Ir al contenido

Feinnman

Manual del iluminado (o, cómo argumentar sin argumentos)

“Muchas veces la inteligencia, antes que nada atenúa el encono.” Alejandro Dolina

Gracias al amigo Daniel I. Krichman, llegué a este video revelador. Aquí está, así se expresa el filósofo del momento.

Haciendo honor al mote y como buen bloguero que soy, me gustaría arrimar algunas consideraciones, las que parecerían a primera vista una flor de pérdida de tiempo. Pero aquí van:

  • Las generalizaciones son peligrosas. Decir todos implica, al menos, una desconsideración hacia el otro que sí tiene cosas para decir y no cuenta con un medio que le permita expresar sus ideas. O sí lo tiene, pero valora estos espacios como canales para un decir diferente. De todos modos todos tienen derecho a decir, y finalmente el lector mismo es el que decide si adhiere o no.
  • Recurrir a la descalificación y el insulto no suma. ¿Cuándo reconocerán algunos de nuestros intelectuales que lo que hace falta es el debate inteligente y abierto, sin denostar al otro?
  • Hablar sobre los blogs y utilizar como ejemplo un foro, no es un detalle menor. El foro es por definición un espacio de debate, en el que se plantean diversos temas y se discuten entre varios interesados. Los foros tienen reglas y también moderadores. Es lógico que un debate como el que se plantea se dé en un foro. El blog en cambio, es un espacio diferente, personal, en el que si se debate, se lo hace en otros términos. Definiciones y ejemplos extrapolados de diferentes medios y circunstancias parecerían, al menos, tendenciosos. O teñidos de cierta ignorancia – perdón, tenía que decirlo- sobre como funcionan estas nuevas tecnologías, lo que me llevaría a decir para que te metés si no sabés, con perdón del exabrupto. Pero no, no lo voy a decir.
  • A propósito, ¿no puede una persona admirar a otra y aun así disentir, tener una visión diferente sobre un tema en particular? ¿Qué se está reclamando en este caso? ¿Sumisión? ¿Obsecuencia?
  • Un hombre que falta el respeto a las ideas de los otros no merece respeto. Las personas pueden hacer, decir y leer lo que sea cuando sea y como sea. Ese es un derecho. Decirle a alguien que es un bruto porque le gustan cosas diferentes es, al menos, autoritario.

Alguien me enseñó alguna vez que, al decir de Karl Jaspers, la búsqueda de la verdad, no la posesión de ella, es la esencia de la filosofía. Sus preguntas son más esenciales que sus respuestas, y toda respuesta se convierte en una nueva pregunta. Pero paremos acá, porque este es un blog sobre Tecnología y evidentemente hay algo de todo esto que no estoy entendiendo. ¿O si?

Finalmente, parafraseando a Lennon, podrán decir que soy un pelotudo, pero no soy el único.

También podría interesarte...

- Ir arriba -