Ir al contenido

cultura

El Parlamento Europeo pierde una oportunidad histórica

Con la aprobación en el Parlamento Europeo del texto final de la directiva de Copyright, la Unión Europea ha perdido la oportunidad histórica de desarrollar legislaciones de derechos de autor adaptadas a Internet y al siglo XXI. Así se afirma en Xnet, el sitio del grupo fundador en España de #SaveYourInternet, una coalición compuesta por grupos internacionales unidos para coordinar la campaña sobre los peligros ocultos en la nueva Directiva Europea sobre Copyright.

Según afirma la mencionada publicación, lo que se ha votado es un texto tecnófobo, hecho a medida de los monopolios del copyright y que además no garantiza el derecho de los autores a vivir dignamente de su trabajo.

Esta amenaza se centra en las trampas ocultas principalmente en dos artículos:

  • Artículo 13 (luego 17): prohibido subir contenidos sin licencia: Se considerará a las plataformas, responsables de cualquier infracción de derechos de autor que cometan sus usuarios y se les conmina a tomar medidas preventivas. Esto podría desembocar en el filtrado algorítmico de subida, es decir censura previa, automática y masiva de Internet.
  • Artículo 11 (luego 15): Prohibido enlazar sin licencia: La propuesta del artículo 11, conocida como “Linktax” -impuesto al enlace- crea un nuevo “derecho” económico para la patronal de la prensa escrita. Este “derecho” además implica restringir indefinidamente la posibilidad de citarla, es decir que lo más seguro para cualquier plataforma será no enlazar a ningún medio sin permiso explícito.

En este análisis, la publicación asegura que con leyes de este tipo la patronal de la prensa podría acosar legalmente hasta el cierre a agregadores sociales y comunidades como Meneame o Reddit, eliminando a cualquier nuevo competidor y consolidando su posición monopolística.

El efecto que tendría estas normas arbitrarias sobre la libre conversación en Internet y sobre la difusión y acceso a la cultura y a la información sería devastador y contrario a la idea inicial de los padres de la World Wide Web, aquella de una arquitectura abierta para compartir enlaces sin restricciones. Esa fue la clave en su éxito.

Una propuesta democrática con vocación de consenso amplia, que hubiese aspirado a garantizar el trabajo digno de los autores sin vulnerar derechos fundamentales de los ciudadanos, debería haber partido de la base de que el concepto de autor o medio ha cambiado en los últimos 20 años. Desde el inicio de la web 2.0, el contenido generado por los usuarios ha pasado de ser un interesante experimento social a la realidad digital en la que nos sumergimos cada día. La UE, aseguran, ha perdido una oportunidad de tratar a sus ciudadanos como generadores de contenido y no como simples “ladrones de los contenidos” de una élite.


Fuente (texto e imagen): Xnet
También te puede interesar:

Ellas construyeron y construyen ciencia

A propósito de la conmemoración del Día de la Mujer, el pasado 8 de marzo Noticias Interestelares publicó esta imagen a modo de homenaje a algunas de las mujeres más destacadas de la historia de la ciencia moderna.  Hay muchas, muchísimas más, por supuesto, y la mayoría de ellas trabajan en el silencio y el anonimato, pero vaya en las mencionadas nuestro respeto y reconocimiento a la labor de la mujer en la ciencia en pos del bienestar de la humanidad.

Muchas de ellas fueron negadas, ocultadas y hasta robadas de sus méritos, dando el reconocimiento a colegas varones en un ámbito que las relegaba a planos de oscuridad.

Ellas son:

  • Marie Curie fue la primera mujer en ganar un Premio Nobel en 1903 y la única en ganar un segundo Nobel en 1911. Fue además la primera mujer en convertirse en profesora de la Universidad de París y la primera mujer en ser enterrada en el Panteón de París en honor a sus méritos. Marie continuó con sus investigaciones luego del fallecimiento en 1906 de su marido Pierre en un accidente callejero, logrando importantes avances en el campo de la radioactividad.
  • Hedy Lamarr fue una actriz de cine e inventora austriaca naturalizada estadounidense. Fue inventora de la primera versión del espectro ensanchado que permitiría las comunicaciones inalámbricas de larga distancia.
  • Susan Jocelyn Bell Burnell es una astrofísica norirlandesa que descubrió la primera radioseñal de un púlsar. La detección de estas radiofuentes ha permitido contrastar la teoría de la evolución estelar. Es una de las científicas más influyentes del Reino Unido y ha recibido numerosos galardones.
  • Grace Murray Hopper fue una científica de la computación y militar estadounidense con grado de contraalmirante. Fue pionera en el mundo de las ciencias de la computación y la primera programadora que utilizó el Mark I. Entre las décadas de los 50 y 60 desarrolló el primer compilador para un lenguaje de programación así como también propició métodos de validación.
  • Sally Kristen Ride fue una física estadounidense y astronauta de la NASA que en 1983 se convirtió en la primera mujer de Estados Unidos en alcanzar el espacio exterior. Llegó a ser también una jugadora profesional de tenis en su país.
  • Maryam Mirzajaní fue una matemática iraní y profesora de matemáticas en la Universidad de Stanford. En 2014 fue galardonada con la Medalla Fields, siendo la primera mujer en recibir este premio equivalente al Nobel de las matemáticas.
  • Dame Jane Morris Goodall ​es una primatóloga, etóloga, antropóloga y mensajera de la paz de la ONU inglesa.​ Se le considera la mayor experta en chimpancés, y es conocida por su estudio de cincuenta y cinco años de duración sobre las interacciones sociales y familiares de los chimpancés salvajes en el Parque Nacional Gombe Stream en Tanzania. Pertenece al comité del Proyecto de los Derechos Humanos desde su fundación en 1996.
  • Lise Meitner fue una física austriaca que investigó la radiactividad y en física nuclear. Formó parte del equipo que descubrió la fisión nuclear, un logro por el cual su amigo Otto Hahn recibió el Premio Nobel.​ Es a menudo considerada uno de los más evidentes ejemplos de hallazgos científicos hechos por mujeres y pasados por alto por el comité del Nobel.
  • Barbara McClintock​ fue una científica estadounidense especializada en citogenética que obtuvo el premio Nobel de Medicina o Fisiología en 1983.
  • Valentina Tereshkova es una cosmonauta y política rusa ya retirada. Ingeniera, se convirtió en la primera mujer cosmonauta y a la vez la primera civil, que voló al espacio, habiendo sido seleccionada entre más de cuatrocientos aspirantes y cinco finalistas para pilotar el Vostok 6, lanzado el 16 de junio de 1963. Completó 48 órbitas alrededor de la Tierra en sus tres días en el espacio.
  • Alice Augusta Ball fue una química norteamericana que desarrolló un extracto de aceite inyectable que fue, hasta la década de 1940, el tratamiento más efectivo contra la lepra​. Fue la primera mujer norteamericana de ascendencia africana que se graduó en la Universidad de Hawái con un máster.
  • Shirley Ann Jackson es una física estadounidense, y la decimoctava presidenta del Instituto Politécnico Rensselaer. Recibió su Ph.D. en física nuclear en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en 1973, convirtiéndose en la primera mujer afroamericana en conseguir un doctorado en MIT.
  • Augusta Ada King, Condesa de Lovelace fue una matemática, informática y escritora británica, célebre sobre todo por su trabajo acerca de la calculadora de uso general de Charles Babbage, la denominada “máquina analítica”. Entre sus notas sobre la máquina, se encuentra lo que se reconoce hoy como el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina, por lo que se la considera como la primera programadora de ordenadores.
  • Rachel Louise Carson fue una bióloga marina y conservacionista estadounidense que, a través de la publicación de Primavera silenciosa en 1962 y otros escritos, contribuyó a la puesta en marcha de la moderna conciencia ambiental.
  • Kalpana Chawla fue una doctora y astronauta de la NASA. Murió en la tragedia del Columbia el 1 de febrero de 2003.
  • Flossie Wong-Staal es una viróloga y bióloga molecular china-estadounidense. Fue la primera científica que logró clonar el virus de inmunodeficiencia humana y determinar la función de sus genes, lo que contribuyó en gran medida a comprobar que el VIH es la causa del SIDA.
  • Rosalind Elsie Franklin fue una química y cristalógrafa inglesa, responsable de importantes contribuciones a la comprensión de la estructura del ADN, del ARN, de los virus, del carbón y del grafito.​ Sus trabajos acerca del carbón y de los virus fueron apreciados en vida, mientras que su contribución personal a los estudios relacionados con el ADN no se reconoció de la misma manera que los trabajos de colegas.
  • Chien-Shiung Wu fue una física estadounidense nacida en China experta en radioactividad. Trabajó en el Proyecto Manhattan, en el que contribuyó a desarrollar el proceso para separar el uranio metálico en isótopos de uranio-235 y uranio-238 mediante difusión gaseosa. Sus aportaciones en física experimental fueron tan importantes que fue comparada con la química y física Marie Curie, y se la apodó como “la Primera Dama de la Física”.
  • Elizabeth Blackwell fue la primera mujer que logró ejercer la profesión de médico en los Estados Unidos y en todo el mundo.
  • Dorothy Mary Crowfoot Hodgkin fue una química británica que desarrolló cristalografía de proteínas, por el cual obtuvo el Premio Nobel de Química en 1964.

Por un mundo más justo, vaya nuestro reconocimiento y admiración.


Fuentes:
Noticias Interestelares
– Entradas en Wikipedia a las biografías de las mencionadas
También te puede interesar:

#10yearchallenge: como toda viralización es un riesgo, y los medios lo alientan

Crédito de la captura de pantalla: @JoyCfTw

La instantánea viralización del hashtag #10yearchallenge -que invita a los usuarios de las redes sociales a compartir imágenes comparando una foto personal de 2009 con otra de 2019- activó las alarmas sobre los riesgos que ello implica: este tipo de experimentos puede ser una mina de oro para entrenar sistemas de reconocimiento facial.

