Ir al contenido


NASA - 3. página

Imágenes del meteorito que impactó en la Luna

El video difundido por la NASA muestra un espectáculo increíble, que sucedió hace dos meses, más exactamente el 17 de marzo: la caída de una roca espacial de unos 88 kilos que se estrelló contra nuestro satélite natural y produjo una explosión 10 veces mayor que cualquiera otra vista antes.

Según los científicos, la explosión que produjo el breve destello visible desde la Tierra y similar al de una estrella de cuarta magnitud, fue equivalente a cinco toneladas de TNT. Podría haber creado un cráter de hasta más de 18 metros de ancho en la superficie lunar. La fuerza del impacto probablemente derritió la roca y liberó gases incandescentes que explicarían en gran resplandor, según publicó la NASA.

Los investigadores creen que el impacto se relaciona con una lluvia de meteoritos vista en el hemisferio norte a ese mismo día.

Fuente: 24Horas

Basura sobre nuestras cabezas

Hace un tiempo hablabamos aquí acerca de la cantidad de satélites que están orbitando la tierra, un número a la vez asombroso y preocupante, ya que la muchos de ellos han dejado de funcionar hace tiempo y sólo esperan el momento de caer sobre nuestras cabezas.

Ahora publica Microsiervos un video original de Online Satellite Calculations, que muestra en tiempo real la posición de cada uno y su órbita. Y lo explican así:

Según los datos de Online Satellite Calculations de los ~13.000 satélites que hay orbitando la Tierra solo están funcionando realmente unos 3.500: el resto están clasificados como basura espacial, lo cual empieza a ser un problema. Antes que eso, otros ~20.000 ya cayeron cuando terminó su vida útil.

Aquí, el video:

Nos cuentan además los amigos de Microsiervos, que “actualmente hay proyectos sobre el papel para duplicar o triplicar la vida útil de esos ingenios espaciales mediante una especie de gasolineras-taller espaciales que los recargarían de combustible y los repararían en órbita.”

Neil Armstrong, el héroe de una aventura fascinante

La fría crónica dice “Neil Armstrong, el primer hombre en pisar la Luna el 21 de julio de 1969 durante la misión estadounidense de Apollo 11, ha muerto a los 82 años de edad debido a complicaciones en el corazón después de una operación llevada a cabo hace tres semanas.”

Yo en cambio, hubiera escrito: “Mi héroe de la infancia, el hombre que pegó el más grande salto de la historia pero le cedió el crédito a la humanidad; ese genial, disciplinado y a la vez osado piloto que puso su pié en un suelo polvoriento -no, al final no era de queso-, aquel que cumplió el sueño de Verne y de Méliès, ese hombre partió en el viaje de todos los viajes. Pero mas allá de la pena, nos quedan el respeto y la admiración por este protagonista fundamental de la que tal vez sea la más grande aventura tecnológica de la historia.”

Bueno, eso escribiría yo.

Los conspiracionistas que no quieren ni pueden convencerse de que el genio humano es capaz de proezas como esta cuando trabajan juntos por un propósito mayor, dirán que sólo se trató de un buen actor. Allá ellos.

Yo prefiero imagenes como las de más abajo. La humanidad puede aventuras como esta y mucho más. El piloto Neil A. Armstrong, a quién hoy despedimos, comandó una de ellas.

Los siete minutos de terror

Así llaman en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, a los minutos en que un vehículo pierde contacto con el Centro Espacial mientras ingresa en la atmósfera marciana. Tal fue el caso del rover Curiosity, que llevó a cabo una serie de complejísimas maniobras hasta tocar suelo en Marte, todas ellas en forma automática.

El aterrizaje -la RAE recomienda llamarlo así, porque se posa en tierra firme aunque sea en Marte-, que tuvo lugar el pasado 5 de agosto, se explica en este video de la NASA. Entre otros expertos, aparece en él Miguel San Martín, el ingeniero argentino que diseñó el programa de aterrizaje.

Atardecer marciano

Esta asombrosa foto fue tomada el 9 de marzo pasado por el rover Opportunity de la NASA. En ella, el vehículo capta su propia sombra en el atardecer mirando hacia el oriente a través del cráter Endeavour, de 22 km de diámetro, en Marte.

En el momento de tomar la foto el Opportunity estaba teniendo bajo nivel de energía solar debido al invierno marciano. El Opportunity ha estado estudiando el borde occidental del cráter Endeavour desde que llegó allí en agosto de 2011.

La cuenca interior del crater puede verse en la mitad superior. La imagen se presenta en falso color para hacer algunas diferencias entre los materiales y hacerlos más fáciles de ver.

Fuente: Observatorio Astronómico de Córdoba

Titan Mare Explorer

El “Titan Mare Explorer” o TIME probablemente se convierta en la primera inspección directa de un medio marino fuera de la Tierra. Aterrizaría y flotaría en un gran mar de metano y etano localizado en la luna de Saturno, Titán.

TIME permitiría medir directamente los componentes orgánicos en Titán a través de una exploración náutica de un mar extraterrestre, analizando su naturaleza y realizando un mapa de la línea costera.

