Ir al contenido

NASA

Marte y una panorámica de 1.8 billones de píxeles

El Jet Propulsion Laboratory de la NASA publicó el pasado 4 de marzo esta extraordinaria panorámica de nuestro vecino, el planeta rojo.

Esta panorámica de 360 ​​grados de Glen Torridon, región aledaña al Monte Sharp, fue tomada por el rover Curiosity Mars entre el 24 de noviembre y el 1 de diciembre de 2019, cuando el equipo de la misión estaba de vacaciones por el Día Acción de Gracias, la tradicional celebración del cuarto jueves de noviembre en el país del norte.

Dado que el rover estaría detenido haciendo algunas otras tareas, a la espera del regreso del equipo con los siguientes comandos, tuvo la rara oportunidad de obtener imágenes de su entorno varios días seguidos. El mosaico está compuesto por más de 1,000 imágenes cuidadosamente ensambladas durante los meses siguientes. La versión más grande contiene casi 1,8 mil millones de píxeles de paisaje marciano.

Hay más información sobre esta panorámica en un video narrado por el científico del proyecto Curiosity Ashwin Vasavada (en inglés con cc), que puede verse haciendo clic en el link https://youtu.be/X2UaFuJsqxk

Para obtener más información sobre la misión, se puede visitar el sitio del Mars Exploration Program.


Fuente: Mars Exploration Program

También te puede interesar:

Un robot para recoger la basura espacial

Representación artística de lo que podría llegar a suceder, de no hallar una pronta solución

El síndrome de Kessler o cascada de ablación es un escenario planteado por Donald J. Kessler, consultor de la NASA, según el cual el volumen de basura espacial en órbita baja terrestre sería tan alto que los objetos en órbita serían impactados con frecuencia por ella, generado así más basura y un mayor riesgo de otros impactos. 

Cuando un satélite deja de funcionar o ya no es necesario, quedan allí en su órbita. Esos satélites muertos o partes de ellos representan una amenaza. Evitar colisiones mediante maniobras evasivas consume combustible y tiempo, y esos objetos en órbita no pueden ser controlados desde la Tierra, por lo que no hay forma de prevenir una colisión.

A modo de ejemplo y según la NASA, un pequeño fragmento como una mancha de pintura de 1 cm viajando a 10 km/s puede provocar el mismo daño que un objeto de 250 kg a 100 km/h en la Tierra. Si en cambio, el tamaño del fragmento fuera de 10 cm, dicho proyectil tendría una fuerza aproximada de 7 kg de TNT. Una verdadera pesadilla.

Ante este panorama, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha anunciado un plan para atajar ese problema en crecimiento mediante la misión Clearspace-1, un consorcio entre Clearspace y la ESA.

El objetivo principal de ClearSpace-1 será un objeto de 100 kg dejado a unos 800 km sobre la Tierra por el lanzador Vega en el año 2013, relativamente ligero y fácil de capturar. Será capturado con cuatro brazos robóticos que lo arrastrarán fuera de la órbita de la Tierra, para finalmente terminar ardiendo ambos en la atmósfera.

El objetivo a futuro es crear un robot de limpieza permanente que pueda expulsar basura espacial a la atmósfera sin tener que desprenderse de la propia nave en cada operación de limpieza. Por el momento se trata de probar si el concepto funciona.


Fuentes:
Wikipedia
NASA Ciencia
Muy Interesante
Clearspace Today
También te puede interesar:

Magnífica desolación: los 50 años de la llegada a la Luna

Tras sus primeros pasos cautelosos sobre el suelo lunar Buzz Aldrin, el segundo ser humano en hacer pie en la Luna, dejó registrada para la historia su impresión sobre lo que tenía delante de sus ojos: “Hermosa vista, magnifica desolación” fueron sus palabras.

Sus ojos, por un instante nuestros ojos, intentaban explicarnos de qué se trataba aquella aventura inédita: estábamos en la Luna.

En el siguiente video, un relato de la que tal vez sea la mayor hazaña tecnológica de la humanidad: la llegada del hombre a la Luna. Sin dudas, y al decir del comandante Neil Armstrong, un gran salto para la humanidad. Un salto dado con el impulso de los avances tecnológicos y el esfuerzo conjunto tras un objetivo.

