Ir al contenido


Reinventando el olvido - 3. página

Entrevista en Motiva2

Motiva2 es un programa de entrevistas producido por AAM Studio que se emite por más de 20 canales de TV de nuestro país y el exterior.

En una amena charla con su conductora Virginia Cusmai y bajo la atenta mirada del productor del ciclo, Alfredo Muñoz, recorrimos algunas cuestiones a tener en cuenta en el uso de las tecnologías digitales.

Centro de consumo

tim-berners-lee-internet

Sir Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web, ha declarado que está un poco harto de lo que ha terminado siendo la telaraña mundial.

En un artículo del New York Times que levanta el sitio especializado Xataka, se explican los porqué de sus palabras: la red se ha convertido en un gigantesco y poderoso mecanismo de espiar y monitorizar todo lo que hacemos en ella.

Berners-Lee se ha puesto entonces a trabajar junto a un grupo de expertos para tratar de resolver estos problemas. El objetivo es crear una web distinta, descentralizada y que no esté sujeta al control por parte de gobiernos y empresas. Es decir, lo que alguna vez fue.

Lo cierto es -y esto lo decimos nosotros- que la red es lo que hemos hecho de ella: un centro de consumo. Hoy en día, sólo el 20% de lo que hacemos en ella refiere a la lectura de contenidos, que fue la razón de ser en el origen de la red: el acceso a la información. El resto es comunicación, comercio y entretenimiento. Lo que no estaría mal, si no fuera por la avidez consumista de los usuarios. Y sin dudas eso fue lo que despertó a la bestia dormida: toda una industria se generó a partir de esa avidez, con carreras nuevas, cargos creados y gurús incluídos. Vender, vender, vender, es la consigna: productos, publicidad, información, datos, y un largo etcétera.

Me permito disentir con el Sr. Berners-Lee en que no hay que cambiar internet: lo que hay que cambiar en realidad es esta cultura consumista, porque lo volverán a hacer cualquiera sea el formato.

Pero bueno, Sir Tim y compañía son los que saben, vamos a dejarlos hacer.

A propósito, muchos de los que opinan -no es el caso de Berners-Lee, claro- no pueden explicar qué es internet. Harían bien en aprender la diferencia entre internet, la web, servicios, etcétera, como para no confundirse y por ejemplo, dejar de llamar a este señor, “padre de internet”.

El debate está abierto.

Un gigante de la publicidad.

Mientras usted está conectado a Facebook, por ejemplo, la red puede ver prácticamente cualquier otro sitio web que visite. Incluso cuando usted está desconectado, Facebook sabe mucho de su navegación: es alertado cada vez que se carga una página con un botón de “Me gusta” o “compartir”, o un anuncio procedente de su red Atlas. Facebook también ofrece a los editores una pieza de código llamada Facebook Píxel, que ellos (y, por extensión, Facebook) pueden utilizar para registrar a los visitantes que son usuarios de Facebook. (…) Cuando se combina con la información que usted le dio a Facebook a través de su perfil y sus clics, usted termina con lo que es posiblemente el perfil de consumidor más completo en la tierra: una instantánea no sólo de su actividad en Facebook, sino además de su comportamiento en el mundo en (y fuera de) línea.(…) Estas instantáneas son con frecuencia incompletas y defectuosas, hay que señalar -después de todo, se basan en un montón de suposiciones. Pero, en general, son lo suficientemente buenas como para haber hecho de Facebook un gigante de la publicidad.
Caitlin Dewey, en “98 personal data points that Facebook uses to target ads to you”, publicado en The Washington Post.

Las redes sociales en la elección de futuros empleados

redes432

El 48% de los directores de Recursos Humanos utiliza las redes sociales como referencia para seleccionar futuros empleados. De ese porcentaje, el 53% admite que la información que ha visto en las redes le ha llevado a rechazar un postulante en más de una oportunidad. Este complejo panorama surge de un estudio interno de Adecco Argentina, la filial local de la consultoría de RR.HH. de alcance internacional.

En la práctica, esto significa que el candidato podría mostrar una presencia impecable en la entrevista laboral pero, con una mínima investigación, los reclutadores podrían encontrar al candidato online bajo un nombre poco adecuado, con fotografías algo subidas de tono o como miembro de círculos poco adecuados para la organización en la que se busca entrar a trabajar. De este modo, la información sobre la vida profesional o académica se convierte en una vidriera para exponer las fortalezas y los talentos personales. O todo lo contrario.