Este proyecto está entre 3 finalistas para ser seleccionado por la NASA y tendría una fecha tentativa de lanzamiento entre el 2015 y el 2016.

Fuente: Observatorio Astronómico de Córdoba

Nuestra vida en Marte

Parece que nos acercamos rápidamente al futuro que sólo imaginábamos en los libros de ciencia ficción: en Marte se podrá vivir y cultivar los propios alimentos, según un informe que publica hoy teinteresa.es.

El logro sería posible a partir del programa desarrollado por la NASA bajo el nombre de Mars One, una experiencia en la que un asentamiento humano contará con todo lo necesario para vivir, incluida una cámara que registrará la vida allí.

El asentamiento en Marte buscará reproducir las condiciones óptimas para llevar una vida saluable y cómoda, con casas, áreas de trabajo y zonas de cultivo.

El diseño de las construcciones permitirá el ahorro y distribución del oxígeno necesario. Para las caminatas en el exterior se están diseñando trajes similares a los utilizados en la exploración lunar.

Una unidad de soporte vital, que incluye el suministro de energía solar, será la encargada de producir los recursos necesarios para el sostenimiento de la vida. Entre otras cuestiones vitales, extraerá y procesará el agua helada que hay en la superficie marciana. Esta unidad puede producir 1500 litros de agua y 120 kilos de oxígeno en 500 días.

En cuanto a la producción de alimentos, hace años que los científicos vienen trabajando en el cultivo de plantas y vegetales en el espacio. El Sistema de Alimentos de la NASA lleva tiempo trabajando en ello. Diseñaron un sistema biorregenerativo que incluye al tiempo, alimento y oxígeno. Se asegura que Marte tiene los mejores componentes para cultivar las plantas: magnesio, sodio, potasio y cloro, además de carbono. Perece ser que la tierra marciana es muy buena para el cultivo del espárrago, un vegetal que necesita suelos muy alcalinos para crecer.

No se menciona en el artículo el tema del manejo de los desperdicios, pero seguramente se estarán haciendo las previsiones del caso. No sea que también arruinemos a Marte con nuestra imprevisión.

Fuente de texto e imagen: teinteresa.es

Voyager 1, en el límite del sistema solar

En 1977 la NASA lanzó dos sondas, la Voyager 2 -el 20 de agosto- y la Voyager 1 -el 5 de setiembre. La misión: explorar el espacio.

El hecho es que luego de casi 35 años de viajar por el espacio -aunque por rutas distintas-, la sonda Voyager 1 ha logrado un nuevo hito en su historia: alcanzó el límite de nuestro sistema solar.

Ambas sondas han enviado una gran cantidad de información mientras alcanzaban la Heliopausa, el límite de influencia del Sol, y seguirán haciendo historia hasta el 2025, año estimado para el fin de la vida útil de sus baterías de plutonio. Dejarán entonces de emitir su señal de radio 20W de potencia y no se recibirá más información.

Las dos Voyager cargan con un disco de oro que contiene información relevada y organizada en su momento por un comité científico que fue presidido por Carl Sagan. Lleva grabada, por ejemplo, una selección de músicas de distintas regiones del planeta, saludos en varios idiomas y las características de nuestro planeta y del ser humano, entre otra información relevante.

[Fuente: Alt1040 – Imagen: NASA]


Adenda del 19/6: El colega Ricardo Leitner me recuerda de este video, de la serie “Cosmos” de Carl Segan, en la que se relata la historia de estas maravillas de la tecnología llamadas Voyager. Tiene subtítulos, que se activan haciendo clic en CC.

Científicos reclaman la vuelta a la Luna

Científicos provienentes de varios países europeos lanzarán en breve un paper a modo de solicitud oficial a la NASA, para que retome el objetivo de volver a la Luna como programa espacial fundamental.

El documento estará firmado por autores que provienen de grandes instituciones académicas europeas, entre las que se encuentran el Birkbeck College en Londres, la Open University, el Natural History Museum, el King´s College y la Universidad de Edimburgo.

La NASA ya se pronunció oficialmente en cuanto a sus planes a futuro: la exploración de asteroides.

El paper será publicado en las revistas Planetary y Space Science con el título de “The Scientific Rationale for Resuming Lunar Surface Exploration”.

Según los científicos existirían razones de peso para volver allí, y están todas referidas a la importancia de la geología de la Luna: tanto el origen Tierra-Luna como el desarrollo geológico de planetas rocosos, son los puntos de interés que los científicos alegan para que la exploración lunar vuelva a los primeros lugares en el interés de la Agencia Aeroespacial norteamericana.

El documento está dividido en tres partes, tituladas “La ciencia y la Luna: Sobre el estudio de su geología”, “La ciencia en la Luna: Utilizar la Luna como plataforma para la investigación de las ciencias”, y “La ciencia de la Luna: La Luna como plataforma para los observatorios astronómicos”.

Científicos como Paul Spudis ya llevan un tiempo argumentando a favor del regreso a la Luna antes que investigar los asteroides. El argumento de Spudis añade a los méritos científicos, la facilidad de operar en la Luna y la utilización de los recursos allí encontrados.

Fuente: ALT1040

- Ir arriba -