También te puede interesar:

A creencias absurdas, nada mejor que respuestas sencillas

Ante la sorpresiva -o no tanto, teniendo en cuenta los contenidos de algunos medios- y masiva difusión de las creencias de los terraplanistas, recurrimos a la ayuda de un divulgador serio para que explique la cuestión del modo más simple posible, que hasta un niño pueda entenderlo y aun demostrarlo por sí mismo.

El terraplanismo es un movimiento que se inició con la Flat Earth Society en la década del 50, pretendidamente científico pero meramente conspiranoico. Quienes abonan esta creencia -no corresponde llamarla “teoría” porque para ello debería tener cierto grado de observación y experimentación- afirman que la NASA y las agencias espaciales mienten con imágenes trucadas de una Tierra redonda.

Seguramente achacarán al nuevo orden mundial o algo por el estilo, la aparición en la historia de un personaje como Eratóstenes, matemático, astrónomo y geógrafo griego, quién concibió por primera vez la geografía como una disciplina sistemática y fue el autor de la experiencia descrita en el video.

Aquí, la explicación de la mano del recordado divulgador Carl Sagan, cientos de años después de que aquella creencia de la Tierra plana fuera erradicada por el conocimiento científico.

Yo hago esta experiencia con mis alumnos para que sepan, para que entiendan que con lógica, criterio y experimentación se lograron los más grandes avances en la historia del conocimiento.

Quién diría que esta explicación volvería a tener vigencia, ya no para conocer el genio del gran geógrafo griego sino para desmantelar una creencia errónea que suponíamos resuelta.

También te puede interesar:

Imágenes de la Tierra en todo su esplendor

El video a continuación fue realizado por el fotógrafo Bruce W. Berry Jr. utilizando imágenes públicas de la Estación Espacial Internacional (ISS). Todas las secuencias fueron tomadas por los astronautas a bordo de la ISS, y editadas y clasificadas por el propio autor.

La ISS mantiene una órbita sobre la tierra con una altitud de entre 330 y 435 km, completando 15.54 órbitas por día alrededor de la Tierra a una velocidad de 27,600 km/h.

La línea amarilla que se observa sobre la Tierra es una capa de emisión de luz nocturna causada por reacciones químicas en la atmósfera, una variedad de reacciones que involucran oxígeno, sodio, ozono y nitrógeno, que dan como resultado la producción de una cantidad muy débil de luz.

The World Below: Time-Lapse | Earth 2 from Bruce W. Berry Jr on Vimeo.


Música: “Journey to the Line” compuesta y realizada por “Hans Zimmer”.
Todos los derechos reservados a sus respectivos propietarios.
Editado por: Bruce W. Berry Jr. @ Sitio web: | Bruce Wayne Photography |
También te puede interesar:

Marte en 360º


Mars Panorama – Curiosity rover: Martian solar day 2082

Esta panorámica combina 83 exposiciones tomadas por la Mars Hand Lens Imager (MAHLI), cámara montada en el brazo robótico del rover Curiosity en Marte, durante el Sol 2082 (15 de junio de 2018).

Una tormenta de diminutas partículas de polvo ha envuelto gran parte de Marte durante las últimas dos semanas, pero se espera que el Curiosity no se vea afectado por el polvo, ya que cuenta con una batería de energía nuclear que funciona día y noche, a diferencia de la Opportunity, que se alimenta con luz solar.


Fuente: 360cities
También te puede interesar:

La misión InSight de la NASA aterriza en Marte


En el video, una animación mostrando la llegada de la nave a su destino, momento de algarabía en la NASA.

La misión InSight ha aterrizado en Marte para estudiar el interior del planeta, a fin de resolver la incógnita sobre si aún alberga algo de actividad en sus entrañas.

Todo el equipo de la NASA ha celebrado el éxito de esta primera fase de la misión, ya que se trataba de un complejo proceso de aterrizaje. “Cualquier sistema que no funcionara o lo hiciera a destiempo podría haber echado a perder la misión”, ha resaltado Jorge Pla-García, astrofísico del Centro de Astrobiología (CAB) y operador de la estación meteorológica a bordo de la misión.

Unos 40 días después de tomar tierra un brazo robótico depositará sobre el suelo uno de los dos instrumentos principales de la misión: un sismómetro “cuyo péndulo es capaz de detectar movimientos de una cien mil millonésima parte de un metro”, explica Pla-García. El segundo instrumento es un percutor que penetrará hasta cinco metros en el suelo marciano dejando sensores de temperatura en su camino.


Fuente: El País Ciencia
También te puede interesar:

- Ir arriba -