Lo recomendable, según aconsejan, es establecer un perfil sobrio. ¿Cómo lograrlo? Aquí, algunos consejos para quienes se encuentran en la búsqueda:

  • Elegir fotos de portada y de perfil bien estudiadas y naturales, y al mismo tiempo adecuadas a la imagen personal que se quiera proyectar. Evitar los enlaces de fotografías de fiestas o en situaciones que puedan parecer graciosas para el círculo íntimo de amigos, pero que seguramente el empleador no querrá ver en su próximo candidato.
  • Utilizar el mismo nombre de usuario en todas las redes sociales ayuda a que los reclutadores puedan encontrar el perfil con facilidad.
  • Completar la información que solicita el perfil al 100%, y que sea igual en todas las redes que se utilicen.
  • Aprovechar las redes sociales para crecer profesionalmente, participando en páginas y grupos, y realizando comentarios acertados para acercarse a reclutadores y gente con la que se pueda hacer negocios o generar vínculos profesionales.
  • Usar siempre vocabulario positivo, los comentarios agresivos o pesimistas pueden perjudicar la imagen pública.
  • Crear un blog o web para compartir información y experiencias profesionales, generará una buena imagen profesional.

En nuestras charlas sobre seguridad en internet solemos decir que la identidad digital debe construirse. Si asumimos que todo lo que hacemos en internet deja un rastro, cualquier esfuerzo de nuestra parte al respecto debería tender a crear, no una imagen falsa o artificial, sino una que refleje lo más claramente y exactamente nuestra identidad en el mundo analógico.

Seguramente será mucho más provechoso si somos nosotros mismos quienes definimos nuestro perfil en el mundo virtual. 

Fuente: Información de prensa de Adecco Argentina.

My Activity, nueva herramienta de Google para el control de nuestros datos

myact

Días atrás, revisando una vez más mi historial de Google -al que accedía habitualmente tipeando history.google.com para controlar el registro que el navegador lleva de cada búsqueda que realizamos y cada click que hicimos en sus anuncios-  encuentro que me redirecciona a su nueva herramienta digital llamada My Activity -Mi actividad, en nuestro idioma-, con la que afirman devolverle al usuario el control de toda información que guardan en sus servidores.

Esto significa que no sólo podremos seguir el rastro de nuestras actividades virtuales -una enorme cantidad de información altamente personalizada, que Google usa para mostrar los anuncios que supuestamente nos interesan-, sino además borrarlas individualmente, por fechas o en su conjunto, tanto de la computadora como de los dispositivos móviles que usemos.

Como es habitual, se accede al servicio ingresando mediante una cuenta de Gmail.

Una línea de tiempo resume todas las actividades del usuario en cualquiera de los servicios de Google -como Maps, las búsquedas, YouTube, etc.- Como es de suponer, no aparecerán en la línea de tiempo las acciones realizadas en forma anónima o con otros navegadores.

Si bien a simple vista puede aparecer como un poco complejo para el usuario inexperto, con un simple recorrido de los menúes y algo de tiempo para experimentar las distintas opciones podremos tomar el control de aquello que Google almacena.

Al menos, en teoría. 

Internet en un minuto, actualizado

Mediciones actualizadas, de la mano de Excelacom¿qué sucede en internet en un minuto?

CitlbraWgAAfs0t

Algunos números que sorprenden: en un minuto circulan por la red de redes 347.222 de tweets, 20.8 millones de WhatsApp, 150 millones emails o 38.000 fotos son publicadas en Instagram.

Como decimos en nuestras charlas sobre seguridad y privacidad en internet, de este impresionante caudal de información sólo un 20% de ella refiere a la lectura de contenidos. El 80% restante es comunicación y entretenimiento, lo que implica una cantidad monumental de información personal y laboral circulando por las redes y dejando un rastro de nuestros gustos, preferencias y actividades. Un riesgo potencial que compromete nuestra privacidad en internet.

Sin dudas, una cuestión para reflexionar. 

