Ir al contenido

Luna

En la sombra de la Luna

Gracias a Microsiervos me encuentro en YouTube con el documental In the Shadow of the Moon, en el que los astronautas del programa Apolo cuentan la historia de la aventura lunar en primera persona.

En linea con trabajos más conocidos, como Moon Shoot o De la tierra a la luna -no la novela de Verne, claro, sino el documental de Hanks & cia.-, diez de los veinticuatro astronautas que estuvieron en la superficie de la Luna o la orbitaron brindan su testimonio, acompañados de imágenes de las películas originales.

Está subtitulado en español -recuerden apretar el botón CC si no aparecen los subtítulos de entrada-. Las imágenes son francamente maravillosas, y por momentos gana la emoción. El final, con todos los participantes hablando sobre la cuestión de las teorías conspirativas es admirable, por la pasión con que hablan estos hombres mayores sobre la gesta de la que tomaron parte en su juventud. ¡Que lo disfruten!

También te puede interesar:

12 de abril de 1961

El logo de Google que aparece hoy en el buscador, homenajea a Yuri Gagarin al cumplirse el 50° aniversario de aquel fenomenal logro tecnológico y, por qué no, histórico y político, que dejó atónitos a los estadounidenses.

El anuncio de tal evento, mientras Gagarin estaba todavía en el espacio, fue impactante y a la vez estremecedor para aquellos días de 1961:

La primera nave espacial del mundo con un hombre a bordo, la Vostok, se puso en órbita desde la Unión Soviética el 12 de abril de 1961. El navegante espacial que pilota la nave Vostok es un ciudadano de la URSS, el Mayor Yuri Gagarin.

El histórico vuelo se tomó 108 minutos en efectuar una única órbita alrededor de la Tierra, y convirtió a Gagarin, de tan sólo 27 años, en el primer ser humano en el espacio.

La NASA acusó el golpe y se apresuró a poner un astronauta en el espacio. En mayo de ese mismo año, Alan Shepard se convirtió en el primer astronauta de EE.UU., aunque haciendo un vuelo balístico suborbital. No fue sino hasta el año siguiente, en febrero de 1962, que John Glenn dio la vuelta a la Tierra a bordo del Mercury Friendship 7.

En la edición digital de Muy Interesante de hoy, se hace un pormenorizado registro del acontecimiento y sus implicancias:

Dos días después del retorno de la Vostok 1 Gagarin regresó a Moscú, donde apareció en el balcón del Kremlin con el primer ministro Nikita Jruschov. Se embarcó en una gira mundial en la que los vítores de las multitudes le acompañaron dondequiera que iba. Las visitas internacionales de Gagarin fueron extraordinarias porque se produjeron en plena Guerra Fría. He aquí que había alguien que podía viajar, no sólo entre la Tierra y el espacio, sino también entre los mundos cerrado y abierto del Este y el Oeste. Las diferencias ideológicas se olvidaron temporalmente pues aquel hombre fue aclamado como un héroe en todo el mundo.

Gagarin nunca volvió al espacio. Después de la gira, regresó a su casa en la Ciudad de las Estrellas para continuar su trabajo en el programa espacial ruso. Se estaba preparando para el primer vuelo de la nueva nave Soyuz en 1967, pero los altos directivos del espacio lo dejaron en tierra: no querían arriesgar la vida de un héroe de la Unión Soviética en otra misión peligrosa. Lo más trágico fue que Gagarin perdió la vida durante un vuelo rutinario de entrenamiento el 27 de marzo de 1968, cuando su avión se estrelló y tanto él como su instructor fallecieron. Sus cenizas se depositaron en la muralla del Kremlin y, en su honor, un cráter lunar y el asteroide 1772 Gagarin recibieron su nombre.

El Director General de la Agencia Espacial Europea (ESA), Jean-Jacques Dordain, asegura que hace medio siglo la importancia del vuelo de Gagarin era difícil de sobrestimar. ‘Su gesta pertenece a la historia de la humanidad y a la historia del mundo de la cosmonáutica. Es positivo que el 12 de abril ya no se celebre sólo en Rusia, sino en todo el mundo, para demostrar que Gagarin no era sólo un ciudadano soviético sino un ciudadano del planeta Tierra. El espacio y, particularmente, los vuelos espaciales tripulados, han sido los impulsores de una visión específica: que nuestro futuro es global. En los próximos 50 años veremos una mayor cooperación. Vamos a salir, hacia la Luna o a Marte, juntos’.

Fuente: Muy Interesante

También te puede interesar:

Google Earth y la aventura lunar

Gracias a Google Earth podemos apreciar como se veia el módulo Eagle desde el sudeste, el día del alunizaje. Casi como que se puede tocar, ¿no es cierto?

También te puede interesar:

Los 40 años de un salto gigantesco

Todo comenzó el 25 de Mayo de 1961, cuando el presidente Kennedy anunció su intención de enviar astronautas a la Luna antes de finalizar esa década.

Tres semanas antes, Alan Shepard se había convertido en el primer estadounidense en viajar al espacio. Y ocho años de arduo trabajo después, la NASA vió concretado su proyecto de poner un hombre en la Luna cuando la nave propulsada por un cohete Saturno V, despegó desde el Complejo 39A del Centro Espacial Kennedy en Florida llevando a bordo las expectativas de la humanidad toda bajo el mando de los astronautas Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins.

