Saltar al contenido

educación - 34. página

En el día del Programador, festejamos con una falacia

Ninos-usando-iPad-escuela-programamos_EDIIMA20140817_0231_13

Hoy es el día 256 del año, y como buenos nerds que somos usamos ese número tan significativo para celebrar el día del Programador.

Pero la coincidencia de este día con mi lectura de un artículo del sitio tecnológico Red Innova al respecto de la enseñanza de programación en las escuelas de Madrid, hace de esta una celebración a medias por la forma en que, creo yo, se está plateando la cuestión.

En la nota se muestra el orgullo de los madrileños por tener a partir de ahora la materia Programación en la escuela, que será dictada por profesores de Tecnología. El Estado promete capacitación, desde ya, pero eso sólo estaría mostrando que no todos los docentes del área están preparados para la tarea.

El perfil del docente de Tecnología en Argentina presentaría varias dificultades al momento de implementar algo similar a lo que se propone en España. Aquí, el docente del área suele no contar con la capacitación, el talento, la vocación y la experiencia del programador, por lo tanto el panorama se parecerá a la nada: sólo diagrama de flujo -al que por supuesto no le quito su mérito-, algún lenguaje de moda, y poco más.

Casi escribo aquí que esto es una «lamentable tendencia», pero no se trata de tendencia: es una moda. Y ya veremos seguramente desfilar a los profesores reconvertidos mostrando sus modelos cuasi-pedagógicos en el aula-pasarela.

Me disculpo si soy excesivamente crítico, pero ya lo he visto: docentes de actividades prácticas y áreas similares fueron reconvertidos en su momento, logrando que los contenidos específicos del área de Tecnología se perdieran en un cúmulo de procedimientos cuasi artísticos sin mayor relevancia para la materia. Ahora se espera que esos mismos docentes también enseñen a programar.

Y aún para aquellos docentes capacitados que sí enseñan contenidos específicos del área, enseñar programación con la escasa carga horaria que suele tener el espacio en la mayoría de las escuelas, es poco menos que imposible: el tiempo no alcanza. Y aunque alcanzara, no es el hecho. Quién vaya a enseñar a programar debe ser programador.

Aclaro que no estoy haciendo lobby: yo estoy muy feliz con mis clases de Tecnología, y también puedo enseñar sin problemas a programar. Pero no es eso lo que está en discusión. Se dice en el mencionado artículo que «el objetivo de esta incorporación en la currícula es que finalicen la Educación Secundaria sabiendo realizar una página web, una mobile app o un videojuego, además de manejar una impresora en 3D y tener conocimientos de robótica.» Faltó que digan, como en la canción infantil, «y que sepan abrir la puerta para ir a jugar». Aquí, imposible.

¿Y cuál es la falacia, según creo, de la que hablamos en el título de esta entrada? La última frase del artículo: «aprender a programar es el futuro de la educación.»

Creo que el futuro de la educación, por el contrario, es lograr una educación integral, igualitaria, solidaria, adecuada para los tiempos que corren, sin carencias, con aulas cómodas y con recursos suficientes -no sólo digitales-, con docentes capacitados y bien remunerados que puedan sentarse a planificar y estudiar, y sin una burocracia elucubrada por funcionarios tan permeables a las opiniones de un gurú digital.

Una moda muere cuando surge otra. La educación es otra cosa.

Fuente:
Red Innova
– Imagen: Eldiario.es
.

Internet no olvida, en Cruz Alta

15012293317_845e014135_c

El pasado martes 9 tuvimos una intensa jornada de trabajo en el Instituto Santa Juana de Arco de la localidad de Cruz Alta, en la provincia de Córdoba, hablando sobre privacidad y seguridad en internet.

Presentamos en la ocasión y por tercera vez en la institución, la charla «Internet no olvida» para los alumnos de las carreras terciarias de la institución, muchos de ellos futuros maestros. Esta vez el marco de la presentación fue el 90° aniversario de la institución.

15195822601_aa564856ee_c

Mucha expectativa, audiencia atenta y participativa, entrevistas con medios locales (radio y TV), regalos y una cantidad de atenciones hicieron de esta jornada larga e intensa una experiencia maravillosa por donde se la mire.

A continuación, la cobertura del evento por el medio Cruz Alta Noticias:

Gracias a toda la comunidad del Instituto y a la prof. Any Marini que hizo el contacto.

Más información y galería de fotos, en Cruz Alta Noticias

Búsqueda de trabajo y reputación on line

En mi columna en el programa Otra Vuelta, hablamos sobre la búsqueda de trabajo y cómo cuidar nuestra reputación on line.

El programa, conducido por los periodistas Lalo Puccio y Gabriela Sapienza, se emite de lunes a viernes de 18 a 20 hs. por Radio Nacional Rosario.

Así trabaja el Equipo Argentino de Antropología Forense

El avance en la identificación de personas por medio del ADN permitió que Estela de Carlotto se reencuentre con su nieto. A partir del estudio de restos óseos enterrados como NN, fueron identificados los de Laura, su hija desaparecida durante la última dictadura cívico militar.

Esto fue posible gracias al trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense, organización científica que tiene como objetivo reconocer restos no identificados de personas desaparecidas e investigar las violaciones a los DDHH en todo el mundo.

En el año 2011 el programa Científicos Industria Argentina, que se emite en la TV Pública, presentó una edición especial dedicada al trabajo de esa organización, que incluye una estrevista a la periodista y escritora Marta Dillon, quien gracias al equipo recuperó el cuerpo de su madre asesinada en 1977 por la dictadura.

Fuente: Canal en You Tube de la TV Pública

- Ir arriba -