Fuente: Excelacom

Jornada en Rosario sobre tecnología, inclusión y solidaridad

SMI-logow500

Hoy tuvo lugar en la Sala Lavardén de nuestra ciudad, el evento solidario SMI@R – Social Media Inclusive en Rosario. Para la ocasión fui invitado a disertar sobre el tema de la privacidad y la construcción de una ciudadanía digital segura, por su organizador Daniel Krichman.

Se trató de “un evento social orientado a la promoción de las tecnologías como insumos de bajo costo, poniendo la solidaridad como único requisito para participar y un objetivo más de esta jornada de promoción de la utilización de herramientas tecnológicas”, según pudo leerse en el sitio del evento. La propuesta solidaria del evento incluyó recaudar alimentos envasados para ser donados a Rosario Solidaria, organización comunitaria de nuestra ciudad.

El evento se desarrolló con gran dinamismo y recorriendo los temas más variados, pero con un hilo conductor: la tecnología y la solidaridad como herramientas. Comenzó cerca de las 10 de la mañana con un fragmento en video de una conferencia de Jesús Martín Barbero, y a continuación con las palabras de Daniel Krichman, para dar paso luego al primer orador, Ángel Fernández, quién se refirió a “Un nuevo imposible: aprender a usar tecnología”.

La continuidad de disertantes y temas abordados fue la siguiente:

  • Ángel Eulises Ortiz, desde Colombia, con “Blogger para emprendedores”, vía hangout.
  • Federico Caramella, “Oportunidades por tiempo limitado – Cómo las tecnologías nos abren nuevas posibilidades, pero con fecha de vencimiento.”
  • Fabián Longhitano, “Customer experience: la era del cliente.”
  • Daniel Krichman, “¿Qué es una oportunidad? Internet es el otro.”
  • Carlos Pablak, “Usabilidad y accesibilidad.”

Seguidamente fue el turno de quién esto escribe, con el título “Internet no olvida – Algunas claves para construir nuestra identidad como ciudadanos en la cultura digital de forma segura.”

A continuación,

  • Marina Giannone – Pablo Botta, “Carpoolear: Viajemos sustentable.”
  • Edgardo A. Maidana, “Tu producto no es tu producto, es tu historia.”

Hubo además, momentos para sorteos: dos packs de una hora de consultoría cada una, por cada orador, y 2 vouchers con créditos para el servicio de una de las empresas auspiciantes.

Aquí, algunos momentos de la jornada y sus disertantes:

En palabras de Barbero, fue esta una jornada en la que recorrimos “los nuevos modos de estar juntos”, porque “todo lo que sabemos, lo sabemos entre todos”.

Fue realmente un privilegio compartir la estupenda jornada con disertantes tan notables, y con un público que acompañó con entusiasmo cada presentación. Muchas gracias una vez más, a Daniel y sus colaboradores.

¡Ya esperamos con anticipación la próxima!


[El video completo original de la conferencia de Jesús Martín Barbero se encuentra haciendo clic aquí]

Prácticas desleales

csweet

Como nuestros lectores ya han notado seguramente, durante esta semana estuve actualizando el blog, tema nuevo incluido. Apenas terminé de instalar el tema nuevo, comenzaron a aparecer pop-ups con publicidad, no deseados y potencialmente maliciosos, cosa que nunca antes había sucedido.

Después de revisar el sitio sin encontrar la causa del cambio, comencé a recorrer foros y sitios especializados hasta que encontré la causa: increíblemente, el CAPTCHA que estaba usando, sweetCaptcha, era el culpable.

Resulta que en los Términos de Uso de sweetCAPTCHA, en el punto “El uso de los Servicios” dice:

5.2 Usted reconoce que dentro del servicio sweetCAPTCHA y /o API sweetCAPTCHA, podría incluirse contenido de terceros que se mostrará a los efectos de la interacción del usuario. Este contenido puede incluir, pero no se limita, a los anuncios, banners, enlaces, campos de entrada del motor de búsqueda, etc.

Listo. Era todo lo que necesitaban para contar con el permiso para la práctica desleal. Mi problema, claro, comenzó por no leer los términos y condiciones, pero convengamos que uno no espera que un servicio creado para combatir el spam sea justamente, spammer, con el propósito de financiarse.

Por supuesto, desinstalé el plugin infame y el problema desapareció. Porque claro, nunca se termina de aprender.


Más información y la explicación técnica del problema, en SucuriBlog.

