Saltar al contenido

cuentos cortos

Realidad

Me desperté a las tres de la madrugada sobresaltado, bañado en sangre, con un puñal clavado en el medio de mi pecho. ‘¡Menos mal!’, me dije, ‘es sólo una realidad’. […]

- Ir arriba -