Ir al contenido

escuela - 2. página

La Informática en las escuelas porteñas y la situación en Santa Fe

201602051119040b8af7ad01b2044ee220492ef205b868En claro contraste con la vergonzante situación de la enseñanza de la Informática en las escuelas santafesinas -sin espacio curricular propio, con la consiguiente inexistencia de un profesorado de informática y con un Plan Conectar Igualdad incierto y sólo para la pública-, las autoridades del Ministerio de Educación porteño decidieron incorporar los contenidos de Informática dentro de un espacio curricular propio con el nombre de Tecnologías de la Información.

Se trata ciertamente de un avance fundamental, logro definitivo de los propios docentes frente a la contradicción -por extemporánea- de eliminar de la currícula la materia Informática.

En la provincia de Santa Fe se da la paradoja de que nuestros pibes podrían cursar todo el secundario sin tocar jamás una computadora. Me explico: no existe el espacio curricular Informática. Sus contenidos pasaron a formar parte de uno de los ejes de un espacio nuevo, llamado Educación Tecnológica, con una carga horaria de 2hs. en primer año y 2 más en segundo. Y eso es todo. ¿Cuál es la paradoja? Si el docente que dicta la materia no tiene formación informática y no hay al menos un proyecto en la escuela que incluya las nuevas tecnologías, los alumnos de tal institución pasarán por las aulas sin usar jamás siquiera una PC. Avanzado ya el siglo XXI, los dispositivos digitales invadieron todos los ámbitos de lo cotidiano, excepto la escuela santafesina. (1)

Hubo un intento de cambio al agregar un espacio curricular “Diseño digital” -muy específico y referido a la terminalidad de Comunicación-, y se está debatiendo la necesidad de enseñar programación -¿en qué ámbito? sería la pregunta-, pero las decisiónes se encuentran obturadas por la falacia de los “nativos digitales”, un concepto perverso que ha eliminado la enseñanza de la computación en la escuela, y que se refiere al cambio generacional en el que las personas son definidas por la cultura tecnológica con la que están familiarizadas -algo así como que “los pibes nacen sabiendo usarlas”-, concepto que ni el propio Marc Prensky, su creador, sostiene actualmente. (2)

Confiamos en que el esfuerzo de los colegas porteños, que logró este importante cambio de rumbo, tenga su replica en la educación santafesina. Nuestros chicos lo merecen. O más apropiadamente, lo necesitan. (3)


(1) Afortunadamente, hay una cantidad importante de ambos -docentes preparados y proyectos escolares- de mucha importancia y exitosos, pero son producto de la creatividad y el esfuerzo individual -tanto en recursos humanos y materiales como en contenidos.

(2) Soy partidario de una educación tecnológica que integre todos los avances en la materia, incluida la informática. Pero estamos bastante alejados de ese modelo: excluida la escuela privada de Conectar Igualdad y con un sistema de capacitación a distancia que ignora las realidades del trabajo cotidiano, no creo conveniente eliminar la materia Computación (con recursos adecuados y personal calificado), al menos hasta que aparezca una estrategia de implementación definida, amplia e inclusiva.

(3) Lecturas recomendadas:
– Tecnologías de la Información, el lugar de la Informática en la NES.
– Informática, una materia necesaria.

También podría interesarte...

Dignidad

claseEl “no te metás” ha hecho estragos en la historia de nuestro país, pero si además se combina con la repetición de discursos tan maliciosos como equivocados, la cosa se pone peor.

Cuando critiques un paro docente, pensá primero en quién se hace cargo de tus hijos durante una gran parte del día con todas las responsabilidades que eso conlleva, no sólo la de enseñarle. Pensá en dónde y con quién vos mismo aprendiste, aunque más no sea a leer y escribir, y no importa cual sea tu actividad laboral. Pensá que venimos haciendo desde siempre ese trabajo, a pesar de los escasos recursos, las corridas por el peso y las dificultades de cada día.

Creéme si te digo que gran parte de la culpa de que pienses así la tenemos nosotros mismos, por haber comprado tizas de nuestro bolsillo, dedicado fines de semana a planificar y corregir, soportado inútiles con cargo y aun así seguiendo adelante.

Y no me creo víctima, te aclaro. Hubiera cambiado de profesión hace rato si no creyera que el único cambio posible es a partir de la educación. Pero la dignidad también se educa.

También podría interesarte...

Cómo debe actuar la escuela frente al bullying

Es necesario evaluar las situaciones con calma y sin juicios express. Trabajar padres y docentes juntos, sin culpabilizar a nadie y buscando los espacios comunes de intercambio sin hacer de las situaciones de bullying un “pasacalles” para toda la comunidad. La confidencialidad es fundamental para abordar eficazmente el bullying. Hay que escuchar y creerle a quien logra hablar. Luego, buscar información entre todos los implicados. Quien agrede debe recibir claramente el mensaje de que eso debe terminar. Debe cesar inmediatamente el hostigamiento y comprometerse a un cambio. Las sanciones deben ser reparatorias, educativas y no humillantes. Si humillamos, devolvemos aquello que queremos modificar. No podemos enseñar a no humillar humillando. (…) En el bullying, el silencio es el mejor cómplice de quien hostiga. Cuando nadie habla, el hostigador crece, aumenta su poder. Entonces se puede pegar, humillar porque “nadie dice nada”. Al no decir nada, aumenta la amenaza de que si se habla se será el próximo elegido.
[María Zysman, Licenciada en psicopedagogía. Dirige el equipo “Libres de Bullying”. Es autora del libro “Cómo prevenir e intervenir en situaciones de acoso escolar” (Paidós, 2014)]

También podría interesarte...