La aplicación SimSimi renueva temores de abuso

simsimiComo tantas otras aplicaciones que se viralizan, SimSimi no se queda atrás en concitar la atención de medios y especialistas.

Yo mismo, que ya había oído de ella, me sorprendí días atrás con el enorme entusiasmo que genera la aplicación en mis alumnos de primer año del secundario. Sobre todo, porque según advierte la app en la descarga es para mayores de 17 años, y estos chicos que no llegan aun a los 13 se interrumpían y tapaban unos a otros en su esfuerzo por contarme de qué se trata la cosa.

Aunque son tan comunes estas explosiones de entusiasmo por las aplicaciones de moda -Preguntados, Angry Birds y demases hicieron punta en su momento-, en este caso están nuestros chicos de por medio, y eso siempre hace sonar las alarmas.

Leyendo algunas publicaciones al respecto me encuentro con toda una gama de opiniones y comentarios, desde aquellos que dicen que es inofensiva y la usina de rumores sólo es una cuestión de marketing, hasta quienes aseguran que nos hallamos ante una app que se utilizaría para la trata de personas.

¿Qué es SimSimi?

Se trata una aplicación que recopila información y simula el comportamiento de un sistema de inteligencia artificial, dando respuestas que generan una conversación medianamente coherente, aunque en ocasiones esas respuestas sean inconexas y aun groseras. Es decir, le hacemos una pregunta o le comentamos algo personal y la app responde según lo que escribimos y la información que tiene almacenada en una base de datos enorme con la que cuenta.

De todos modos, y creemos que con buen criterio, la justicia de la provincia de Neuquén decidió hacer caso de la preocupación de algunos padres y las denuncias al respecto, iniciando una investigación por un supuesto uso para captar menores de edad.

El juez de faltas de la localidad de Rincón de los Sauces José Luis Miranda, citado por el diario El Tribuno de Salta, explicó que si bien aseguran que nadie puede ver el número telefónico o enviar mensajes, “sorprende la rapidez con la que se contesta y hasta manipula la cámara frontal del teléfono para ver quién es la persona que lo está usando o saber cuál es la ubicación exacta a través del GPS.”

Sin embargo, la Fiscalía de Delitos Sexuales solicitó información más precisa a Miranda, porque no hay denuncias policiales.

Lo real y concreto de esto es que los chicos brindan mucha información y muy abiertamente cuando usan la aplicación, y lo hacen justamente porque están jugando. Y aunque se trate de una moda pasajera, no deberíamos dejar solos a nuestros chicos en internet.


Fuentes:
Alertan por aplicación que se utilizaría para trata de personas. (8 de abril de 2016). El Tribuno (Salta). Recuperado de http://www.eltribuno.info/
Qué es SimSimi y por qué le temen. (8 de abril de 2016). Diario de Cuyo (San Juan). Recuperado de http://www.diariodecuyo.com.ar/

Google sabe todo sobre nosotros

En cuanto a Google, cuyo número de usuarios sobrepasa los mil millones, dispone de un impresionante número de sensores para espiar el comportamiento de cada usuario: el motor Google Search, por ejemplo, permite saber dónde se encuentra el internauta, lo que busca y en qué momento. El navegador Google Chrome, megachivato, envía directamente a Alphabet (empresa matriz de Google) todo lo que hace el usuario en materia de navegación. Google Analytics elabora estadísticas muy precisas de las consultas de los internautas en la red. Google Plus recoge información complementaria y la mezcla. Gmail analiza la correspondencia intercambiada, lo cual revela mucho sobre el emisor y sus contactos. El servicio DNS (Domain Name System, o Sistema de Nombres de Dominio), de Google, analiza los sitios visitados. YouTube, el servicio de videos más consultado del mundo, que pertenece también a Google y, por tanto, a Alphabet, registra todo lo que hacemos en él. Google Maps identifica el lugar en que nos encontramos, adónde vamos, cuándo y por qué itinerario… AdWords sabe lo que queremos vender o promocionar. Y desde el momento en que encendemos un smartphone con Android, Google sabe inmediatamente dónde estamos y qué estamos haciendo. Nadie nos obliga a recurrir a Google, pero cuando lo hacemos la empresa sabe todo de nosotros. Y, según Julian Assange, inmediatamente informa de ello a las autoridades estadunidenses.
[Ignacio Ramonet, periodista español]

- Ir arriba -