Kate O’Neill, editora de Wired, dio el alerta en un artículo explicando como este tipo de publicaciones en las redes sociales podrían tener un objetivo diferente al esperado: todas esas fotos son una sencilla forma de entrenar esos sistemas. 

Facebook, Twitter, Microsoft e Instagram, por tomar algunos ejemplos, bien podrían usar esas fotos para entrenarlos. Si bien no existen pruebas de que esas fotos se hayan usado para ese propósito, lo cierto es que están experimentando con algoritmos para tal fin. Los últimos escándalos afectando la privacidad de los usuarios de Facebook, por caso, no hacen mucho para despejar aquellas sospechas. Se debe tener en cuenta que ellos ya usan el reconocimiento facial para reconocernos en las fotos que se publican, aunque usen la repetida letanía de “no compartimos ni almacenamos imágenes o información personal identificable”. Casi un acto de fe de nuestra parte.

Por eso no es de extrañarse que Facebook haya lanzado un comunicado oficial sobre el tema. Aclaran en él que se trata de un meme generado por usuarios que se volvió viral por sí solo y que ellos no lo iniciaron. Y ofrecen la posibilidad de activar o desactivar el reconocimiento facial en cualquier momento.

Más allá de estas consideraciones, creemos necesario destacar la participación de los medios en esta mecánica de la viralización. Como se observa en la imagen de más arriba -de un medio en particular, pero por supuesto no el único-, muchos de ellos se han dedicado a difundir el tema,  la mayoría de las veces en tono humorístico pero sin alertar sobre los riesgos que implica: que un inocente juego puede esconder mucho más de lo que se ve a simple vista. Nada menos que un riesgo para nuestra privacidad. 


Fuente: Xataca
También te puede interesar:

Saber lo que somos

 

Hoy leía sobre Harriet Tumban, una abolicionista de finales del siglo XIX y principios del XX. Ella dijo en cierta ocasión, “Yo he liberado a miles de esclavos y hubiera liberado a miles más, tan solo si ellos hubieran sabido que lo eran”.

Lo interesante de esta visión maravillosa, de esta comprensión profunda de la vida y de las personas, además de ser el reflejo de su compromiso y valor, es que proviene de una persona analfabeta.

Cuando uno observa a gente que tuvo el beneficio de la instrucción repetir con gran seguridad y convicción las afirmaciones más estrafalarias como si fueran verdades reveladas, sin verificar su veracidad -por caso, teorías conspirativas, noticias falsas, mitos y fantasías varias-, quedarían pocas dudas de que la ignorancia no es el problema, sino la estupidez. La estupidez de afirmar sin saber; la de no dudar, la de no reflexionar antes de siquiera aceptar una idea.

Pienso en nosotros, docentes. Desde la escuela secundaria podemos hacer mucho exigiendo trabajo, rigor y precisión en la búsqueda del conocimiento. Ese acto parecido a la soberbia y que muchas veces se tolera, de copiar y pegar el primer resultado del buscador y llamarlo “investigación”, es la tragedia del ignorante.

Los chinos, con su sabiduría ancestral, aseguran que “conocer nuestra ignorancia es la mejor parte del conocimiento”.


Crédito imagen: harriet-tubman.org
También te puede interesar:

Jaron Lanier y los algoritmos de los gigantes de datos

En realidad, conozco los algoritmos. No soy un extraño que mira y critica. Hablo como científico informático, no como científico social o psicólogo. Desde esa perspectiva, puedo ver que el tiempo se está acabando. El mundo está cambiando rápidamente bajo nuestro mando, por lo que no hacer nada no es una opción. El algoritmo está tratando de captar los parámetros perfectos para manipular el cerebro, mientras que el cerebro, para hallar un significado más profundo, está cambiando en respuesta a los experimentos del algoritmo… Ya que el estímulo no significa nada para el algoritmo, pues es genuinamente aleatorio, el cerebro no está respondiendo a algo real, sino a una ficción. El proceso -de engancharse en un elusivo espejismo- es una adicción.
Jaron Lanier, escritor, informático y compositor estadounidense, y pionero en el campo de la realidad virtual.

También te puede interesar:

La ignorancia es mucho más rápida que la inteligencia

La ignorancia es mucho más rápida que la inteligencia. La inteligencia se detiene a cada rato a examinar; la ignorancia pasa sobre los accidentes del terreno que son las nociones a gran velocidad, y jamás hay nada que le llame la atención. Así llega rápidamente a cualquier parte… especialmente a las conclusiones.
Alejandro Dolina

También te puede interesar:

Perdiendo el control

Cuando pienso en mi propio uso de Facebook, a menudo pienso en el primer sitio web que hice, y en cómo ese sitio sirvió exactamente para el mismo propósito que Facebook ahora. Mi pecado original no fue abrir una cuenta de Facebook. Fue abandonar mi propio sitio web que yo mismo controlaba.
Jason Koebler, en Motherboard

También te puede interesar:

- Ir arriba -