Ir al contenido

internet - 32. página

Fakes: ¿Cómo detectar una noticia falsa?

word-fake-under-magnifying-lens-white-background-red-colored-font-concept-counterfeit-fake-duplicate-copy-work-products-29747193Bajo el título “Que no se rían de ti: consejos para detectar una noticia falsa”, Segu-Info publica una serie de recomendaciones a tener en cuenta antes de aceptar como verdadera una noticia o fotografía y difundirla como tal. La cuestión es así:

El fenómeno de la información falsa por Internet es tan viejo como la red misma y ha ido evolucionando con el discurrir del tiempo, perfeccionando el método y asimilando las nuevas formas de comunicación online. Aunque la forma más común de fake es la de una noticia que resulta ser falsa, también podemos encontrarnos con imágenes trucadas, vídeos de ficción pretendidamente reales y hasta publicaciones de Facebook apelando a nuestra solidaridad con alguna foto lastimera que conmueva lo suficiente como para provocar una reacción en quien la ve, generalmente un ‘me gusta’ o un retweet.

Antes, los fakes eran la punta del iceberg de una operación mucho más compleja de captación de perfiles de usuarios activos con fines comerciales, cuando no directamente una intento de estafa en toda regla. Ahora, una nueva moda juvenil llena de información falsa las búsquedas de Google y hasta las redes sociales más concurridas. Internet se está llenando de mentiras.

Entre tanto dato, ¿cómo hacer para no tragarnos las patrañas?

Por norma general, hemos sido tan crédulos que los engañadores cada vez se confían más y se esfuerzan menos. En la medida en que nuestra actitud vaya cambiando, descubriremos cuan fácil es detectar ciertas mentiras:

Comprueba la información

Hasta hace poco era suficiente acceder a los medios ‘serios’ para verificar si habían publicado la noticia. Pues bien, a estas alturas que los medios de comunicación se hagan eco de determinada información no es garantía de que hayan confirmado la procedencia y veracidad de la misma. Así que nada de darle el beneficio de la duda a medio alguno, tenga o no cabecera de largo recorrido y probada solvencia de credibilidad: la información en internet viaja muy rápido y los medios compiten para dar la noticia antes que nadie, por lo que las prisas les lleva en ocasiones a publicar apresuradamente. En Internet, la mejor fuente es la que acierta, ya provenga de un medio convencional, de un tweet o de un blog de medio pelo.

Comparador de fotografías

Entra en Google Imágenes y busca la fotografía sospechosa por URL. Si ves la misma foto que dicen fue tomada ayer pero publicada en otra información de hace años, no sigas investigando: ya estamos ante un fake.

Hay fuentes y fuentes

No se trata de no creer en nada, sino de dudar mínimamente para activar el sentido crítico, que es un sano ejercicio aplicable no solo a Internet. Ahora bien, si la noticia proviene de fuentes como El Mundo Today o la revista The Onion, no dudes: son medios satíricos que publican con apariencia de noticia real auténticas genialidades del humor y por tanto serán con toda seguridad noticias falsas.

Una nueva moda

Ya hay una nueva moda de Internet: saturar el medio con informaciones falsas en blogs, redes sociales, correo electrónico y hasta por Whatsapp o Line; como broma, para pasar el rato. Así que habrá que estar atentos.

Fuente: Segu-Info

También te puede interesar:

Internet no olvida

El siguiente es el archivo de diapositivas que nos acompaña en las charlas “Internet no olvida – Protegiendo nuestra privacidad en internet”, que presentamos desde hace un tiempo en escuelas y otras instituciones, para padres, alumnos y docentes.

Este que publicamos aquí es un modelo base reducido y en formato pdf -por cuestiones de tamaño-, cuyo original adaptamos para cada charla según la audiencia prevista y actualizamos continuamente. Contiene dos videos -que por razones de formato no corren-. De todos modos, son una buena aproximación a los contenidos que trabajamos durante las presentaciones.

También te puede interesar:

Inversión tecnológica con inversión pedagógica

Actualmente, la inversión en dispositivos tecnológicos por parte del gobierno con programas nacionales y provinciales es enorme. Pero eso no asegura una nueva escuela, sino una escuela llena de computadoras que, en algunos casos, sólo se usan para ver videos o escribir un texto. El cambio es más profundo y no conviene permanecer al margen. Hemos llegado a un punto en el cual ya no nos preguntamos si debemos integrar o no la tecnología a la educación. Hay que acompañar la inversión tecnológica con inversión pedagógica que le dé sentido a la primera.
Laura Suárez, profesora de Informática Educativa, en el artículo “Informática, una materia necesaria”.

También te puede interesar:

Titulando para confundir

dormido

Extraña forma de titular que tiene el decano. Y extraño uso de los verbos. A ver, literalicemos: ¿el muchacho se durmió luego de desaparecer? ¿o desapareció en el trayecto? Al momento de dormirse, ¿no se dio cuenta que desaparecería? ¿Apareció porque se despertó?

En fin. Demasiado delirio metafísico para decir que el pibe se quedó dormido en el colectivo y se pasó de largo, cosa que francamente, no le interesa a nadie.

Lo mismo que este análisis.

También te puede interesar:

Cosas de la viralidad

La cosa es más o menos así: una señorita llamada Marina Schifrin renunció a su trabajo en una productora de videos porque su jefe la presionaba con la cantidad de vistas que tenían sus trabajos.

No tuvo mejor idea que despedirse -no sin una importante dosis de bronca– con un video que suma, a la fecha, 9.817.992 vistas. Toda una ironía viral.

Ese es el video de la renunciante. El tema musical es Gone, de Kanye West:

Marina lo explica así: “Trabajo para una empresa increíble que hace videos de noticias. He puesto toda mi vida a este trabajo, pero mi jefe sólo se preocupa por la cantidad, la rapidez con que escribimos y cuántas visitas recibe cada video. Creo que es más importante centrarse en la calidad del contenido. Cuando se aprende a mejorar esta situación, las vistas vendrán. Aquí está un pequeño video que hice explicar mis sentimientos.” Dicho esto, pegó el portazo.

Es muy simpático el modo en que su jefe le responde: le dice adiós con un video idéntico.

A propósito, ¿no les suena como un pedido para que vuelva?

Fuente: Cuaderno de estilo.

También te puede interesar:

- Ir arriba -