agregaron a la labor de colaboración con “Wikilit”, mientras más de 10 de nuestros maestros generan intercambios con más de 20 colegas de América Latina. La segunda etapa del programa implica la experiencia de escritura colaborativa que permite a alumnos interactuar a través de las correcciones, comentarios y finales alternativos en contacto con alumnos de otras escuelas.

Por otro lado, Graciela Bertancud, Directora de la escuela Tomás A.Edison aseguró: “nos propusimos mejorar la enseñanza y el aprendizaje centrado en la introducción de las TIC, con información sobre una nueva práctica docente construida no sólo desde la teoría, sino acompañada por expertos en la construcción de un modelo educativo que puede ser replicado en otras escuelas”.

“Implementamos el modelo 1- 1 desde 2005, hemos potenciado la incorporación de tecnología como un proceso de innovación. Creemos que nuestro mayor mérito es que han apoyado el proyecto de siete años con el compromiso de la comunidad. Hoy en día estamos actuando como consultor de varias escuelas en nuestro país. Lo hacemos personalmente y a distancia, utilizando herramientas tecnológicas. Nuestro papel es promover oportunidades de cooperación, intercambio, participación, la creatividad y la innovación a través de la constante motivación y apoyo. Esta es una gran oportunidad de interactuar con otras instituciones sobre la aplicación de las TIC en los procesos educativos, compartiendo nuestra experiencia, construyendo una red de colaboración, foros y todo lo que promueve la colaboración en la construcción de este nuevo paradigma”.

Para participar en el programa de Escuelas innovadoras de Microsoft, las instituciones deben completar su perfil en www.pil-netwok.com y responder 10 preguntas sobre el grado de innovación de la Institución, acompañando el material con un video sobre la innovación escolar de 3 minutos de duración.

Fuente: Noemí Arzamendia, Asistente de Cuentas, Salem Viale · Gonzalez Villanueva

También te puede interesar:

- Ir arriba -