Era el 16 de Julio de 1969 a las 9:32 de la mañana. El enorme cohete se elevaba sobre el cielo de Florida y 12 minutos después la tripulación entraba en órbita.

Cuatro días después Armstrong y Aldrin pasaron al módulo lunar, llamado Águila, mientras Collins permanecía en el Módulo de mando Columbia. El Águila finalmente se posó en la superficie lunar, en el Mar de la Tranquilidad.

El primero en pisar la superficie de nuestro satélite natural fue Neil Armstrong, el 20 de Julio a las 10:56 hora de Florida, ante la mirada de millones de personas alrededor de todo el mundo que lo observaban a través de la televisión. Mientras descendía por la escalera del módulo, Armstrong proclamó:

Este es un pequeño paso para el hombre,
pero un gran salto para la humanidad.

Aldrin tendría la oportunidad también: al descender del módulo hizo su poderosa descripción de lo que veia: “Magnífica desolación”, la llamó.

Tomaron fotografías, manejaron una cámara de televisión y finalmente depositaron una placa metálica con la siguiente inscripción:

Aquí los hombres del planeta Tierra han puesto el pie sobre la Luna por primera vez. Julio de 1969 D.C. Hemos venido en paz en nombre de toda la humanidad.

Después realizaron actividades científicas en un par de salidas: instalaron un reflector de rayos láser destinado a medir con exactitud la distancia entre la Tierra y la Luna, un sismógrafo para registrar terremotos lunares y una pantalla para medir la intensidad del viento solar. Mediante picos y palas recogieron arena y fragmentos de rocas lunares. Volvieron luego al módulo lunar para reunirse con el módulo de mando donde los esperaba Collins. La hazaña finalizó el 24 de Julio con el módulo de mando cayendo en el Pacífico, cerca de Hawai.

Habían regresado sanos y salvos a casa.

Fuente: NASA en español

También te puede interesar:

Comienza la misión Apollo 11

No, no se trata de nuestra llegada tarde al que tal vez sea el logro tecnológico más grande del hombre, sino de recrear esta fantástica aventura en modo virtual, a 40 años de la llegada del hombre a la Luna.

La misión ya partió rumbo a su destino, esta mañana a las 9:32 AM EDT, y se puede seguir desde We Choose de Moon, un sitio que reune toda la información del vuelo con las imágenes, videos y comunicaciones originales de esta gran epopeya.

Pero además, por si fuera poco, pueden descargarse widgets para Facebook, MySpace o el propio escritorio, que marcan en tiempo real las etapas de la misión. Además las comunicaciones se pueden Twittear y leer tal como sucedieron en su momento. Una opción de suscripción vía mailing también nos mantiene informados sobre la misión, cuyo momento cúlmine, claro, es el alunizaje y las primeras pisadas del hombre en nuestro satélite natural en, a ver, 101h., 9m. y 40s… 39… 38… 37… 36…

Ah, por favor, no comenten sobre las teorías conspirativas, que se filmó en un set y que nunca fueron, etc., etc. Ya está. Ya fué, como dicen los pibes. Está bastante bien comprobado y documentado como para seguir discutiendo. Quienes creemos que el hombre es capaz de grandes hazañas cuando se lo propone, disfrutaremos de revivir semejante logro y, por qué no, revivir un momento inolvidable de nuestra infancia. Y si, estamos grandes ya.

(Agrego 22hs.) La NASA ha publicado algunos de los videos originales de la misión “parcialmente restaurados” en HD.

Según se cuenta en Microsiervos, esto indicaría que se han encontrado las cintas perdidas de la misión.

Las imágenes incluyen 15 momentos claves de aquel paseo espacial y son parte de un completo proyecto de restauración que se espera que esté terminado en el otoño del hemisferio norte.

Estas cintas han sido el objeto de una extensiva búsqueda a lo largo y ancho de almacenes y edificios de la NASA e instituciones asociadas por todo el planeta desde que la agencia anunciara que en octubre de 2006 se iban a dar de baja las últimas máquinas capaces de leerlas, momento en el que algunos veteranos del proyecto pensaron que sería una buena idea pasarlas a un formato más moderno y quizás mejorarlas procesándolas con equipos modernos, momento en el que se descubrió que su pista se perdía pocos años después de su grabación.

Su importancia reside en que estas cintas contienen imágenes de mucha más calidad de la que asociamos al paseo lunar de Armstrong y Aldrin, ya que las imágenes que se emitieron en directo y que se grabaron para luego almacenar y distribuir a cadenas de televisión fueron creadas filmando de un monitor la señal Slow-scan television que se recibía de la Luna, lo que disminuyó considerablemente la calidad de estas.

Para bajar y guardar.

(Agrego 17/7) La NASA admitió hoy que las cintas perdidas del Apolo 11 fueron probablemente borradas. La agencia ha reconocido que esas cintas acabaron formando parte de un lote de 200.000 cintas que fueron borradas y reutilizadas para ahorrar dinero, con lo que ha decidido abandonar su búsqueda.

Gracias Microsiervos, gracias Vix y gracias Aletorto.

También te puede interesar:

- Ir arriba -