Ir al contenido


Frases - 3. página

Multipolar, fragmentada y descentralizada

No he visto sobre el terreno eso sobre lo que preconizan los mandamases del Silicon Valley: conversaciones globales a las que todo el mundo se uniría, fronteras que se reducen o atenúan, idiomas que se convierten en menos importantes, la cultura que se uniformiza. Contrariamente a lo que pensamos, el riesgo de especialización y de reforzar los vínculos comunitarios ya establecidos existe y es muy grande en internet. ¿Pero por qué? Porque internet refleja la vida, nuestra manera de vivir y desde ese punto de vista nos cambia menos de lo que creemos.
En el mundo hay 2700 millones de personas conectadas. En cinco años serán 5000 millones y estos que vienen hablarán menos inglés y estarán muy ligados a su pueblo. Esta fragmentación y territorialización me parece que son el futuro de Internet. La culpa no la tiene Internet, es que resulta que la gente vive así, incluso aunque existan formas de diálogo más abiertas con otras comunidades y culturas.
La novedad es que si se quiere, se puede acceder a ellas, mientras que antes no se podía porque no teníamos acceso a lo diferente. Hace mucho que podemos llamar a la India a diario si queremos, pero no lo hacemos porque no conocemos a nadie allí, no hablamos hindi, ni tendríamos nada que decir. Internet existe y permite un cambio extraordinario en la economía y otros factores, pero no por ello nos va a transformar en ciudadanos globales.
[Frédéric Martel, filósofo francés, en una entrevista con la Agencia EFE publicada hoy por lanacion.com]

El acontecer del amor

Dentro del grupo lingüístico indoeuropeo, las lenguas nórdicas y las meridionales exhiben diversas consonantes para nombrar al amor. Pero tanto en el caso de la M del amor de las lenguas romances meridionales como en el de la L de las lenguas germanas septentrionales (en la L de Love, por ejemplo), la relación se ofrece a través de dos onomatopeyas centrales, que reproducen los gestos de la boca y de la lengua, respectivamente. Estos gestos, en ambos casos, se refieren, reproducen y apuntan al acercamiento al pezón y al lamer o paladear propios del amamantamiento. El acontecer del amor se centra fundamentalmente, desde el punto de vista del racimo de raíces indoeuropeas del que disponemos, en la relación recíproca de madre y criatura, y sólo por traslación se expande hacia las zonas del abrazo de la pareja humana. Como si el lenguaje supiese que las madres no pueden divorciarse de sus hijos ni los hijos de sus madres y por eso prefiere denominar amor a esta relación verdaderamente indisoluble.
[Ivonne Bordelois, en “Etimología de las pasiones”]

La ley está escrita por los que mejor comen

Se ha dicho que la complicación del gusto culinario, el refinamiento es parte de la construcción de una distinción social. Hay que saber comer ostras; eso, por una extraña operación, nos eleva. En este sentido, me inclino más bien por el culto de la simplicidad. No me interesaron nunca las distinciones sociales: ni la portación de trajes ni la portación de cara ni refinamiento vía el menú. Que las leyes defienden el privilegio de comer y beber exquisitamente, no cabe la menor duda. En plan de utopías, sería mejor imaginar una abolición del hambre no tanto por el acceso a los lujos de la comida ni a la redacción de las leyes, sino por un nuevo orden social de igualdad. Pero claro que dentro de nuestro mundo, esa es la ecuación: la ley está escrita por los que mejor comen, y se aplica ante todo a los que peor lo hacen.
[Mariana Dimópulos, escritora y traductora, en un reportaje de Claudio Martyniuk para el diario Clarín]

El camino al infierno está empedrado de buenas intenciones

Tu red social es propiedad de los anunciantes. Cada entrada que tu compartes, cada amigo que haces y cada link que sigues es rastreado, grabado y convertido en datos. Los anunciantes compran esos datos para que poder mostrarte más anuncios. Tu eres el producto que se compra y se vende.
Creemos que hay una mejor manera. Creemos en la audacia. Creemos en la belleza, la sencillez y la transparencia. Creemos que las personas que hacen las cosas y las personas que los utilizan deberían asociarse.
Creemos que una red social puede ser una herramienta para el empoderamiento. No es una herramienta para engañar, coaccionar y manipular – sino un lugar para conectarse, crear y celebrar la vida.
Tu no eres un producto.
[El bien intencionado “manifiesto” de la nueva red social Ello. Ojalá.]

Nuevo enfoque

Hoy hay cada vez más evidencia de un nuevo enfoque: (…) que no existe compensación entre equidad e ineficiencia. (…) Resulta que ser amable con los ricos y cruel con los pobres no es la clave del crecimiento económico. Por el contrario, hacer más justa a la economía también la hará más rica. Adiós a la riqueza de arriba hacia abajo; bienvenida la riqueza de abajo hacia arriba.
Paul Krugman, analizando el nuevo enfoque de los especialistas.

Disfrutar y aprender

Me siento muy bien de que estés disfrutando el piano. Eso y la carpintería, son en mi opinión para tu edad las mejores actividades, creo que incluso son mejores que la escuela. Porque esas son cosas que van de acuerdo con alguien de tu edad. En el piano, debes tocar principalmente lo que te agrada, aunque el profesor no te lo asigne. De esa manera es como aprendes más, cuando haces algo que disfrutas tanto que no te das cuenta de que pasa el tiempo. Yo, a veces estoy tan inmerso en mi trabajo que me olvido de comer…
Albert Einstein, en una carta a su hijo Hans Albert, por entonces de 11 años. Fuente: nuevosemprendedores.net

Explorar el afuera

¿Cuál es rol del maestro? El de un facilitador, un adulto que escuche y proponga métodos y experiencias interesantes de aprendizaje. Generalmente los pequeños no están acostumbrados a compartir sus opiniones, a decir lo que no les gusta. Los docentes deberían tener una actitud de curiosidad frente a lo que los alumnos saben y quieren. Les pediría a los maestros que invitaran a los niños a llevar su mundo dentro del colegio, que les permitieran traer sus canicas, sus animalitos, todo lo que hace a su vida infantil. Y que juntos salieran a explorar el afuera.
Francesco Tonucci, pedagogo, en una entrevista para La Nación de diciembre de 2008

- Ir arriba -