Ir al contenido

Marte - 2. página

Nuestra vida en Marte

Parece que nos acercamos rápidamente al futuro que sólo imaginábamos en los libros de ciencia ficción: en Marte se podrá vivir y cultivar los propios alimentos, según un informe que publica hoy teinteresa.es.

El logro sería posible a partir del programa desarrollado por la NASA bajo el nombre de Mars One, una experiencia en la que un asentamiento humano contará con todo lo necesario para vivir, incluida una cámara que registrará la vida allí.

El asentamiento en Marte buscará reproducir las condiciones óptimas para llevar una vida saluable y cómoda, con casas, áreas de trabajo y zonas de cultivo.

El diseño de las construcciones permitirá el ahorro y distribución del oxígeno necesario. Para las caminatas en el exterior se están diseñando trajes similares a los utilizados en la exploración lunar.

Una unidad de soporte vital, que incluye el suministro de energía solar, será la encargada de producir los recursos necesarios para el sostenimiento de la vida. Entre otras cuestiones vitales, extraerá y procesará el agua helada que hay en la superficie marciana. Esta unidad puede producir 1500 litros de agua y 120 kilos de oxígeno en 500 días.

En cuanto a la producción de alimentos, hace años que los científicos vienen trabajando en el cultivo de plantas y vegetales en el espacio. El Sistema de Alimentos de la NASA lleva tiempo trabajando en ello. Diseñaron un sistema biorregenerativo que incluye al tiempo, alimento y oxígeno. Se asegura que Marte tiene los mejores componentes para cultivar las plantas: magnesio, sodio, potasio y cloro, además de carbono. Perece ser que la tierra marciana es muy buena para el cultivo del espárrago, un vegetal que necesita suelos muy alcalinos para crecer.

No se menciona en el artículo el tema del manejo de los desperdicios, pero seguramente se estarán haciendo las previsiones del caso. No sea que también arruinemos a Marte con nuestra imprevisión.

Fuente de texto e imagen: teinteresa.es

También te puede interesar:

El lanzamiento y desacople de Curiosity

Sigo. Dos momentos de la nueva misión a Marte, que depositará el rover Curiosity en Marte: el impresionante momento del lanzamiento -siempre me eriza la piel…- y la secuencia del desacople. Curiosity ya puso proa a Marte y, según la NASA, todo marcha bien y sin novedad.

Vía Fayerwayer

También te puede interesar:

Y hablando de Marte…

Hoy partió desde Cabo Cañaveral el cohete Atlas V con el robot explorador Curiosity a bordo, la nueva misión de la NASA con rumbo al planeta rojo. Con un costo de 2.500 millones de dólares, estará llegando a Marte en agosto del año que viene.

Según los científicos, el avanzado instrumental que desplegará el artefacto, una vez activado en la superficie del planeta, “equivale a tener virtualmente más de 200 investigadores explorando” Marte. El objetivo: evaluar la posible existencia de agua líquida en el planeta y el potencial biológico de la zona.

Algunos detalles sobre las características del explorador Curiosity: pesa casi una tonelada, está montado sobre seis ruedas, es del tamaño de un coche, cuenta con 17 cámaras, un brazo robótico, un taladro y un láser que puede vaporizar piedras y analizar su composición.

La NASA considera esta misión como un punto intermedio en el largo camino rumbo a una misión de exploración en 2030.

Fuente: Clarin.com

También te puede interesar:

No es sencillo llegar a Marte

La edición en línea de Muy Interesante hace un relevamiento de los intentos de llegar al planeta rojo desde la primera misión en 1960. Las conclusiones son por demás llamativas y muestran en gran medida las dificultades técnicas que entraña siempre una misión de ese tipo. Y esa es sólo una de las variables implícitas.

Lo cierto es que desde aquel año, se han lanzado un total de 43 misiones de las cuales 22 han fracasado. Se habla de “la maldición rusa de Marte”, justamente porque la mayoría de estas se originaron en ese país. Los EE.UU. han tenido mejores resultados: de los 6 robots que colocaron en la superficie marciana, todos han cumplido con éxito su misión salvo uno, que se estrelló en su superficie.

Entre los artefactos que fallaron en el intento, según se refiere en el mencionado artículo, “se encuentran sondas que no alcanzaron la órbita terrestre, explotaron, quedaron sin combustible, fallaron en medio del camino, dejaron de transmitir, se perdieron en el espacio, pasaron de largo, o se estrellaron al llegar”.

Entre la cronología de los proyectos, se destacan algunos notables:

1964: Mariner 4, EE.UU. Primera misión exitosa a Marte. Obtuvo la primera fotografía en primer plano.

1971: Mars 3, Rusia. Primera misión exitosa rusa.

1975: Viking 1, EE.UU. Primer amartizaje, que tuvo lugar en Chryse Planitia. También obtuvo la primera foto a todo color desde la superficie marciana.

1996: Mars Global Surveyor, EE.UU. Elaboró un mapa de la topografía marciana y determinó su campo gravitatorio. El instrumento Mars Orbiter Laser Altimeter (MOLA) estudió los procesos geológicos del planeta, su estructura y evolución.

1996: Pathfinder, EE.UU. Primer vehículo explorador de la superficie marciana.

2001: MarsOdyssey, EE.UU. Obtuvo las primeras imágenes marcianas en alta resolución.

2003: Spirit, EE.UU.: Vehículo de exploración planetaria (gemelo del Opportunity) que funcionó 6 años más de lo previsto en el plan de la misión, y recorrió 5 km más. Envió un último mensaje a casa el 22 de marzo de 2010.Técnica y científicamente, es una de las misiones interplanetarias de más éxito en la historia espacial.

2005: Mars Reconnaisance Orbiter, EE.UU. Envió 26 terabits de datos científica.

2007: Phoenix, EE.UU. Primer amartizaje exitoso en las regiones polares. El laboratorio estático excavó unos centímetros de suelo y verificó la presencia de hielo de agua en la superficie.

2011, 25 de noviembre: Mars Science Laboratory y rover Curiosity. EE.UU.

2020’s: Mars Sample Return Mission, NASA y ESA. Tienen previsto traer muestras del suelo marciano.

Esto último, claro, es bastante a futuro e indica que aun estamos muy muy lejos de tocarlo con nuestras propias manos.

Fuente: Muy Interesante

También te puede interesar:

Finaliza la misión simulada a Marte

La misión a Marte simulada, que comenzara un año y medio atrás y que venimos siguiendo en este blog desde su inicio, llegó a su fin.

Después de un encierro de 520 días en la nave instalada para tal propósito en el Instituto Ruso para Problemas Biomédicos (IBMP), hubicado en Moscú, los siete tripulantes pusieron fin a su misión simulada el pasado viernes.

La misión simulada se dividió en tres fases: la ida, de 250 días; la estadía en el planeta rojo, de 30 días, y finalmente una de 240 días equivalente a la vuelta a casa. El objetivo de la misión fue el de estudiar la respuesta humana a una misión de semejante duración en un ambiente controlado.

Durante la misión, la tripulación llevó a cabo experimentos diseñados para sacar a la luz los eventuales problemas de una experiencia de este tipo.

Debido a las muchas reservas planteadas por especialistas, en cuanto a que la simulación nunca revistió el peligro real ni la sensación de aislamiento que sufrirían en una situación real en el espacio -razón por la cual la presión sobre los astronautas fue infinitamente menor-, se menciona en algunos medios especializados la posibilidad de hacer la simulación a bordo de la Estación Espacial Internacional, manteniendo a dos astronautas a bordo durante 18 meses.

Fuente: Microsiervos

También te puede interesar:

- Ir arriba -