Latas, cables y mucha inventiva

Simão Bolivar es un artesano brasilero que inventa un mundo a partir de objetos que desechamos, a los que sus manos hábiles y su increíble imaginación dan vida.

Simão à mão from Público P3 on Vimeo.

También podría interesarte...

No hay crítica mejor que lo obvio

La intervención de César Bona en TEDxBarcelona con la ponencia “Los nuevos retos de la educación” es una sucesión de anécdotas deliciosas, frases remanidas y verdades dignas de Perogrullo acerca de la educación. Y es justamente eso lo que hace de esta disertación una crítica demoledora: si luego de 30 o 40 años de revisiones, sesudos análisis, congresos pedagógicos, dos nuevas leyes de educación y varios etcéteras más todavía necesitamos que en un evento de innovadores se nos diga que la base de la educación es el respeto, los educadores y la educación toda estamos realmente en problemas.

También podría interesarte...

Emilia Ferreiro: Leer y escribir en un mundo cambiante

La psicóloga, escritora, y pedagoga argentina Emilia Ferreiro realiza un recorrido detallado por los métodos de alfabetización de la escuela, que abarca un contexto previo a la introducción de la tecnología en la sociedad hasta el momento actual en el que los entornos educativos están experimentando la integración del uso de las TIC como herramientas educativas. Son 5 videos que se muestran en la siguiente lista de reproducción en continuado.

Fuente: Leer.es

También podría interesarte...

Mientras tanto, seguimos discutiendo sobre máquinas

Veamos los videos. Luego explico en que punto, creo, se tocan.

En el primero, el genial y prolífico escritor Isaac Asimov anticipa, en una entrevista de Bill Moyers en 1988, el impacto que tendría la computadora y lo que hoy conocemos como internet, en la educación y en la vida cotidiana.

En el segundo video se muestran los avances en la creación de imágenes 3D: la compañía japonesa Aerial Burton presentó la pantalla de 3D Fairy Lights, en la que microgotas de plasma creadas por láseres forman una imagen tridimensional directamente en el aire. La particularidad esencial de este modelo es la posibilidad de tocar las imágenes y modificarlas a través del tacto.

En este contexto, creo que el punto en el que se tocan estos dos hechos es aquel en el que confluyen el estado actual de la educación, su relación con las tecnologías digitales y la realidad de la demanda actual de acceso al conocimiento.

En nuestro país seguimos discutiendo con mucho nervio si “computadoras-sí-computadoras-no”, si los planes oficiales fracasaron o no, si tiene o no sentido darle una computadora a cada pibe, y otras cuestiones por el estilo. Todas estas discusiones son absolutamente válidas, por cierto, pero en el aula, esas cuatro paredes más fáciles de derribar en lo físico que en lo relativo a concepciones y teorías, todavía se sigue educando para otro siglo.

Hace algunos años, en 2008, escribimos con un grupo de colegas una tesis para el profesorado basada en “El aula, en cualquier momento y en cualquier lugar”, un tema que yo estaba desarrollando en aquel momento al respecto del acceso que las nuevas tecnologías y en particular internet brindan en el proceso de aprender a aprender, al punto de sugerir que tales recursos nos permiten figurativamente “derribar las paredes del aula” para permitir aprendizajes significativos.

El trabajo de campo nos dio la primera pista de la dificultad que traía aparejada aquella expectativa: las estadísticas mostraban una desconexión entre los distintos estamentos de la gestión educativa al punto de diluir, en la mayoría de los casos, todo esfuerzo en un intento bien intencionado y poco más. ¿Las respuestas más usuales? No se usa porque no hay recursos, no se hace porque falla la gestión, está pero no se usa, no contamos con personal calificado, y varios etcéteras más.

Me resulta incomprensible observar hoy, después de 7 años, varios cambios en los planes de estudio, entrega de millones de computadoras, la masificación de aplicaciones y servicios, y las perspectivas de logros que brindan estas tecnologías, que todavía haya docentes en las aulas que niegan su uso. Esta mañana escuché a un docente argumentar que “sin computadoras se puede enseñar igual”, frase que a estas alturas del siglo y de la vida suena a negar otras formas de aprender, con la peor connotación posible: sigamos uniformando a nuestros chicos en un proceso de simple pero para nada ingenua asimilación de información.

Es un “no” rotundo al aprendizaje basado en el acceso irrestricto a la información que avizoraba Asimov, pero también a los modos de facilitar la exploración de los nuevos avances, siempre tan fascinantes -que al decir de un amigo y colega, nos hacen “afortunados de vivir en este momento de la historia”.

Nuestra educación está enfrascada en una discusión infructuosa sobre máquinas, pero en realidad parece temerle al poder emancipador del acceso al conocimiento que representan las nuevas tecnologías. Como si prefiriera una producción escolar en serie de mano de obra poco calificada.

Fuentes:
Factor humano
Diario Uno

También podría interesarte...

- Ir arriba -